¿CELAC versus la OEA? A propósito de la III Cumbre de la CELAC en Costa Rica

Randall Arias S.

Director Ejecutivo de FUNPADEM

El 28 y 29 de enero próximos se realizará en Costa Rica la III Reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), al ejercer Costa Rica  la Presidencia Pro Témpore de este mecanismo intergubernamental de diálogo y concertación política. La CELAC tiene como propósito avanzar en la integración de la región, “haciendo un sabio equilibrio entre la unidad y la diversidad política, económica, social y cultural de los 600 millones de habitantes de América Latina y el Caribe”. (Culto, 2014)

Esta III Cumbre tiene como lema “Construyendo juntos”, y su tema principal es “la lucha contra la pobreza, con un énfasis en transparencia, la rendición de cuentas  y la lucha contra la corrupción” (Ídem). Pero además tiene una agenda que incluye más de 20 temas, entre los cuales se encuentran la lucha contra el desarme, la gobernanza en la Internet, la Agenda post 2015, el financiamiento para el desarrollo, la solidaridad con los países sin litoral, el cambio climático, asuntos financieros, armas convencionales, los pequeños Estados insulares en desarrollo, lucha contra el terrorismo, países de renta media,  el fortalecimiento del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, entre otros.

Vemos entonces que el tema es la lucha contra la pobreza, pero tiene una enorme agenda de múltiples otros temas, en donde destacan; por su ausencia, la Democracia y la Libertad de Expresión. De todas formas esta reunión ya tiene demasiados temas que tratar, para un encuentro de apenas 2 días.

Por ello, este evento se convierte en un momento oportuno para reflexionar acerca del verdadero valor de la CELAC para la región, más allá de la grandilocuencia de una Cumbre de Presidentes y Jefes de Estado. Lamentablemente, esta valoración es imposible de hacer sin el obligado contraste con la OEA, debido a que es ampliamente conocido que la CELAC surge como un foro latinoamericano alternativo a la OEA (así lo dijo expresamente Hugo Chávez en la reunión constitutiva en Caracas en el 2011), inspirada por el Bloque del ALBA.

La CELAC surge como un contrapeso del “Sur” de América (incluyendo a América Central y México) ante el papel predominante que tiene el Norte (ya no visto como Norteamérica, sino como los poderosos Estados Unidos y Canadá). Recordemos que los Estados Unidos tienen un peso sobredimensionado en la OEA, pero debe reconocerse, con tristeza, que ningún Gobierno de la región quiere asumir el financiamiento de casi la mitad del presupuesto ordinario de la OEA. Y puede ser cierto que quien paga el mariachi escoge las canciones. Lógicamente no debería ser así.

Desde esta perspectiva, en cuanto al origen e intencionalidad política de la CELAC, este foro adolece de un objetivo propositivo. Tiene más bien un origen excluyente y negativo, ya que surge de la oposición al poder del Norte anglosajón y rico.  Recordemos que la CELAC incluye 33 de los 35 países del continente, excluyendo solamente a Estados Unidos y Canadá. Asimismo, incluye a Cuba que hoy sigue sin formar parte de la OEA, a pesar de habérsele abierto la oportunidad de reincorporarse luego de la Asamblea General de Honduras en el 2009.

Evidentemente los propósitos formales de la CELAC, al inicio señalados, son nobles y muy bienvenidos. Sin embargo, no está de más recordar que el continente tiene a la OEA, que a pesar de sus debilidades y defectos, ha sido una institución con importantes logros. Sobre todo, alberga en su seno lo más valioso  que tiene nuestro continente: el Sistema Interamericano de Derechos, con sus instituciones claves como son la Corte y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Y es aquí donde las interpretaciones son difíciles de soslayar. Bien se sabe que algunos países del ALBA (especialmente Ecuador y Venezuela) han sido fieros críticos de este Sistema y en especial de las decisiones de la Comisión y la Corte, particularmente en materia de Libertad de Expresión. Además, los intentos realizados en el seno de la OEA para limitar su accionar por parte de este bloque, lo cual ha sido rechazado por la mayoría demócrata de la región.

Es importante recordar también la incomodidad que ha generado para algunos Gobiernos la Carta Democrática Interamericana (2001), el último gran logro del sistema interamericano. La cual ha sido vista como un obstáculo con el paulatino surgimiento de regímenes que operan al límite de la democracia formal, y que se incomodan con la libre competencia electoral, así como con la prensa libre e independiente.

Dicho lo anterior, por supuesto que siempre se celebra cualquier esfuerzo de integración regional. Además, tiene la virtud la CELAC de incluir a Cuba, la cual no ha querido regresar a la OEA.

Sin embargo, y regresando a la próxima reunión en Costa Rica, si se le critica a la OEA sus serios problemas para tomar decisiones y realizar acciones relevantes ¡qué se puede esperar de esta III Cumbre de finales de enero que tiene “apenas” 27 temas de agenda! ¿Qué acuerdos y resultados concretos se pueden lograr en una reunión de Presidentes y Cancilleres de apenas 2 días?

La CELAC es una iniciativa valiosa para acercar cada vez más a los Gobiernos y pueblos de la América Latina. Pero falta más diálogo y acercamiento entre los pueblos, y bastante menos entre los Gobiernos y sus burocracias, a veces insensibles a las verdades necesidades de las personas, especialmente de las más pobres.

Ojalá que la CELAC logre complementar y mejorar en aquéllos aspectos en los que la OEA y los diferentes sistemas de integración regional han sido deficitarios o simplemente ausentes. No tiene sentido seguir creando espacios y foros que vengan siempre a sustituir a los anteriores, especialmente cuando algunos como el Sistema Interamericano de Derechos Humanos radicado en la OEA, han sido vitales en la lucha contra los autoritarismos y desvaríos de los gobiernos de la región.

Lo mejor que le puede pasar a América Latina es tener una OEA muy fuerte conviviendo con una CELAC con sus propios espacios y temas complementarios, cada una agregando un valor diferenciado. En donde, por un lado, se cuenta con la OEA como foro continental en donde los países pequeños y pobres tengan el mismo poder que los gigantes (Estados Unidos y Canadá). Por el otro lado, se cuenta con la CELAC como un espacio para deliberar en un plano de igualdad sobre los temas que realmente urgen a América Latina. Los cuales, en la dinámica continental de la OEA, no encuentran del todo el espacio, o al menos el más adecuado, para tomar decisiones con perspectiva latinoamericana.

En todo caso, al final lo más importante es que, ya sea que la CELAC o la OEA, tengan como Norte (o Sur, para los gustos ideológicos y/o geográficos) el bienestar de nuestros pueblos. Que mejoren sus condiciones de vida, sacando efectivamente de la pobreza  a los 164 de millones de personas pobres que hoy nos indignan, y garantizando la paz, la democracia y la libertad en el marco del respeto del Estado de Derecho.

Si tanto la CELAC como la OEA se enfocan y logran resultados en lo anterior, bienvenidos sean ambos así como cualquier otro foro y reunión de Presidentes. Ya sean de América Latina, de toda América, o de cualquier lugar del mundo. Si no es así, ¿entonces para qué otra Cumbre Presidencial que no marca ninguna diferencia para la vida de las personas, especialmente para las que viven en pobreza?

Culto, M. d. (2014). ¿Qué es CELAC? Sitio Oficial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe en Costa Rica. Obtenido de Sitio Oficial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe en Costa Rica: http://www.rree.go.cr/celac/index.php?sec=celac&cat=celac

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: