LO QUE PUEDE APRENDER NICARAGUA DE VENEZUELA

Por Raquel Céspedes Ortiz, Ma. Andrea Herrera Araya, Brandon Li Vega, Estefanía Mata Monge, Angie Mora Zamora.
Estudiantes de Relaciones Internacional, UNA.

La crisis nicaragüense ha dejado 512 fallecidos, 1.428 desaparecidos, y alrededor de 4.062 heridos, según el último informe de la Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos (A.N.P.D.H) (2018). El conflicto inició el pasado mes de abril, mediante la represión gubernamental a las manifestaciones civiles contra la reforma a la seguridad social impuesta (EL PAIS, 2018). Lo que desencadenó un sinfín de actos violentos, que suman ya siete meses de conflicto interno. Esto pone a prueba la legitimidad del gobierno ante la población nacional e incluso internacional. Entendiendo legitimidad, según el diccionario word reference (2018), como la capacidad para ejercer una labor o función con adecuación a la ley.

La última encuesta de la firma CID Gallup, realizada entre el 6 y el 18 de septiembre (2018), revela que el porcentaje de personas que exigen la renuncia del presidente Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo, aumentó del 57% en mayo al 61% en septiembre del presente año. Asimismo, el 60% de los (as) ciudadanos (as) indicó que las elecciones generales deberían adelantarse y realizarse en 2019. Para el 54% de las personas encuestadas el adelanto de elecciones es “lo más importante en este momento”, y el 34% dice que lo más urgente es la continuidad del diálogo nacional.

De acuerdo con un artículo del diario EL PAIS (2018), los meses de mayo y junio representan dos intentos fallidos del diálogo nacional entre las partes. Debido a que la represión y la violencia contra civiles se mantiene. Aun con los esfuerzos de la iglesia católica por mediar el diálogo y la exhortación de la comunidad internacional al cese de la represión.

Para el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (CENIDH) el Diálogo Nacional es de las pocas alternativas para ayudar a la salida de la actual espiral de violencia y represión en Nicaragua. Para ello, es imprescindible que exista voluntad política por parte del gobierno para asegurar la efectividad (2018;16). Incluso, un conflicto de esta magnitud se puede resolver mediante la negociación de las partes. Ya que, el estadista y negociador Henry Kissinger ha definido la negociación como “el proceso de combinar posiciones conflictivas en una posición común, bajo una decisión de unanimidad” (Kissinger, 1969).

Entonces, ¿Qué tiene que ver Venezuela con Nicaragua? La respuesta la dirigimos a la Mesa de Negociación y Acuerdos (2002-2003) y el proceso de facilitación de la OEA y el Centro Carter en Venezuela. Dado entre los dos principales grupos de actores que conformaban el conflicto venezolano (gobierno y oposición), y el apoyo de la diplomacia preventiva ejercida por un Grupo de Países Amigos (Martinez, M. 2010; 44). La cual logro cierta pacificación del conflicto venezolano.

Esta negociación se caracterizó, por lograr un compromiso de las partes en la prenegociación. Pues las partes y el facilitador buscarían acordar una solución electoral a la crisis del país, pero también en materia de desarme de la población, fortalecimiento del sistema electoral y funcionamiento de la Comisión de la Verdad. Además, se estipuló que la negociación estaría enfocada en “solucionar la crisis del país por la vía electoral” (Martínez, M. 2010; 52)

Respecto a los actores internos del conflicto venezolano, el del Gobierno contaba con varios ministros en funciones y altos cargos de gobierno, favorecía e incluso forzaba a los negociadores del Gobierno a mantener la unidad. Mientras que la oposición, con la ausencia de una postura ideológica común y de un liderazgo claro debido a la variedad de sectores que le conforman, le fue indispensable seleccionar estratégicamente sus representantes por su capacidad negociadora y su objeto de representar a los múltiples sectores (Martínez, M. 2010; 55).

En cuanto a los actores externos, Jimmy Carter fue crucial a la hora de ayudar a las partes a superar los momentos más convulsos, con propuestas concretas a las partes enfrentadas. Mientras que el grupo de países amigos ejerció un rol decisivo, forzando al gobierno de Chávez a negociar con la oposición, y contribuyendo a reducir el nivel de presión de Washington sobre la Revolución Bolivariana. (Martínez, M. 2010; 56).

Por lo tanto, para Nicaragua es primordial encontrar las condiciones propicias para retomar el diálogo nacional e iniciar una Mesa de Negociación. Estableciendo un proceso confiable para las partes, con reglas claras y compromiso de respetar los acuerdos. En la medida de lo posible, asegurando elecciones limpias y un proceso electoral adelantado. Aunado a esto, apoyar un proceso de pacificación, con distintas instancias de visibilidad en todos los sectores sociales, desde los niveles políticos más altos hasta las comunidades de base (Centro Carter, 2005:3).

Así, las partes involucradas en el conflicto nicaragüense puedan aprender del éxito y fracaso de una mesa de negociación como la que hubo en Venezuela en los años 2002-2003. El Gobierno de Nicaragua puede evitar un desgaste sin retorno, mientras que la oposición, considere que la falta de un liderazgo bien definido le puede impedir desarrollar una estrategia concreta. Sin dejar de lado, la importante participación de la facilitación externa, que contribuya a lograr una pacificación como paso en el conflicto venezolano.

Por lo tanto, el descontento de la sociedad civil nicaragüense contra el mandatario Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo como vicepresidenta es revelador. Los datos de encuestas y organismos ponen al descubierto que Ortega ya no cuenta con el apoyo del pueblo nicaragüense en una mayoría verdaderamente representativa. La estrategia implementada por el mandatario no ha hecho más que desgastar su imagen y legitimidad en el poder, así como sus recursos para mantener su posición represiva. Desde esta perspectiva, le es más viable abrir una mesa de negociación con la opositora Alianza Cívica, la mediación de los obispos católicos y garantes internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA). Implementando un mecanismo de solución pacífica y fiable para las partes involucradas en el conflicto.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ANDPH (24 septiembre 2018) Informe preliminar de ciudadanos nicaragüenses muertos en protesta cívica como un derecho humano, período 19/04/2018 al 23/09/2018. (158 días calendario). Disponible en: https://twitter.com/AsociacionPro?lang=es. Revisado el 12 octubre de 2018.

CENIDH (2018) CENIDH denuncia violaciones sistemáticas a los derechos humanos e los nicaragüenses por el régimen dictatorial de Daniel Ortega y Rosario Murillo en el periodo del 14 al 25 de julio del 2018. Informe No.5. Disponible en: https://www.cenidh.org/media/documents/docfile/Informe_No_5__CENIDH.pdf. Revisado el 13 octubre de 2018.

Centro Carter (2005) “El Centro Carter y el proceso de construcción de paz en Venezuela, junio 2002-febrero 2005”. Disponible en: http://www.cartercenter.org/documents/2137. pdf; p. 3 Revisado el 12 octubre 2018.

EL PAIS (19 julio 2018) Cronología Nicaragua: tres meses de protestas y más de 300 muertos. Disponible en: https://elpais.com/internacional/2018/07/18/america/1531921411_489786.html. Revisado el 13 octubre de 2018.

Kissinger, H. (1969). Nuclear Weapons and Foreign Policy. W.W. Norton, Nueva York, Estados Unidos.

La Prensa (5 octubre 2018) Nicaragüenses crean unidad opositora contra el gobierno de Daniel Ortega. Disponible en: https://impresa.prensa.com/panorama/Nicaraguenses-opositora-gobierno-Daniel-Ortega_0_5137736281.html. Revisado el 13 octubre de 2018.

Martínez, M. (2010) La Mesa de Negociación y Acuerdos (2002-2003) y el proceso de facilitación de la OEA y el Centro Carter Politeia, vol. 33, núm. 44, enero-junio, 2010, pp. 47-88, Universidad Central de Venezuela. Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=170020031003. Revisado el 12 octubre 2018.

Salazar, M. (26 septiembre 2018) Cid Gallup: 61 por ciento exige renuncia de Ortega-Murillo. Confidencial. Disponible en: https://confidencial.com.ni/cid-gallup-61-exige-renuncia-de-ortega-murillo/. Revisado el 12 octubre de 2018.

Wordreference (2018) Legitimidad. Disponible en: http://www.wordreference.com/definicion/legitimidad. Revisado el 12 octubre de 2018.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: