EMPRENDIMIENTO E INNOVACIÓN COMO ESTRATEGIA EN LA NUEVA GEOGRAFÍA DE DESARROLLO EN CENTROAMÉRICA

Kennys Maltêz Ruíz
Cordinador de la Dirección De Investigación
Asociación Yo Emprendedor

El emprendimiento e innovación en el desarrollo de las sociedades

Prácticamente, todas las teorías de desarrollo en las sociedades destacan el papel del “agente de cambio” como la fuerza que inicia e implementa el progreso en las diferentes dimensiones de la sociedad siendo el emprendedor quien ha sido reconocido como el agente de esos cambios en la historia. Por lo que suele afirmarse que, si una nación no tiene líderes emprendedores y/o personas empresarias en su base, el desarrollo económico y la promoción de crecimiento de oportunidad en el mercado y en la sociedad son muy difíciles de lograr. El emprendedor como consecuencia de su autorrealización y en la búsqueda del desarrollo local, conduce al progreso de su entorno en forma de encadenamiento que impacta de forma transversal muchas áreas comunes.

En este sentido, si se analiza rápidamente el panorama de la economía global se puede observar que la economía se está revitalizando gracias a los esfuerzos que desarrollan las empresas como una fuerza significativa para el desarrollo mundial. Como el liderazgo que desempeñan los emprendedores que contribuyen a las actividades de innovación, investigación y desarrollo a través de la creación de empleo, aumento de la productividad y la formación de nuevas industrias; que podrían eventualmente convertirse en oportunidades de desarrollo y bienestar social.

Contexto económico y la inserción de Centroamérica

A nivel global, Centroamérica se perfila como una región exportadora de materias primas en el mundo (BBVA; sf), y por lo tanto se puede decir que el sector externo ha jugado un papel importante en la dinámica de la región, especialmente para financiar importaciones de alta tecnología y a pesar de que existe gran disponibilidad de recursos naturales en Centroamérica que han contribuido al desarrollo de la región, este no es el escenario de desarrollo que se busca. Al contrario, Centroamérica se encuentra tal y como lo afirma Gwynne (2014) en gran medida caracterizada por su pertenencia a la periferia de la economía mundial, en gran medida dependiendo de los centros mundiales de producción de bienes de consumos y de los consumidores de sus productos primarios.

Se pretende que Centroamérica cambie el patrón de desarrollo de alto riesgo producido (las exportaciones de recursos naturales y materias primas de bajo valor agregado mayoritariamente) y es importante reaccionar a metas con medidas fijadas en el mediano y largo plazo. Estas metas por ende tienen que estar basadas en la adopción de patrones de crecimiento con bases establecidas en una industria de mayor valor agregado, traducido en palabras sencillas en el desarrollo de empresas de base tecnológicas e innovadoras que aporten empleos de calidad para la ciudadanía de la zona. Esta importante oportunidad de desligarse del sector primario hacia un sector con un alto valor agregado solo puede ser logrado si los países desde Guatemala hasta Panamá son capaces de garantizarnos una “triada de beneficios” que se extienden en educación de calidad, sistemas nacionales-regionales de innovación y emprendimiento, así como una estrecha y comprometida participación entre la academia, el gobierno y las empresas privadas.

El papel del emprendimiento en Centroamérica

Debido al alto número de jóvenes en la región, existen grupos de innovadores de alto potencial que tienen un impacto en la creación de puestos de trabajos y según Global Entrepreneurship Monitor (GEM), como el ente referente a nivel mundial en temas de emprendimiento, Centroamérica se encuentra constantemente en la generación y consolidación de nuevos negocios, así como en la búsqueda de soluciones a posibles problemas existentes en la zona. Esta entidad considera que se puede lograr un gran salto en temas de competitividad e innovación, lo cual impactaría en el desarrollo económico y social de los países del istmo (GEM; 2016).

Sin embargo, el diagnóstico no es el mismo para todos los países de la región.  A pesar de que se consideran grandes avances en el ecosistema de El Salvador, Costa Rica y Guatemala; otros países como Honduras y Nicaragua aún no aparecen en la lista de los ecosistemas emprendedores de Centroamérica (GEM; 2016). En esta línea se encuentra una gran desarticulación entre los principales actores de los sistemas y aquellos pertenecientes al marco institucional asociados a las políticas de apoyo, que son apenas básicas.

Consideraciones Finales

En la actualidad y con los procesos de globalización cada vez más arraigados el mundo se ha convertido en una economía de conocimiento donde el grado y la velocidad con que una sociedad absorbe las nuevas tecnologías obtiene y comparte información a escala mundial crea y difunde nuevos conocimientos, determina su capacidad para operar y competir (BID, 2011).

Para permanecer en el entorno y no sufrir daño, los Estados centroamericanos deben satisfacer las demandas del contexto mundial mejorando la forma en que emprenden y utilizan la innovación como uno de los recursos claves para el desarrollo de las economías. Sin embargo, todo esto no es posible lograrlo si desde los gobiernos no se crean programas para capacitar a emprendedores potenciales sobre el papel de innovación en respuesta a las necesidades existentes en el mercado. Desde la academia, se deben identificar las necesidades tendenciales a través de procesos de investigación. A la vez, las empresas dispondrán de capital privado, lo cual permitirá generar recursos y nuevas formas de conocimiento. Solo a través del desarrollo de esta triple hélice (gobierno, academia y sector privado) y la apuesta hacia una económica de valor agregado asociado a los procesos de emprendimiento e innovación se espera que la nueva geografía económica en la región sea posible.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

BID. Banco Interamericano de Desenvolvimento. La Necesidad de Innovar: El camino hacia el progreso de América Latina y el Caribe. 2011. Disponible en: <http://craig.com.ar/biblioteca/La%20necesidad%20de%20Innovar.%20Camino%20hacia%20el%20Progreso%20-%20BID.pdf&gt;.

CEPAL. (2019). Balance preliminar de las economías de Centroamérica y la República Dominicana en 2018 y Perspectivas para 2019. Recuperado de: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/44485/1/S190116_es.pdf

https://www.gemconsortium.org/

Ferreiro, C. (sf.). América Latina, rica en materias primas. BBVA. Recuperado de. https://www.bbva.com/es/america-latina-rica-materias-primas/

GWYNNE, R. N.; CRISTOBAL, K. Latin America Transformed: Globalization and Modernity. 2. ed. Nova Iorque: Routledge, 2014

Global Entrepreneurship Monitor (GEM). (2016). Latin America and Caribbean Regional Repport. Recuperado de:

https://www.gemconsortium.org/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: