Un día para recordar la importancia del control sobre el tráfico ilícito de armas: 9 de julio

Brandon Mata Aguilar
Bachiller en Relaciones Internacionales, Universidad Nacional
Estudiante de Investigación Criminal, Colegio Universitario de Cartago
Asistente técnico de FUNPADEM

Después de la Segunda Guerra Mundial, el concepto de seguridad ha sido modificado a lo largo de los años, iniciando su transición más importante enfocados en ideas y doctrinas innovadoras en esta materia señala Cheyre (2015, pp. 54 ). El concepto inicialmente estaba estrechamente ligado al ámbito militar, posteriormente emprende un proceso de “ampliación gradual” en el cual se identifica la necesidad de incluir aspectos económicos, societales y medioambientales como componentes básicos de la seguridad total”. (Óp. Cit 2015, 54) Pasando del concepto clásico o tradicional de seguridad a una visión desde el enfoque de seguridad humana.

En la actualidad se incluyen actividades como: el terrorismo, el narcotráfico, el crimen organizado, la aparición de grupos subversivos y, por supuesto, el tráfico ilegal de armas. (Francisco Rojas citado en Cheyre 2015, 57). Varias de estas actividades tienen presencia en la región Centroamericana, por lo que la aparición y desarrollo de las consideradas “nuevas amenazas” no es ajena a la región.

Contexto histórico del Día Internacional de la Destrucción de Armas (9 de julio)

La celebración del Día Internacional de la Destrucción de Armas (9 de julio) se cimienta en el año 2001, cuando en el estado de Nueva York (Estados Unidos de América) se celebró entre el 09 y el 20 de julio la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras en Todos sus Aspectos

Tras realizar en total 23 sesiones las cuales ameritaron diversas discusiones y procesos de negociación se aprobó por unanimidad el texto final del “Programa de Acción para prevenir, combatir y eliminar el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos” contenido en el Informe de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras en Todos sus Aspectos (Naciones Unidas, 2001).

A partir de ese momento se logró visibilizar el tráfico ilícito de armas como un generador de violencia entre personas, tanto a nivel interno como externo, pues los Estados reconocieron que el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras como un obstáculo para la disminución de la violencia (Naciones Unidas, 2001 pp. 6).

Asimismo, se identificó la necesidad de implementar acciones en el ámbito jurídico, con el fin de desarrollar un marco legal concreto y apropiado para tipificar el tráfico ilícito de armas y las acciones conexas a la actividad a nivel nacional, regional y mundial. Finalmente, se delegó en el Estado la responsabilidad de salvaguardar sus armas y regular aquellas del ámbito privado, así como los procesos relacionados con el comercio de armas.

En relación con los ámbitos de acción, a nivel regional las acciones se centraron en la creación de un espacio de cooperación el cual se cimenta en un marco legal vinculante para los Estados. Estas acciones se desarrollan tanto, desde la adopción de nuevos instrumentos, como en el endurecimiento de los instrumentos jurídicos existentes. A su vez, dichas acciones deberían establecerse a través de mecanismos de cooperación transfronteriza y trabajo conjunto interestatal. Por último, a nivel mundial se destacan aspectos como la participación de nuevos actores en el ámbito de seguridad.

Por lo que se reconoce sutilmente que no es un tema exclusivo del Estado; si no que, en el proceso se requiere de la participación de organizaciones internacionales como Naciones Unidas y actores no gubernamentales como todo actor partícipe de sociedad civil.

Tabla 1.

Síntesis de acciones a desarrollar por los Estados para prevenir, combatir y eliminar el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos, por plano

TIPO DE PLANO

NACIONAL

REGIONAL

MUNDIAL

ACCIONES

Implementar los instrumentos jurídicos necesarios para la tipificación penal de estas actividades.

Facilitar el proceso de creación de instrumentos vinculantes entre Estados que para abordar de forma integral el tráfico ilícito de armas.

Cooperación con organismos internacionales como Naciones Unidas.

Regular y fiscalizar el comercio, tenencia, distribución, almacenamiento de armas y actividades conexas.

Establecer mecanismos de cooperación transfronteriza.

Recolección y distribución de información relacionada.

Responsabilizarse por la tenencia de las armas que pertenezcan al Estado.

Adopción de medidas a nivel regional y subregional con el fin de endurecer el marco jurídico.

Aumento de la capacidad de los Estados para la cooperación en detección y localización de acciones en materia de tráfico ilícito.

Velar por la correcta destrucción de armas confiscadas, expropiadas y/o entregadas voluntariamente.

Aumentar la transparencia entre Estados con el fin de combatir el tráfico ilícito.

Facilitar la cooperación y participación de actores de sociedad civil en actividades relacionadas.

Nota. Fuente: Elaboración propia con dados de Naciones Unidas (2001 pp. 8-11)

Importancia del Día Internacional de Destrucción de Armas: Centroamérica

Celebrar el Día Internacional de Destrucción de Armas permite recordar a las distintas entidades públicas y privadas el compromiso adquirido para erradicar cualquier tipo de violencia. En este caso particular, aquel generado a partir de el tráfico ilícito de armas.

El informe Destrucción de armas en Centroamérica y el Caribe: panorama de la destrucción de armas de fuego en Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y República Dominicana (Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible, SF, págs. 9-10), del cual FUNPADEM fue partícipe, señala que en los países de Centroamérica (entre el 2011 y 2015) se incautaron aproximadamente 67. 520 armas. Dicha cantidad es exorbitante y dentro de las razones que permitieron la acumulación esta cantidad de armas, se identifican: 1) la falta de atención del Estado al fenómeno; 2) la falta de atención de las instancias judiciales y fiscalías al tema; y, 3) la poca claridad de las legislaciones nacionales en relación con la destrucción (Ibidem, pp 10). Por lo que aún restan mejoras y acciones que permitan cumplir con los compromisos adquiridos para el abordaje integral del fenómeno.

Por otra parte, el aporte realizado por Carmen León permite evidenciar que a nivel centroamericano los principales tipos de armamento que se trasiegan están estrechamente ligados con el contexto histórico pues parte del armamento que se trafica proviene de los conflictos regionales de carácter militar desarrollados durante la década de los años 80. (León-Escríbano, 2011, pág. 80) Además de este tipo de armamento también destaca el trasiego de armamento que puede poseerse de forma legal (como pistolas 9mn y revólveres) hasta armamento de carácter militar (como lanzacohetes) cuya procesión no es permitida siquiera por vía legal. (Ibídem.)

Por último, es importante destacar la pertinencia de que estas estos fenómenos, que atentan contra la paz social, sean abordados de forma conjunta por actores estatales y no estatales. El tráfico de ilícito de armas en la región es un generador de violencia claro; ejemplo de ello es que, grupos criminales organizados, fuerzas irregulares, delincuencia común organizada, redes de tráfico, entre otros actores que operan en la región (León-Escríbano, 2011) han tomado posesión de estos mercados para desarrollar actividades ilícitas conexas a lo largo de la región centroamericana generando así un incremento en los índices delictivos y una perturbación de la paz social en la región. Con base en lo anterior y debido a la complejidad de la situación, podría afirmarse que la problemática no puede ser solucionada por un solo actor, es necesario que las instituciones trabajen en conjunto para realizar un aporte desde el campo de experiencia correspondiente.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Cheyre, J. (2015). Las Amenazas a la Seguridad en América Latina. Revista Globalización, Competitividad y Gobernabilidad, 51-73. Recuperado de: https://gcg.universia.net/article/view/999/amenazas-seguridad-america-latina

Instituto de Enseñanza para el Desarrollo Sostenible. (SF). Destrucción de armas en Centroamérica y el Caribe: panorama de la destrucción de armas de fuego en Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y República Dominicana. Recueperado: de http://www.funpadem.org/app/webroot/files/publication/files/289_destruccio_ndearmascompletofinal.pdf

León-Escríbano, C. (2011). Tráfico ilícito de armas y municiones: Guatemala y la región centroamericana. Revista Latinoamericana de Estudios de Seguridad, 77-92. Recuperado de: http://www.redalyc.org/pdf/5526/552656554005.pdf

Naciones Unidas. (2001). Informe de las Naciones Unidas Sobre el Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras en Todos sus Aspectos. Recuperado de: http://www.poa-iss.org/RevCon2/Documents/Documents/PoA_Spanish.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: