Más educación = menos violencia

Max Loría
Director del Programa de Seguridad y Prevención de la Violencia
FUNPADEM

Uno de los principales retos de Centro América es mejorar y elevar sus niveles de educación y formación del recurso humano. Para eso, es clave avanzar en las reformas educativas para que cada vez menos jóvenes abandonen sus estudios y puedan terminar la secundaria.

En Costa Rica, El Ministerio de Educación Pública acaba de confirmar que la deserción en los Colegios sigue disminuyendo (http://www.nacion.com/nacional/educacion/Golpe-matonismo-visitas-abandono-colegial_0_1448255198.html). Esto es por supuesto una excelente noticia especialmente para cada uno de esos muchachos que siguen estudiando, y están prontos a terminar su bachillerato. Una gran ventana de oportunidades se abre en la vida de cada uno de ellos, sobre todo si deciden continuar a nivel universitario o incluso de alguna especialidad técnica. También es una excelente noticia para el país. La disminución de la deserción tendrá efectos en la disminución de la desigualdad, en la construcción de una economía más competitiva y en general podremos contar con un recurso humano más calificado. Lo más importante es que cada uno de estos muchachos será un mejor ciudadano.

Menos deserción en colegio significa también un país con menos violencia. Esto no es un solo un principio ideológico o una aspiración progresista. Recuerdo que el Observatorio de la Violencia del Vice-Ministerio de Paz había establecido una relación de alrededor del 30% entre la disminución de la deserción y la disminución de los asaltos en el 2012. Así que es también una constatación empírica: Si queremos menos asaltos necesitamos que más jóvenes terminen el Colegio.

Buenas prácticas. Pero está también la cara de la otra moneda. Los estudiantes abandonan el Colegio por diversas razones, una de ellas las situaciones de violencia y “bullyng”. Un estudio del PNUD-MEP-UNICEF encontró que en un 17% de los estudiantes de séptimo año decían tener posibilidades altas o muy altas de abandonar el Colegio por la violencia.

Para este problema el Ministerio de Educación definió una estrategia denominada El “Plan Convivir”(http://www.unicef.org/costarica/docs/cr_pub_Guia_Estrategia_Convivencia_en_Centros_Educativos.pdf) que buscó disminuir la violencia en los centros educativos a través de la promoción de muchas actividades culturales, artísticas, deportivas, recreativas. Se promovió intensamente la Resolución Alternativa de Conflictos y la Cultura de Paz dentro de los Colegios, y estos debían hacer su “Plan Institucional de Convivencia”. Hoy los maestros explican que una de las razones por las cuales los estudiantes se mantienen en el colegio es por esas actividades, que mucho tienen su origen en ese Plan Convivir.

También el MEP se preocupó por desarrollar Protocolos de Actuación específicos para atender diferentes situaciones de violencia dentro de los Colegios. (http://www.nacion.com/nacional/comunidades/Profesores-entrenan-enfrentar-matonismo-colegios_0_1295870464.html).  Con anterioridad los docentes y autoridades no sabían que hacer en caso del “bullyng”, de la venta o consumo de drogas, de la presencia de armas de fuego o del acoso sexual. Ahora, frente a estas situaciones se cuenta con Protocolos de Actuación claros, que los mismos maestros dicen han ayudado a disminuir la deserción.

En resumen, esta es una excelente noticia que celebramos.  Centro América requiere de esfuerzos importantes para disminuir la deserción colegial para poder sociedades con más paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: