Democracia, elecciones y los jugadores con poder de veto en Guatemala

Daniel Matul
Escritor guatemalteco y profesor de la Universidad de Costa Rica

El próximo domingo seis de setiembre la economía más grande de Centroamérica llevará a cabo su quinto proceso electoral desde que en diciembre de 1996 se firmaron los acuerdos de paz. 

La ciudadanía guatemalteca deberá elegir no sólo, al Presidente y Vice-Presidente de la República; sino también Diputados y Diputadas al Congreso, Corporaciones Municipales de todo el país y las Diputaciones al Parlamento Centroamericano (titulares y suplentes).

En total, el padrón electoral registra 7.556.873 (siete millones quinientos cincuenta y seis mil ochocientos setenta y tres) ciudadanos que se espera vayan a las urnas este domingo. De acuerdo con los últimos estudios de opinión, a una semana de realizarse la elección, el panorama es vibrante. De acuerdo con la encuesta del periódico Prensa Libre, publicada hoy martes primero de setiembre, dos son los principales resultados. Por una parte, se observa un crecimiento interesante del candidato Jimmy Morales, del Frente de Convergencia Nacional (FCN), con un 16.2%.

Por otra parte, un estancamiento en el ascenso en la intención de voto a favor del candidato más fuerte, Manuel Baldizón, de Libertad Democrática Renovada (Líder), con un 24.9 %. La diferencia es mínima y con el descontento ciudadano que existe alrededor de la política, las cosas podrían decidirse el mismo domingo. La candidata de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), Sandra Torres, se ubica en un cercano tercer lugar con 14.7% del total de la intención de voto.

Debido a las serias denuncias que han surgido y la fuerte movilización social que se ha observado en los dos últimos meses, existen serias preocupaciones por la gestión electoral en medio de una situación política que el sistema democrático de los últimos veinte años no había experimentado antes.

La principal agrupación con posibilidades de acceder al poder llega altamente cuestionadas por sus implicaciones en casos sonados de corrupción o con vínculos con estructuras delincuenciales. Varios diputados de Líder han sido objeto de investigación por parte de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) por causas como tráfico de influencias, enriquecimiento ilícito y abuso de autoridad. Además, su candidato a Vice presidente fue vinculado a una fuerte red de lavado de dinero.

Las elecciones resultan muy importantes para un sistema político democrático, es cierto. Ello asegura la alternabilidad en el poder, la pluralidad y el equilibrio de los poderes. Sin embargo, para los sistemas políticos híbridos (acceso al poder mediante elecciones y ejercicio autoritario del mismo una vez realizada la contienda electoral), como el caso guatemalteco, es fundamental que estas elecciones sean altamente supervisadas y concurridas para consolidar la hibridación del sistema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: