Trabajo Infantil en América Latina y el Caribe

Por Lorraine Watkins
Pasante de FUNPADEM
Estudiante de American University, Washington DC.

En la fuerza laboral a nivel mundial, y en particular en los países en vías de desarrollo, los y las niñas constituyen un porcentaje angustiaste. El trabajo infantil es un acto totalmente reprochable y no puede ser tolerado en ninguna forma.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define el término “trabajo infantil” como “todo trabajo que priva a los niños de su niñez, su potencial y su dignidad, y que es perjudicial para su desarrollo físico y psicológico” En sus peores formas, el trabajo infantil puede implicar la esclavitud de los niños y niñas, la separación de sus familias y la exposición a graves peligros y enfermedades. Según el Artículo 3 del Convenio número 182 de la OIT, las formas de trabajo infantil prioritarias a erradicar incluyen todas formas de la esclavitud, la utilización de niños y niñas para la prostitución y la producciónn de pornografíaía, la utilizaciónn de niños y niñas para realizar acciones ilícitas.

Los sectores dónde hay una mayor cantidad de trabajo infantil son variados y responden a los cambios en el mercado y condiciones sociales. Sin embargo, es frecuente encontrar a la niñez realizar labores en la agricultura (con la gran mayoría; 59%), servicios, industria y trabajo doméstico (con una mayoría de niñas). Lo más preocupante, es que todos estos sectores se caracterizan por ser trabajos muy peligrosos y dañinos para el desarrollo de los niños y niñas.

En los últimos años el trabajo infantil ha disminuido en América Latina y el Caribe (ALC) sin embargo aún existe una cifra preocupante de 5,7 millones de niños y niñas en la fuerza laboral que aún no tiene la edad mínima para poder emplearse de manera regularen el mercado(catorce, establecido por las Naciones Unidos). La cifra aumenta a 13 millones, si incluimos a los jóvenes que aún no han cumplido los 18 años en América latina y el Caribe

En el 2013, varios gobiernos ampliaron los programas de protección social que directamente beneficiaran a los niños y niñas trabajadores y en riesgo. Por ejemplo, algunos países desarrollados elaboraron programas de transferencias monetarias condicionadas con la meta de asegurar que los niños y niñas permanecieran en la escuela e impidiéndoles participar en ocupaciones peligrosas. En la misma línea, Honduras adaptó sus programas sociales para dirigirse a las poblaciones indígenas y afrodescendientes. Aún más, Paraguay, Guyana y Colombia ratificaron la convención del OIT “Convenio sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos”(2011), que evita el abuso del trabajador y el trabajo infantil en el servicio doméstico. Brasil modificó su Programa Nacional para Eliminar el Trabajo Infantil para priorizar la asistencia a los municipios con las tasas más altas de trabajo infantil. Todos estos esfuerzos fueron un intento de avanzar en la lucha contra el trabajo infantil, que había sido insuficiente hasta ahora.

Entre los principales factores que perpetúan el trabajo infantil incluyen la pobreza y la exclusión social, movilidad laboral, la discriminación y la falta de protección social y oportunidades educativas, factores que son frecuentes de encontrar en las sociedades latinoamericanas. Asimismo, la falta de leyes fuertes contra el abuso laboral, la débil institucionalidad, el acceso limitado a la educación y la baja remuneración a la fuerza laboral infantil dificultan que los países latinoamericanos erradiquen el trabajo infantil. Además, los y las niñas indígenas, los y las niñas de las poblaciones afrodescendientes, y los y las niñas migrantes tiendan a tener una participación altamente desproporcional en comparación con las otras poblaciones, por lo cual los gobiernos latinoamericanos deberían fortalecer sus esfuerzos para erradicar el trabajo infantil en estas poblaciones en condición de vulnerabilidad..

Aún queda un largo camino para erradicar el trabajo infantil por completo. Los principales retos en la materia es la creación y/o fortalecimiento de los sistemas de inspección de trabajo, la creación de programas para poblaciones en condición de vulnerabilidad orientados a integrar y/o a mantener a los niños y niñas en la escuela, lejos de actividades ilícitas, fortalecimiento de la vigilancia y seguimiento del trabajo infantil y la sensibilización de la población en general son elementos cruciales en ls lucha contra trabajo infantil. Cabe resaltar, que es crucial para los países latinoamericanos expandir las escuelas públicas a los niños y niñas que no tienen acceso a la educación. Si hay barrios que no tienen ninguna oportunidad de educación, los niños y niñas tienen como única opción integrarse al mercado laboral. Lamentablemente, el trabajo infantil es un ciclo interminable, hasta que la pobreza puede ser revocada.

Es importante trabajar en el establecimiento de un sistema de vigilancia y seguimiento del trabajo infantil en América Latina, que permita identificar las áreas con mayor incidencia del trabajo infantil, y caracterizar las poblaciones con mayor riesgo con el fin de orientar los esfuerzos de los gobiernos en realizar las inspecciones de trabajo y programas sociales en estas zonas.

Hay muchas acciones para combatir el trabajo infantil, pero no es un trabajo fácil. No hay una ”receta mágica” para erradicar el trabajo infantil y cada región requiere diferentes soluciones. Sin embargo, ha habido muchos avances en esta materia y con voluntad política y con el compromiso de la sociedad se puede ir eliminando progresivamente, hasta que nuestros niñas y niños disfruten un desarrollo sano libre de trabajo infantil.

Bibliografía consultada

ILO (s.f) Child labour in Latin America and the Caribbean. Disponible en http://www.ilo.org/ipec/Regionsandcountries/latin-america-and-caribbean/lang–en/index.htm

University of Pennsylvana ( 2014) The Long Road toward Eradicating Child Labor in Latin America. Disponible en https://knowledge.wharton.upenn.edu/article/ending-child-labor-in-latin-america/

USDOL (2014) Report 2013: Findings on the Worst Forms of Child Labor. Disponible en http://www.dol.gov/ilab/reports/child-labor/lac.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: