Migración en Centroamérica: Desafíos del campo laboral

Por Andrea Urtecho Ávalos
Internacionalista y pasante en FUNPADEM

Históricamente la región centroamericana ha sido testigo de múltiples e intensos desplazamientos de personas debido a problemáticas sociales, económicas y políticas. No siempre las decisiones son individuales y voluntarias sino que las personas se ven en la obligación de dejar su país natal y buscar mejores condiciones de vida. En el 2015 alrededor de cuatro millones de personas, es decir aproximadamente el 8% de la población de Centroamérica, vivía fuera de su país de origen. (V Informe Estado de la Región, 2016).

Son muchas las razones por las cuales las personas en Centroamérica se ven obligadas a salir de sus países, en la mayoría de los casos la principal explicación radica en las condiciones de trabajo y las brechas de desigualdad económicas. Los centroamericanos batallan con altos niveles de desempleo en el trabajo formal, una carencia de empleos de calidad así como salarios bajos. (Flujos migratorios laborales intrarregionales, 2011). Además, las personas migrantes se enfrentan a factores que ponen bajo riesgo sus vidas como la delincuencia y la violencia social y van en busca de la seguridad tanto individual como familiar, como es el caso de los países del Norte de Centroamérica. A los motivos para migrar se suma la poca estabilidad política, como es posible notar más recientemente en Nicaragua, donde desde las protestas del 19 de abril del presente año contra el gobierno han desatado una crisis que deja como consecuencia que sus pobladores opten por huir debido a la represión y la persecución que viven en su país. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) al menos 23 mil nicaragüenses han emigrado a Costa Rica hasta junio del 2018.

Por otra parte, los migrantes centroamericanos además de evaluar las condiciones de seguridad, estabilidad política y el mercado laboral, también le dan importancia a la cercanía entre países, debido a que necesitan seguridad en el proceso y que el viaje al país de destino sea lo más económico posible; es por esto que el transporte terrestre prevalece en las migraciones regionales en buses, carros o camiones (Flujos migratorios laborales intrarregionales, 2011).

El V Informe Estado de la Región señala que 13,2% de personas migrantes se desplazaron a nivel interno en Centroamérica. El país de destino principal es Costa Rica ya que acoge un 64,8% de las 513 000 personas que habitan en un país centroamericano diferente al que nacieron. En este aspecto, la mayor población inmigrante que tiene Costa Rica son los nicaragüenses, que representan un 90%, le siguen los panameños con un 4% y por último los salvadoreños que constituyen un 3%. El segundo lugar como receptor de migrantes lo ocupan Guatemala y Belice con una participación de 8% cada uno. La tercera posición la tiene Panamá con un 4,3% y el resto de países centroamericanos presentan menos de 1%.

En relación con la tendencia de migración a nivel externo de la región, los centroamericanos muestran tener una preferencia por Estados Unidos como país de destino. Los salvadoreños se encuentran en primer lugar como migrantes, en segundo lugar los beliceños y en tercero los guatemaltecos.

Screen Shot 2018-10-03 at 2.09.26 PM

En cuanto al ámbito laboral, ¿en realidad mejoran sus condiciones de vida?

Las esperanzas de los migrantes por poder integrarse al mercado laboral y a la sociedad de sus países de destino son sumamente altas, no obstante es importante destacar que la realidad a la que se enfrenta esta población no siempre es favorable. La inserción laboral de los migrantes en Centroamérica suele presentar desventajas como la inestabilidad, el pago de salarios bajos, ambientes de trabajo peligrosos, la desigualdad en la protección social, entre otros.

Según una investigación realizada por la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en 2015, la inestabilidad laboral en casi todos los países de Centroamérica es sumamente alta debido a que las contrataciones son temporales. Cabe resaltar, que en la mayoría de los casos las personas también contaban con un empleo temporal en sus países de origen. Es decir, la migración no significa necesariamente una mayor estabilidad en el empleo, por lo tanto existe una tendencia a la continuación en la trayectoria laboral. Sin embargo, en el caso de Belice, sus inmigrantes no se enfrentan a esta desventaja, ya que un 69% de las personas cuentan con un empleo fijo y un 72% muestra tener una estabilidad puesto que indicaron no haber cambiado de trabajo últimamente. Un aspecto a rescatar en este estudio es que las mujeres presentan mayor estabilidad en el empleo que los hombres. Esto se debe a que por lo general las mujeres optan por trabajos de servicios domésticos, los cuales suelen ser más estables.

En cuanto a los derechos laborales, en la región son bajos los porcentajes del cumplimiento de estos. Según la OIT, personas migrantes aseguran que sus condiciones laborales en comparación a sus países natales empeoraron, esto lograron notarlo ya que algunos no reciben el pago de aguinaldo, no están inscritos en las cotizaciones a la seguridad social ni tampoco cuentan con seguro de riesgos.

Adicionalmente, la falta de documentación es una de las principales causas de vulnerabilidad ante la violación de derechos laborales, puesto que en teoría no autoriza a las personas migrantes a trabajar en el país de destino y en la práctica los hace propensos a abusos como la trata de personas o trabajo forzoso. Otra causa de vulnerabilidad corresponde a la falta de información sobre sus derechos, ya que al no tener conocimiento sobre estos, no los pueden hacer valer.

Sin duda, la región aún tiene muchos avances por lograr en cuanto a las oportunidades laborales que le brinda a sus migrantes. Cada país tiene el poder de crear sociedades más justas e inclusivas, especialmente con las personas migrantes, y una forma de lograrlo es creando mecanismos de regulación en cuanto derechos laborales ya que cada día son miles las personas que salen de sus países con la esperanza de que al hacerlo van a encontrar una mejor calidad de vida.

Bibliografía

¿Dónde migran los centroamericanos? (7 de Agosto de 2016). Obtenido de El Financiero: https://www.elfinancierocr.com/economia-y-politica/donde-migran-los-centroamericanos/ZVFQN2A5QRA55GDD7AMEBNUFR4/story/

Investigación: Flujos migratorios laborales intrarregionales. (Noviembre de 2011). Obtenido de Organización Internacional del Trabajo: https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—americas/—ro-lima/—sro-san_jose/documents/publication/wcms_194005.pdf

La migración laboral en América Latina y el Caribe. (2016). Obtenido de Organización Internacional del Trabajo: https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—americas/—ro-lima/documents/publication/wcms_502766.pdf

Quinto Informe Estado de la Región. (junio de 2016). Obtenido de Estao Nación: https://www.estadonacion.or.cr/erca2016/assets/erca-2016-web.pdf

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: