Centroamérica aún en camino para la igualdad de la población LGBTI

Josué Abarca Anchía
Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Internacional de las Américas
Pasante FUNPADEM

Los movimientos a favor del matrimonio para parejas del mismo sexo en occidente, junto con la lucha contra la represión de la comunidad LGBTI en países conservadores generan un cambio contundente a la geopolítica gay. En los últimos años hay una evidente transición del pensamiento social, pasando de la criminalización de la homosexualidad a la criminalización de la homofobia. Muy bien lo señala el sociólogo Frédéric Martel en su ensayo “Global Gay” (2013) “Ayer era difícil ser abiertamente homosexual; hoy es difícil ser abiertamente homofóbico”.

Esto es gracias a los cambios que se han dado a las formas de vida en la universalización de los derechos humanos, la modificación de la institución del matrimonio tradicional, el individualismo sexual y a la emancipación de las mujeres y homosexuales. Factores que han causado que en regiones como América Latina se dé una revolución sexual y cultural,  ya que los grupos de presión y luchas sociales no solo han transformado la conceptualización de género, sino también ha alcanzado cambios en las estructuras sociales, políticas y culturales de los Estados.

Aún con todos los avances que ha adquirido la comunidad LGBTI en América Latina, Centroamérica todavía está en deuda en temas diversidad sexual y derechos humanos de esta población. En Honduras la persecución a activistas LGTBI aumentó desde el golpe de Estado acontecido en 2009 (CIPRODEH), en El Salvador se dan predisposiciones del estado para investigar crímenes de odio, Guatemala desacredita a políticos que aceptan públicamente ser homosexuales, y en el resto de países del istmo se niegan a aceptar el matrimonio de personas del mismo sexo.

 

 

 

 

 

A pesar de estos problemas durante los últimos años, el último domingo de junio se han celebrado marchas y desfiles en relación a temas de diversidad y orgullo gay en Centroamérica. Sin embargo para que estas sociedades modifiquen su estigma social hacia la población sexualmente diversa, “se requiere de un proceso educativo que determine cambios socio culturales para la construcción de una sociedad libre de estigma y discriminación a la diversidad de género y/o de orientación sexual” como lo menciona Alberto Stella coordinador de ONUSIDA (2008).

En el año 2003 la Asociación PROCESOS realizó un estudio con estudiantes de secundaria en Centroamérica, (este estudio indagó sobre el grupo menos gustado de la sociedad) las respuestas con respecto al grupo poblacional homosexual para Honduras fue de un 35.5%, para Costa Rica de un 29.0 % y para Nicaragua de un 28.1%. En el caso de la juventud costarricense es sorprendente que para un país sin ejército, hecho del que se enorgullece el país, muchos jóvenes prefieren los grupos militares que las poblaciones homosexuales.

Actualmente dentro de la legislación de los países centroamericanos no existen disposiciones específicas para las personas gais, lesbianas, bisexuales y trans, lo que tiene graves implicaciones en materia de derechos humanos: Desde vacíos en la atención de necesidades específicas (en materia de salud sexual y reproductiva, por ejemplo), hasta la desprotección y la restricción en el acceso igualitario a derechos.

Martel menciona “Los homosexuales están cada vez más globalizados, a menudo muy americanizados, pero siguen muy arraigados a su país y a su cultura. En todas partes del mundo parecen estar volviéndose idénticos y sin embargo en todas partes son distintos. En una época de globalización, la apertura y el arraigo no son antinómicos”.

La revolución LGBTI es una evolución global y no tiene como únicamente a Norteamérica y Europa: se ha vuelto multipolar; y en Centroamérica la defensa de los derechos de la población sexualmente diversa se ha convertido en una nueva frontera de los derechos humanos. Los gobiernos centroamericanos deben de plasmar en sus agendas políticas los asuntos relacionados a derechos humanos e igualdad para la población sexualmente diversa, no solo usar este tema en el discurso político, sino cumplirlo y respaldar todas las garantías a la comunidad LGBTI

 

 

 

 

 

 

Referencias

CIPAC. (2008). Percepción de estudiantes universitarios sobre la homo/leslofobia en Costa Rica, Nicaragua y Honduras 2008. San José: CIPAC.

CIPAC. (2014). Evaluación de actitudes hacia las persona LGTBI por parte de las fuerzas policiales del El Salvador. San José: CIPAC.

CIPAC. (2015). Situación de población adulta adulta mayor LGTB en Costa Rica, El Salvador y Panamá . San José : CIPAC.

CIPRODEH. (s.f.). Estado de Honduras incrementa homofobia. Obtenido de CIPRODEH: http://www.ciprodeh.org.hn/Noticias/ArtMID/3057/ArticleID/5527/Estado-de-Honduras-incrementa-homofobia

Martel, F. (2013). Global Gay: Cómo la revolución gay está cambiando el mundo. Taurus.

Mesa de Diálogo Sociedad Civil-CR. (2016). Informe de Derechos Humanos de Costa Rica 2015. San José .

TELAM. (08 de Junio de 2014 ). La revolución gay se consolida al calor de la globalización . Obtenido de TELAM: http://www.telam.com.ar/notas/201406/66425-revolucion-gay-globalizacion-frederic-martel.html

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: