El lado oscuro de ser mujer indígena en Guatemala

Por  Pamela Salazar Ramírez
Asistente Administrativa FUNPADEM
Estudiante de Relaciones Internacionales, UIA.

Guatemala es el segundo país en el mundo con mayor porcentaje de población indígena, sólo por detrás se encuentra Bolivia (El País, 25 de Noviembre de 2016). La Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (2014), muestra que el 79% de los indígenas y el 76% de la población rural son pobres; donde las mujeres indígenas son las más afectadas por el rechazo, las diferencias económicas (salariales) y la discriminación racial.

Las tasas de analfabetismo que enfrentan los adultos mayores indígenas llegan hasta un 40%. Su nivel educativo es muy bajo, con sólo cuatro años cursados en promedio, las mujeres indígenas generalmente completan menos de dos años de estudios completos. Para aquellos que logran permanecer en la escuela, la calidad educativa a la que tienen acceso es pésima; los maestros carecen de la preparación adecuada, además de que los recursos que necesitan para estimular su aprendizaje, como libros de texto y tecnología es escasa (Cooperación para la educación, 2016).

De acuerdo al Informe Violencia contra las mujeres indígenas en Guatemala, realizado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas en el año 2007, la mayoría de mujeres indígenas no logran culminar el nivel primario, principalmente por las condiciones de pobreza en que viven y la falta de cobertura educativa que tienen en el país.

El Informe también expresa que los bajos niveles educativos que presentan, impiden que las mujeres indígenas de Guatemala tomen conciencia de sus derechos humanos y puedan obtener mejores oportunidades de empleo. Al mismo tiempo esto limita su capacidad para negociar con los empleadores y aumenta su vulnerabilidad a la violencia tanto en la ámbito público y privado.

Igualmente, una de las causas de la violencia contra la mujer indígena es el analfabetismo, ya que se encuentran marginadas y de esta manera no pueden exigir sus derechos, sufriendo de la indiferencia de las políticas del Estado guatemalteco (Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas, 2007).

Cuatro pueblos con identidad y cultura propia conforman este país centroamericano: mayas, garífunas, xincas y ladinos. Aunque el país todavía no ha sabido canalizar la inminente presencia de este sector de la población, el resultado es la desigualdad y la pobreza. De esta manera, los ladinos y los indígenas han presentado tensiones históricas aún no resueltas en un país cuya población posee el 41% de personas de alguna etnia; y casi un cuarto de su población son mujeres indígenas.

El estatus de superioridad de los “blancos” (como los denominan los indígenas), y las enormes dificultades que afronta el pueblo maya se unen a la condición de supremacía del hombre y la circunstancia de inferioridad de la mujer indígena por su doble condición de vulnerabilidad: ser mujer e indígena. En Guatemala, las mujeres indígenas no sólo se ven afectadas por los índices más bajos de bienestar económico y social, sino que además no tienen otra alternativa que lidiar con una sociedad machista.

En las áreas rurales, con un porcentaje mayor que el de la ciudad, las guatemaltecas indígenas deben seguir y/o cumplir una serie de reglas que son impuestas moralmente por la sociedad. Algunas de ellas son el no poder asistir a la escuela, no poder trabajar o bien, no poder participar de reuniones o grupos para la toma de decisiones. Esto le sucedió a Nicolasa Julajuj de la etnia kaqchikel, quién relata que una de sus hijas sufre un tipo disfunción al hablar y cuando viajó a la Ciudad de Guatemala en busca de tratamiento para su hija, el médico la recibió pero al verificar su procedencia indígena, el traje típico que portaba y su escaso español, la aisló completamente, además que le negó el tratamiento y las medicinas (El País, 25 de Noviembre de 2016).

Sus hermosos trajes típicos, señal de su identidad maya, y el gran analfabetismo que sufren por la misma opresión machista, son los dos principales factores por lo que estas mujeres indígenas son víctimas del racismo y la marginación. Testimonios como el de esta indígena, y muchos otros, ponen en evidencia las injusticias y los abusos que miles de ellas enfrentan para salir de la pobreza extrema y para velar por el reconocimiento y protección de sus derechos. Sin embargo, a pesar de las dificultades por su condición de género, afirman sentirse orgullosas de ser lo que son: mujeres y a la vez indígenas (El País, 25 de Noviembre de 2016).

Guatemala, y el resto de Centroamérica, deben de fortalecer la lucha contra la discriminación y la marginación que viven día con día este sector en sus propios territorios. Es alarmante ver como para muchos centroamericanos, estas personas son “indios” que solo merecen estar en sus tierras sin las mismas oportunidades que los demás. Muy por lo contrario, son estas personas quienes realmente merecen que se les brinden esas oportunidades de desarrollo y de mejoramiento de su calidad de vida, son seres humanos igual que todos y con las mismas capacidades para sobresalir en Centroamérica y en el resto del mundo si así se lo proponen.

Referencias Bibliográficas

Centro de Noticias ONU. (2011). Guatemala: Mujeres indígenas padecen triple discriminación, afirma ONU. Tomado el 29 de Noviembre de 2016, de http://www.un.org/spanish/News/story.asp?newsID=21619#.WDxfOKLhDzI

CEPAL. (2014). Los pueblos indígenas en América Latina: Avances en el último decenio y pendientes para la garantía de sus derechos. Tomado el 06 de Diciembre de 2016, de http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/37222/S1420521_es.pdf;jsessionid=0E6D82A7037121775E9A2D4585D6B55F?sequence=1

Cooperación para la Educación. (2016). La pobreza y la educación. Tomado el 06 de Diciembre de 2016, de http://www.coeduc.org/es/guatemala/pobreza.html

Haro, J. (2016). Periódico El País. Mujer e indígena: segregación segura. Tomado el 28 de Noviembre de 2016, de http://elpais.com/elpais/2016/11/24/planeta_futuro/1479982631_515774.html

Instituto Nacional de Estadística. (2016). Encuesta Nacional de Condiciones de Vida. Tomado el 06 de Diciembre de 2016, de https://www.ine.gob.gt/index.php/encuestas-de-hogares-y-personas/condiciones-de-vida

Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos. (2007). Violencia contra las mujeres indígenas en Guatemala, páginas 59-60. Tomado el 06 de Diciembre de 2016, de http://www.ohchr.org.gt/documentos/publicaciones/Estudio%20sobre%20violencia%20dom%C3%A9stica%20hacia%20mujeres%20ind%C3%ADgenas.pdf

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: