En defensa de la Policía Comunitaria

Por Max Loría Ramírez
Director del Programa de Prevención de la Violencia y Seguridad
FUNPADEM

Fue en los años 90 cuando el Gobierno de Costa Rica impulsó la creación de la Unidad de Seguridad Comunitaria, primero dentro de la Escuela Nacional de Policía, y luego como un ente asesor de la Dirección General de la Fuerza Pública (Decretos Ejecutivos 23.881 y 26.839 de 1994 y 1998 respectivamente). Durante ese periodo, se desarrolló la primera experiencia piloto de policía comunitaria en ese país, que se ejecutó en el Distrito de Hatillo del cantón de San José. La ejecución se ha considerado exitosa según evaluaciones del Ministerio de Seguridad Pública y de organismos de cooperación internacional.

Con el tiempo, el modelo de policía se consolida y se expande por toda la región. Hoy en todos los países hay experiencias de policía comunitaria, o de alguna de sus variaciones como la llamada Policía de Proximidad inspirada en el modelo español, o los “Planes Cuadrantes”, que vienen más bien de la experiencia desarrollada en Chile y Colombia. En todos los casos, las evaluaciones desarrolladas demuestran que estos esfuerzos por acercar las autoridades de policía con las organizaciones de la comunidad, tienen buenos resultados en cuanto a la disminución de algunos delitos, pero especialmente en cuanto a la mejoría del sentimiento de la población y de la imagen de la policía.

Recientemente Mauricio Garcia escribió en el “Blog Sin Miedos”, del Banco Interamericano de Desarrollo, cinco elementos para construir una policía comunitaria de verdad (http://blogs.iadb.org/sinmiedos/2014/12/02/cinco-elementos-que-construyen-una-policia-comunitaria/). Vale la pena repasarlos:

  1. ACTIVA PARTICIPACIÓN DE LA COMUNIDAD: El paradigma de la policía comunitaria o policía de proximidad se refiere a un modelo de policía que se enfoca en el servicio y parte de un estilo participativo en la toma de decisiones. La orientación al servicio de la policía comunitaria le permite entender mejor y llevar adelante las responsabilidades sociales y políticas de la policía, así como reducir la actitud confrontacional entre la policía y la comunidad. También las relaciones con otras instituciones del Estado son claves, así como con organizaciones de la sociedad civil. Es un modelo inclusivo en todo sentido, pues requiere el concurso de todos los actores sociales e institucionales, tanto a nivel nacional como local para la implementación de los planes de prevención de la violencia
  1. AUTONOMÍA PARA TOMAR DECISIONES: Relacionado con lo anterior, la policía comunitaria es un modelo que da autonomía  profesional a los oficiales para que desarrollen su conocimiento y se orienten hacia sus responsabilidades sociales. Las relaciones con la comunidad son claves, pues ayudan a entender y enfrentar mejor el delito y la percepción de temor de los ciudadanos. Esto se contrapone con una policía basada en una estructura militar, con mayor rigidez jerárquica, donde un policía debe seguir las órdenes de los mandos superiores.
  1. INVOLUCRA TODO EL CUERPO POLICIAL: No basta con que un policía tenga mayor autonomía. La policía comunitaria es una filosofía que debe ser recogida por todas las áreas de la policía.
  1. TRABAJO CON UN ENFOQUE PROACTIVO: Otro de los paradigmas modernos muy vinculados es el de policía orientada a problemas. Lo que busca esta estrategia es un enfoque más proactivo y menos reactivo a los incidentes a los que respondía la policía de manera individual. De esta manera, el policía podría concentrarse más en los “problemas” que en los casos aislados. Estos “problemas” son incidentes de origen similar, que permiten a los oficiales entrenados encontrar patrones, causas comunes que puedan ser tratadas de una manera más proactiva. Esta estrategia implicó un cambio radical en el trabajo policial tradicional de simple respuesta a denuncias.
  1. PROGRAMAS BASADOS EN EVIDENCIA CIENTÍFICA: El paradigma de policía basada en evidencias se refiere a que el trabajo policial se debe basar en la evidencia científica de lo que funciona mejor. Se debe utilizar a la investigación científica para evaluar y guiar la práctica policial.

Como mencionamos, estas estrategias han demostrado tener buenos resultados para mejorar la seguridad ciudadana de manera en nuestros países. Deberíamos profundizar las reformas de las policías para siempre mantenerlas más cerca de la comunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: