Archivo de la categoría: GOBERNANZA DEMOCRÁTICA

Bolivia y Argentina: elecciones presidenciales en busca de un cambio

Por Mariel Delgado

Estudiante de Relaciones Internacionales, UACA

Pasante en FUNPADEM

 

Estado Plurinacional de Bolivia

El próximo 20 de octubre, en Bolivia, se realizará el proceso electoral para elegir al próximo presidente y vicepresidente del Estado. De acuerdo con la encuesta realizada por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) el pasado 27 de agosto (2019), en Bolivia predomina un clima electoral positivo respecto de la situación nacional, en el cual casi un tercio de los bolivianos sienten esperanza y confianza de los resultados de las elecciones. Los temas más recurrentes en esta campaña han sido la corrupción, la violencia, la crisis ambiental y la posible reelección del actual presidente Evo Morales.

La cuarta postulación de Morales ha estado rodeada de controversia, debido a que la constitución no permite más de dos mandatos consecutivos. En el 2016, el actual presidente convocó a un referéndum para anular esta limitación (BBC, 2017), pero la mayoría de los bolivianos rechazó la moción. Sin embargo, el Tribunal Constitucional considero inconstitucionales los artículos de la ley que condicionan la reelección y le permitieron al presidente volver a postularse. En el caso de que Evo sea relecto, sería presidente hasta el 2025 y cumpliría 19 años consecutivos en el poder.

Las propuestas polémicas de los candidatos a la oposición y los incendios del bosque amazónico podrían llegar a ser factores determinantes en las elecciones del 20 de octubre. Entre las propuestas polémicas están las del candidato del Partido Demócrata Cristiano Chi Hyun Chung, quien enfrenta cuatro demandas por discriminación, luego de proponer reformas a la ley de identidad. Otro caso es del exvicepresidente y ahora candidato a la presidencia por UCS, Víctor Hugo Cárdenas, quien propone armar a las mujeres para su defensa propia ante el incremento de la violencia de género. Los incendios masivos, también han llegado a deteriorar la imagen de Evo Morales y el daño político podría reflejarse en las encuestas.

En las encuestas realizadas en marzo y agosto de este año, el CELAG (2019) determinó que un 74% de la opinión popular es positiva acerca de la labor desempeñada por presidente Morales y su imagen. Por el contrario, sólo el 37% evalúa positivamente el desempeño de la oposición debido a los constates enfrentamientos e ideas polémicas de los candidatos. Evo Morales, tras 13 años de mandato, goza de una gran credibilidad, un reconocimiento mayoritario positivo de su ejercicio de gobierno y tras las encuestas del CELAG pareciera improbable la necesidad de un balotaje en diciembre.

Sin embargo, los diarios Página Siete y Los Tiempos realizaron una encuesta el 29 de septiembre, en la cual Evo solo cuenta con un 33% y Carlos Meza es segundo con un 26% (Vásquez, 2019). El futuro presidente debe de contar con más del 50% de los votos o un 40% con una diferencia del 10% ante el segundo puesto para evitar entrar en la segunda ronda de elecciones. De acuerdo con la encuesta de los diarios, hay una gran posibilidad de balotaje en diciembre, serían entonces los indecisos y los que se abstuvieron de votar los que decidirían quien es el futuro presidente; ya que representan aproximadamente un 26% del padrón electoral. Claro está que los sectores de oposición todavía están muy lejos del protagonismo que ocupa Evo Morales en la política boliviana, pero los recientes acontecimientos y sus efectos podrían dar un giro a las elecciones de este año.

República Argentina

El panorama electoral del próximo 27 de octubre de 2019 está caracterizado por la polarización política, el enfrentamiento de coaliciones y la situación económica del país.

El primer debate entre los candidatos presidenciales se llevó a cabo el pasado domingo 13 de octubre y la atención estuvo centrada en los intercambios entre el presidente Macri y Alberto Fernández por el Partido Frente de Todos. Los candidatos no aceptaron preguntas directas; solo se enfocaron en exponer sus posiciones ante el tema económico del país. El negativo clima electoral, la falta de confianza, más la preocupación económica inciden en la mala evaluación del desempeño del actual presidente Macri; un 71% de la población calificó como muy malo y un 54% de la población cree que un cambio de gobierno es necesario para solventar los problemas del país (CELAG, 2019).

El pasado domingo 11 de agosto se celebraron las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (P.A.S.O.), en las cuales el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, se impuso con el 47,65% de los votos frente al 32,08% de Mauricio Macri, con una participación del 75,78% (CELAG,2019). Los resultados sorprendieron a la opinión pública, ya que algunos medios de comunicación anticipaban una victoria por parte de Juntos por el Cambio o la posibilidad de una segunda ronda. De no haber cambios significativos en los votos para el 27 de octubre, estos números permitirían al candidato Fernández ganar en primera vuelta y sin necesidad de un balotaje.

Este resultado demuestra la efectividad de la coalición del peronismo, Frente de Todos; el cual busca la unión de todos los sectores del peronismo (incluyendo al kirchnerismo), y fuerzas políticas progresistas, con el fin de evitar la continuidad de Mauricio Macri en el poder. Además, gracias a las constantes protestas por parte de los trabajadores y estudiantes argentinos se forjó una identidad “antimacrista”, la cual ha facilitado la aceptación de las propuestas opositoras. La importancia de solventar inestabilidad de la económica ha permitido que temas como la corrupción queden en segundo plano, permitiendo así a el avance del Frente para Todos.

La desvalorización de moneda argentina alcanzó aproximadamente un 30%, al tiempo que las acciones se derrumbaron y el Banco Central subió la tasa de interés, la Coalición Juntos por el Cambio deja un país con una economía en profunda crisis; debido a la reducción del salario en dólares, el endeudamiento y el incremento de la pobreza (Centenera, 2019). Las decisiones que ha tomado el Gobierno Macrista para disminuir la crisis económica como: reemplazar a su Ministro de Economía, la restructuración de la deuda e imponer nuevamente controles cambiarios, no han logrado mejorar la economía del país. Un claro ejemplo fue que al finalizar las elecciones primarias P.A.S.O en agosto, el dólar subió repentinamente y como consecuencia generó un nuevo salto inflacionario.

A menos de una semana para las elecciones en Bolivia y a 15 días de las elecciones en Argentina, el foco regional y mundial esta sobre estos países latinoamericanos, cuyos respectivos presidentes Mauricio Macri y Evo Morales buscan la reelección y la continuidad de sus gobiernos.

Referencias Bibliográficas:

Corporación de Radiodifusión Británica (BBC). (2017). El Tribunal Constitucional de Bolivia autoriza a Evo Morales a buscar la reelección como presidente sin límites. Recuperado de: https://elpais.com/internacional/2019/10/04/argentina/1570211542_738999.html

Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG). (2019). Bolivia elige: estudio cuantitativo de opinión (marzo 2019). Recuperado de https://www.celag.org/bolivia-elige-estudio-cuantitativo-opinion-marzo-2019/

Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG). (2019). Bolivia elige: estudio cuantitativo de opinión (agosto 2019). Recuperado de https://www.celag.org/bolivia-estudio-cuantitativo-sobre-el-clima-preelectoral/

Vásquez, T. (2019). Última encuesta en Bolivia: Evo Morales aventaja por siete puntos a Mesa y depende de los indecisos para evitar un complicado balotaje. Recuperado de https://www.infobae.com/america/america-latina/2019/09/29/encuesta-en-bolivia-evo-morales-aventaja-por-siete-puntos-a-mesa-y-depende-de-los-indecisos-para-evitar-un-complicado-balotaje/

Anuncios

Contexto de la Responsabilidad Social en los países centroamericanos

Por Rafael Semeraro Kluge,
Internacionalista y Asistente Técnico y Especialista en Comunicación en FUNPADEM. Candidato a master en Responsabilidad Social y Sostenibilidad en la Universidad Nacional de Costa Rica.

La Política Nacional de Responsabilidad Social 2017-2030 del Gobierno de Costa Rica, define el término Responsabilidad Social como la (…) gestión ética y responsable de empresas y organizaciones públicas, privadas y de la sociedad civil, teniendo en cuenta aspectos económicos, sociales, ambientales y de buen gobierno de forma transversal en su actividad y en los impactos que esta genera. (…) (Política Nacional de Responsabilidad Social 2017-2030, 2017); definición que es consecuente con el cambio de paradigma positivo que ha sufrido lo que en un principio se veía únicamente como Responsabilidad Social Empresarial (RSE) o Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en la que únicamente era el sector privado el responsable por sus impactos y que en las últimas décadas se ha expandido al accionar estatal y más importante aún a la sociedad civil y al individuo.

Como tal, la Responsabilidad Social está fundamentada en la ISO 26000. (Las normas ISO son establecidas por el Organismo Internacional de Estandarización (ISO), y se componen de estándares y guías relacionadas con sistemas y herramientas específicas de gestión aplicables en cualquier tipo de organización (Organización Internacional de Estandarización, 2015)). La ISO 26000 detalla siete materias fundamentales en las que el Estado, las empresas y organizaciones, y la sociedad civil convergen. Estas son: gobernanza de la organización, derechos humanos, prácticas laborales, medio ambiente, prácticas justas de operación, asuntos de consumidores y, por último, participación y desarrollo de la comunidad.

A continuación, se detalla brevemente el campo de acción de cada una de ellas:

  1. Gobernanza de la Organización: hace referencia a los procedimientos, políticas y manuales que regulan y organizan el giro de negocios de la organización y, a nivel de Estado, de su gobernanza y gobernabilidad.
  2. Derechos Humanos: bajo el principio de no discriminación.
  3. Prácticas laborales: que incluye desde derechos laborales tales como jornada laboral, salario mínimo, salud ocupacional; y la relación tripartita entre trabajadores, empresa y Estado.
  4. Medio ambiente: en lo referente a prácticas de gestión ambiental y a la protección del medio ambiente por parte del Estado.
  5. Prácticas justas de operación: incluye todos los procesos de Cadena de Valor que se pueden dar tanto en el sector público como en el sector privado. Acá se incluyen, cuando los hay, manuales de compras sostenibles para el sector público, etc.
  6. Asuntos de Consumidores: relacionado con los clientes en el sector privado, y con los usuarios en el sector público.
  7. Participación y desarrollo de la comunidad: lo que incluye a las partes interesadas y a los ciudadanos.

El contexto centroamericano con respecto a las materias fundamentales

Los países centroamericanos avanzan a su propio ritmo en el tema de responsabilidad social adoptando acciones y herramientas en cada una de las instituciones que conforman el aparato estatal. A continuación, se enlista el estado general de cada país centroamericano con respecto a las materias fundamentales y cómo se encuentra en relación con ciertos parámetros con los que se pueden vincular:

  1. Las políticas púbicas son un marco que dirige el accionar del Estado y propician la gobernanza y gobernabilidad con respecto a determinado tema, al tiempo que engloban y coordinan los esfuerzos de su accionar; los países que cuentan con políticas públicas en responsabilidad social se encuentran en su mayoría en Europa. Tanto a nivel centroamericano como americano, sobresale el caso costarricense, el resto del istmo centroamericano no cuenta con una, sin embargo, sí cuentan con otras acciones que, de una u otra forma, son relativas a algunas de las tres áreas de la responsabilidad social.
  2. En lo referente a derechos humanos, todos los países centroamericanos han ratificado la Convención Americana de Derechos Humanos y cuentan con alguna institución que tutela el derecho de los habitantes tales como secretarias, procuradurías o defensorías. 
  3. Con respecto a las prácticas laborales, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) cuenta con el Convenio 131 sobre salario mínimo. De los países de la región el único que no lo ha ratificado es Honduras; mientras que el Convenio 1 sobre horas de trabajo no ha sido ratificado ni por Honduras y ni por El Salvador, pero sí por los demás países.
  4. En materia medio ambiental, el Acuerdo de Paris del año 2016 es una excelente referencia, de los países centroamericanos lo han ratificado Guatemala, Honduras, El Salvador y Costa Rica, por su parte Nicaragua dio su adhesión en el año 2017.
  5. Sobre las prácticas justas de operación todos los países centroamericanos son miembros de la Organización Mundial del Comercio, lo que establece las normas básicas para el intercambio de bienes y servicios., y los faculta a comerciar internacionalmente.
  6. En relación con el tema de Asuntos de consumidores, todos los países centroamericanos cuentan con una institución, adscrita a un órgano ministerial, encargada de velar por los derechos de las personas consumidoras de productos y servicios. De igual forma, toda institución pública cuenta con departamentos de contralorías de servicios.
  7. Finalmente, con respecto a Participación y desarrollo de la comunidad, los países centroamericanos, cuentan, por lo menos, con una institución gubernamental abocada al desarrollo de las comunidades.

La siguiente tabla refleja aspectos varios de la responsabilidad social en Centroamérica, relacionando cada materia fundamental con las herramientas con las que cuenta cada Estado para el tutelaje de esta:

Tabla 1: Herramientas de los Estados centroamericanos para tutelar las Materias Fundamentales de la Responsabilidad Social. Fuente: Elaboración propia con base la investigación realizada mediante entrevistas y fuentes varias.

Materia Fundamental

Guatemala

Honduras

El Salvador

Costa Rica

Nicaragua

Gobernanza

No tiene una Política Pública de Responsabilidad Social (RS).

No tiene una Política Pública de RS.

No tiene una Política Pública de RS.

Política de Responsabilidad Social 2017-2030.

No tiene una Política Pública de RS.

Derechos Humanos

Legislación: Convenciones internacionales ratificadas en esta materia.

Institución que tutela:

Procuraduría de los Derechos Humanos (DDHH).

Legislación: Convenciones internacionales ratificadas en esta materia.

Institución que tutela:

Secretaria de DDHH.

Legislación: Convenciones internacionales ratificadas en esta materia. Institución que tutela:

Procuraduría para la Defensa de los DDHH de El Salvador.

Legislación: Convenciones internacionales ratificadas en esta materia.

Institución que tutela:

Defensoría de los Habitantes.

Legislación: Convenciones internacionales ratificadas en esta materia.

Institución que tutela:

Procuraduría de los DDHH.

Prácticas Laborales

Legislación: Código de Trabajo de Guatemala, y los convenios de la OIT ratificados por el país.

Institución que tutela:

Ministerio de Trabajo y Previsión Social (MINTRAB).

Legislación: Código de Trabajo, y los convenios de la OIT ratificados por el país.  Institución que tutela: Secretaría de Trabajo.

Legislación: Código de Trabajo, y los convenios de la OIT ratificados por el país.  Institución que tutela: Ministerio de Trabajo y Previsión Social.

Legislación: Código de Trabajo, y los convenios de la OIT ratificados por el país.

Instituciones que tutelan: Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Sala Segunda o de lo Laboral del Poder Judicial.

Legislación:

Código de Trabajo y los convenios de la OIT ratificados por el país.

Institución que tutela:

Ministerio de Trabajo.

Medio Ambiente

Legislación:

Ley de Protección y Mejoramiento del Medio Ambiente.  Institución que tutela:

Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

Legislación:

Ley General de Ambiente. Institución que tutela:

Secretaria de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente).

Legislación:

Ley del Medio Ambiente. Institución que tutela:

Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Legislación:

Ley 7554, Ley Orgánica del Ambiente.

Institución que tutela:

Ministerio del Ambiente y la Energía (MINAE) y todas las leyes lo rigen.

Legislación:

Ley general del medio ambiente.

Institución que tutela:

Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARENA).

Prácticas Justas de Operación

Instituciones que tutelan:

Ministerio de Economía (MIDECO). Consejo Nacional de Promoción de Exportaciones (CONAPEX).

Programa Nacional para la Competitividad (PRONACOM).

Instituciones que tutelan:

Secretaria de Desarrollo Económico. Cámaras de Comercio e Industria.  Federación de Cámaras de Comercio e Industria de Honduras (FEDECAMARA).

Instituciones que tutelan: Ministerio de Economía. Cámara de Comercio de El Salvador (CAMARSAL).

Instituciones que tutelan: Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (PROCOMER), Unión Costarricense de Cámaras y asociaciones del sector empresarial privado (UCCAEP). Sindicatos y Asociaciones de Trabajadores.

Instituciones que tutelan:

Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP). Red de empresas de Nicaragua (REN). Fundación nicaragüense para el desarrollo económico y social (FUNIDES). Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (MIFIC).

Asuntos de Consumidores

Instituciones que tutelan: Dirección de Atención y Asistencia al Consumidor (DIACO).  Contralorías de servicios de cada institución pública.

Instituciones que tutelan:

Dirección de protección al consumidor.  Contralorías de servicios de cada institución pública.

Fiscalía oficial de protección al consumidor.

Instituciones que tutelan: Defensoría del Consumidor.  Contralorías de servicios de cada institución pública.

D Instituciones que tutelan: irección de Apoyo al Consumidor, Contralorías de Servicios de cada institución pública.

Instituciones que tutelan: Instituto de Defensa de los Consumidores (INDEC). Dirección General de Defensa del Consumidor (DIPRODEC). Contralorías de servicios de cada institución pública.

Participación y Desarrollo de la Comunidad

Instituciones que tutelan:

340 Gobiernos Locales (Municipios) Ministerio de Desarrollo Social (MIDES). Consejos de Desarrollo Urbano y Local. Consejo Comunitario de Desarrollo (COCODE). Consejo Municipal de Desarrollo (COMUDES).

Instituciones que tutelan:

298 Gobiernos Locales (Municipios). Asociación de Municipios de Honduras. (AMHON). Secretaria de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS).

Instituciones que tutelan:

262 Gobiernos Locales (Alcaldía Municipal)

Ministerio de Desarrollo Local (MIDELO).

Instituciones que tutelan:

82 Gobiernos locales (Municipalidades), Dirección Nacional de Desarrollo Comunal (DINADECO) mediante las Organizaciones de Desarrollo Comunal, Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM), Dirección General de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (FOSESAF).

Instituciones que tutelan:

133 Gobiernos Locales (Municipios) Asociaciones Locales de Pobladores, Consejos del Poder Ciudadano, Gabinete de la Familia, la Comunidad y a Vida. Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE). Asociación de Municipios de Nicaragua (AMUNIC).

CONCLUSIONES

Las materias fundamentales de la responsabilidad social tienen un enfoque holístico e interdependiente que busca reducir los impactos negativos y potenciar los positivos. Estos impactos pueden ser ambientales, económicos y/o sociales.

Las empresas y organizaciones han venido trabajando en estas acciones para mantenerse competitivos en el mercado, los Estados, incluyendo los centroamericanos, han venido ejecutando una serie de acciones para exigir esto al sector privado, y han ajustado lo mejor que han podido, tomando en cuenta el andamiaje institucional y el aparato estatal, su accionar procurando la eficiencia, la eficacia y la transparencia.

Cuando los Estados no cuenta con una política pública en responsabilidad social que coordine los esfuerzos de otras políticas públicas (como económicas, migratorias, de empleo, etc.), por más que las mismas incluyan temas económicos, sociales, ambientales entre sus objetivos; sus impactos serán aislados y diluidos en cuanto a responsabilidad social, la máxima es entonces que cada pais centroamericano cuente con una Política Pública en Responsabilidad Social que coordine los esfuerzos que ya realizan los gobiernos.

Sin embargo, el principal motor que empuja este cambio es el de la sociedad civil y los individuos, personas que están cada días más sensibilizadas y más conscientes no solo de que son compradores o usuarios de un producto o un servicio, sino ciudadanos cívicos, y más importante aún habitantes de un planeta con recursos finitos en el que la coexistencia, la solidaridad y la empatía son más necesarios que nunca.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Gobierno de la República de Costa Rica. (2017). Política Nacional de Responsabilidad Social. San José , Costa Rica . Recuperado de https://www.meic.go.cr/meic/documentos/8qt7vsn4p/PN_ResponsaSocialCR181217.pdf

Organización de las Naciones Unidas (ONU). (24 de setiembre de 2019). Acuerdo de París. Recuperado de https://treaties.un.org/Pages/ViewDetails.aspx?src=TREATY&mtdsg_no=XXVII-7-d&chapter=27&clang=_en

Organización de los Estados Americanos (OEA). (s.f.). Tratados Multilaterales . Recuperado de CONVENCION AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS SUSCRITA EN LA CONFERENCIA ESPECIALIZADA INTERAMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS: https://www.oas.org/dil/esp/tratados_B-32_Convencion_Americana_sobre_Derechos_Humanos_firmas.htm

Organización Internacional de Estandarización. (03 de marzo de 2015). ¿Qué son las normas ISO y cuál es su finalidad? Recuperado de ISOTools: https://www.isotools.org/2015/03/19/que-son-las-normas-iso-y-cual-es-su-finalidad/

Organización Internacional del Trabajo (OIT). (s.f.). Ratificación del C001 – Convenio sobre las horas de trabajo (industria), 1919 (núm. 1). Recuperado de 2019, de https://www.ilo.org/dyn/normlex/es/f?p=1000:11300:0::NO:11300:P11300_INSTRUMENT_ID:312146

Organización Internacional del Trabajo (OIT). (s.f.). Ratificación del C131 – Convenio sobre la fijación de salarios mínimos, 1970 (núm. 131). Recuperado de 2019, de https://www.ilo.org/dyn/normlex/es/f?p=1000:11300:0::NO:11300:P11300_INSTRUMENT_ID:312276

Organización Mundial del Comercio (OMC). (s.f.). Miembros y Observadores. Recuperado de https://www.wto.org/spanish/thewto_s/whatis_s/tif_s/org6_s.htm

La realidad Centroamérica ante el progreso: Análisis del Índice de Progreso Social 2019.

Por Karla Rodríguez
Especialista en Seguridad y Prevención de la Violencia

¿Qué es el Índice de Progreso Social?

El Índice de Progreso Social (IPS), es una investigación que realiza Social Progress Imperative. Busca medir el progreso de los países de forma comparativa, con el objetivo de verificar la capacidad de satisfacer las necesidades fundamentales de la población. Sus dimensiones de medición se basan en (ver figura 1) 1) necesidades humanas básicas que se compone de: nutrición y cuidados médicos básicos, agua y saneamiento, vivienda y seguridad personal; 2) fundamentos del bienestar integrado por:  acceso a conocimiento básico, acceso a información y telecomunicaciones, salud y bienestar, calidad del medio ambiente; y 3) oportunidad que se compone de:  derechos personales, libertad personal y de elección, inclusión y acceso a educación superior (2019).

Figura 1. Dimensiones de medición Índice de Progreso Social Mundial.

Screen Shot 2019-09-27 at 2.17.40 PMFuente:  Social Progress Imperative, tomado de Centrum Think.

La realidad centroamericana

El pasado 18 de setiembre de 2019, el Social Progress Imperative, presentó el Índice de Progreso Social Mundial (IPSM), donde los países centroamericanos se encuentran en los rangos de categorización entre progreso social medio y progreso social bajo.

Figura 2. Progreso social en América Latina.

Screen Shot 2019-09-27 at 2.18.26 PM

Fuente: Tomada de INCAE Business School 2019.

A nivel regional, Costa Rica y Panamá se encuentran entre los países de progreso social medio, ocupando las posiciones 34 de Costa Rica y 47 de Panamá (donde 0 es el país con progeso social alto y el 100 el país con progreso social bajo). Los demás países de istmo centroamericano se encuentran en la categoría de progreso social medio bajo: El Salvador ocupa el puesto 88, Honduras en el puesto 98, Guatemala en el puesto 101 y Nicaragua en el 103.

Costa Rica (34), tiene una calificación de desempeño buena, en las tres dimensiones: necesidades humanas básicas, fundamentos de bienestar y oportunidad se puntúan en desempeño comparativamente bien. Entre los indicadores positivos de este país, se encuentran los derechos personales, la libertad personal y elección, la inclusividad, el cambio ambiental, la salud y bienestar, el acceso a la información y comunicaciones. Entre los aspectos que tienen una puntuación negativa se encuentran el índice de delitos contra la propiedad y la igualdad de poder político en condición socioeconómica.

La calificación de Panamá (47), se encuentra en un rango de rendimiento promedio, sus dimensiones mejor calificadas son fundamentos de bienestar y oportunidad, sin embargo, las necesidades humanas básicas se encuentran con una calificación menor dentro del rango de mal desempeño. Sus puntos más críticos son nutrición y atención médica, agua y saneamiento, y acceso a conocimientos básicos.  La mejor calificación se encuentra en la calidad ambiental.

El Salvador (88), todas las dimensiones de necesidades humanas básicas, fundamentos de bienestar y oportunidad de encuentran en el rango de rendimiento promedio.  Los rangos que se destacan con calificaciones más altas son: acceso a agua entubada, la esperanza de vida a los 60 años, un número bajo de muertes prematuras por enfermedades no trasmisibles, un alto grado de acceso a servicios esenciales.

Con menor desempeño se encuentran: la seguridad personal (alto índice de delitos contra la propiedad, criminalidad percibida y muertes por accidentes de tránsito). Baja matricula en primaria, bajo acceso a la educación de calidad, acceso a servicios de salud de calidad, muertes atribuibles a la contaminación del aire, poco acceso a la justicia, matrimonio temprano, igualdad de poder político por género e igualdad de poder político por posición económica.

Honduras (98) se encuentra con una calificación de rendimiento ligeramente inferior en comparación con el resto de países centroamericanos. Las necesidades humanas se encuentran con calificación superior, respecto a fundamentos de bienestar y oportunidad se encuentran con una calificación de rendimiento promedio. Dentro de sus áreas más fuertes se destacan agua y saneamiento, el refugio y la salud y el bienestar. Sin embargo, sus mayores debilidades se enfocan la seguridad personal con un alto índice de delitos contra la propiedad y criminalidad percibida.

Guatemala (101), cuenta con una clasificación general de rendimiento promedio, donde las dimensiones de necesidades humanas básicas y los fundamentos de bienestar tienen una calificación promedio. Mientras que la oportunidad se encuentra en una calificación de desempeño relativamente mal. Sus mayores debilidades se encuentran en el acceso a la justicia, derechos de propiedad de la mujer, alto índice de matrimonios tempranos, altos niveles de corrupción por discriminación y violencia contra las minorías y tasa de homicidios. Por otro lado, el mejor rendimiento se presenta en calidad de consumo eléctrico, baja cantidad de muertes prematuras por enfermedades trasmisibles y una alta esperanza de vida

Nicaragua (103) recibe una calificación de rendimiento promedio, donde las necesidades humanas y los fundamentos de bienestar son calificados con un desempeño adecuado comparativamente con otros países de condiciones similares. Sin embargo, la dimensión de oportunidad es calificada como promedio. El peor desempeño se destaca en las áreas de derechos personales en los que se encuentran derechos políticos, libertad expresión, libertad de religión y el acceso a la justicia.

Retos de la región centroamerica en progreso social

La región centroamericana enfrenta grandes retos para mostrar mejorías sustanciales en su progreso social. A pesar de que los países de la región poseen realidades diferentes que se encuentran atadas a una variedad de factores, se puede encontrar algunas variables comunes en las dimensiones con calificación negativa.

En primer lugar, encontramos que Centroamérica se ve ha visto muy afectada por la alta tasa de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes, afectando la seguridad personal y directamente la dimensión de Necesidades Humanas Básicas. Otro común denominador que comparten los seis países es la baja puntuación en el acceso a la educación avanzada que es calificada en su mayoría calificada con un rendimiento promedio y en menor cantidad con un rendimiento relativamente malo.

Las cifras de homicidios han sido consideradas como endémicas y a pesar de los esfuerzos por disminuir estas problemáticas, aún se encuentran muy lejos de generar un cambio que impacte la realidad centroamericana. Esto puede ir de la mano a la necesidad de inversión de los estados en acciones de prevención efectivas, a través del acceso a la educación de calidad que van más allá intervenciones reactivas ante el delito y requieren de acciones integrales, que puedan posicionar al istmo en una mejor posición ante el Índice de Progreso Social. 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Social Progress Imperative. (2019).  Social Progress Index Executive Summary. Noticia de página de internet. Recuperado de: https://www.socialprogress.org/assets/downloads/resources/2019/2019-Social-Progress-Index-executive-summary-v2.0.pdf

Centrum PUCP Business School. (2019). Índice de Progreso Social Mundial 2019.  Noticia de página de internet.   Recuperado  de: https://www.centrumthink.pucp.edu.pe/Docs/files/resultados_del_%C3%ADndice_de_progreso_social_mundial_2019___estudios_completo.pdf

INCAE Business School. (2019). El progreso Social en América Latina. Noticia de página de internet.  Recuperado de:  https://www.incae.edu/es/blog/2019/09/18/cumplimiento-de-metas-de-desarrollo-sostenible-43-anos-detras-de-lo-previsto.html?seccion=clacds

LA CELEBRACIÓN A LA DEMOCRACIA ACTUAL EN CENTROAMÉRICA

Por Pamela Salazar Ramírez
Asistente Técnica de la Fundación para la Paz y la Democracia

El Día Internacional de la Democracia, a celebrarse todos los años el 15 de Setiembre, es una oportunidad para recordar que la democracia debe centrarse en las personas; y que se basa en sistemas de gobierno que parten de la tolerancia y la autonomía del individuo para dar a conocer y poner en práctica sus ideas sin algún tipo de censura. En la Declaración Universal de los Derechos Humanos, se destaca una frase que inspiró la creación de la Constitución Política de todo el mundo, y ha contribuido a la aceptación de los valores y principios democráticos a nivel mundial.

“La voluntad del pueblo será la base de la autoridad del gobierno…” (Declaración Universal de los DDHH, 1948).

La democracia se basa en la inclusión, la igualdad y la participación de las personas, y es un elemento fundamental para la paz, el desarrollo sostenible y los derechos humanos dentro de la sociedad.

La Democracia actual en Centroamérica

Se denominó Independencia de América Central a la conmemoración, por parte de los actuales países de GuatemalaHondurasEl SalvadorNicaragua y Costa Rica, de la firma del Acta de Independencia de América Central el 15 de septiembre del año 1821.

La verdadera democracia se puede catalogar como una “vía de doble sentido”, ya que ésta se construye sobre un diálogo constante entre la sociedad civil –organizada y no organizada- y los poderes políticos de los Estados. Éste diálogo debe tener una influencia real en las decisiones políticas que se toman en el diario vivir. Por este motivo, la participación política, el espacio cívico y el diálogo social constituyen las bases de un buen gobierno. Sin embargo, esto se hace aún más evidente con el impacto que generan la globalización y el progreso tecnológico dentro de la participación ciudadana.

De acuerdo con el Informe del Latinobarómetro 2018, elaborado por la Corporación Latinobarómetro, éste presenta los resultados sobre la democracia y la situación económica de los habitantes de los distintos países que agrupa, entre ellos todos los que componen la región centroamericana.

Screen Shot 2019-09-27 at 2.13.11 PM

Fuente: Corporación Latinobarómetro, 2018.

Como se puede observar en la imagen, entre los países centroamericanos destaca Costa Rica, con una puntuación de 45, siendo la escala máxima un total de 50 puntos, se podría concluir que las personas costaricenses se sienten muy a gusto con la democracia que ejerce Costa Rica.

Seguido de ello, se posiciona Honduras con 27 puntos, teniendo un mínimo más alto de la mitad del puntaje, situación que refleje una aprobación media al tipo de democracia que poseen. De ahí en adelante, en orden descendente aparecen: Panamá con 21 puntos, Nicaragua con 20, Guatemala registra 18  puntos y en último lugar El Salvador con 11 como puntuación.

En casos como El Salvador, que se posiciona con el puntaje más bajo a nivel centroamericano, refleja el claro descontento actual que poseen las personas salvadoreñas con respecto a la forma en que se ha desarrollado la democracia en dicho país. Y no solo en este caso, sino en todos los países, hay una gran necesidad por mejorar los procesos y mecanismos de la democracia, que permitan una mejora en la credibilidad de la ciudadanía así como en acciones concretas de mejora dentro del propio gobierno.

Conclusiones

El norte de Centroamérica, integrado por Guatemala, El Salvador y Honduras, continúan siendo atacados fuertemente por la violencia, el narcotráfico y el crimen organizado, el fenómeno de las pandillas, además de la corrupción en la función pública. El narcotráfico y el crimen organizado también acechan a Costa Rica y Nicaragua, aunque en menor grado que los países hermanos del norte, no dejan de ser flagelos comunes por los cuales toda una región debe luchar.

La consolidación de una verdadera democracia sigue siendo un tema pendiente para la región. Nicaragua, salvo algunos periodos de incipiente democracia, sigue sufriendo el flagelo de caudillismos y regímenes que han bloqueado su desarrollo, hasta convertirla no solo en la región más pobre de la región, sino la segunda en el continente (Bravo, 2017).

Aunado a lo anterior, se resalta el aumento de flujos migratorios, los cuales hace que los países enfrenten distintos retos. Así que, la Centroamérica actual tiene grandes desafíos que superar en materia socioeconómica, política, ambiental y de seguridad, en esa lucha por buscar una verdadera independencia que se traduzca en paz y bienestar de las naciones, como bien lo concebía el concepto de Seguridad Democrática, el cual se basa el Tratado Marco de Seguridad Democrática de Centroamérica.

Durante la celebración de esta fecha, es un buen momento para instar a los gobernantes, a respetar y promover el derecho de sus ciudadanos y ciudadanas a contar con una participación activa, sustantiva y significativa dentro de la democracia. Y construir las condiciones políticas, sociales y económicas necesarias para el pleno disfrute de sus derechos.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Corporación Latinobarómetro (2019). Informe 2018 Latinobarómetro. Recuperado de http://www.latinobarometro.org/latContents.jsp

Diario las Américas (2017). La democracia, entre los retos pendientes. Recuperado de https://www.diariolasamericas.com/la-democracia-los-retos-pendientes-n4131834

ONU. (s.f). Día Internacional de la Democracia, 15 de Setiembre. Recuperado de https://www.un.org/es/events/democracyday/

ONU. (1948). Declaración Universal de los Derechos Humanos. Recuperado de https://www.ohchr.org/EN/UDHR/Documents/UDHR_Translations/spn.pdf

Torres-Rivas, E. (2015). Las democracias en Centroamérica. Recuperado de https://www.politicaexterior.com/latinoamerica-analisis/las-democracias-en-centroamerica/

Leer el presente para escribir el futuro hondureño

Dayana Espinosa Patti
Bachiller en Relaciones Internacionales
Técnica de FUNPADEM

La UNESCO proclamó el 8 de septiembre Día Internacional de la Alfabetización en la 14ª reunión de su Conferencia General, el 26 de octubre de 1966. Desde 1967, esta jornada se ha celebrado anualmente en todo el mundo para recordar al público la importancia de la alfabetización como una cuestión de dignidad y derechos humanos y para promover el programa de alfabetización encaminado a lograr una sociedad más alfabetizada y sostenible (UNESCO)

Así como establece Naciones Unidas, la alfabetización es fundamental en todos los niveles de la educación, especialmente en la educación básica, a través de todos los modos de enseñanza, formal, no-formal e informales. Abarca las necesidades educativas de todos los seres humanos en todos los entornos y contextos, tanto en el Norte como en el Sur, en las zonas urbanas y rurales, en la escuela y fuera de ella, en niños y niñas, en hombres y mujeres.

La educación es un cimiento sobre el cual se construyen sociedades más justas, equitativas y productivas. Las personas que saben leer y escribir tienen más oportunidades para elegir y llevar una vida más plena. Son personas más libres, productivas e individuos menos expuestos a la pobreza y con mayor facilidad para adaptarse a los nuevos retos que enfrenta la sociedad. El desarrollo humano, económico, el progreso social y la libertad de los seres humanos dependen en gran medida del establecimiento de un nivel básico de alfabetización en todos los países del mundo (EDUCARED)

Sin embargo, su promoción no es simplemente una cuestión de seguimiento del progreso a nivel nacional; de hecho, el trabajo real lo realizan los gobiernos, la sociedad civil, los docentes y otros actores en miles de comunidades a través de una multitud de programas de educación, cuya adaptación a los contextos locales es una de las características más importantes del éxito de la promoción de la alfabetización.

Han pasado 52 años desde que se proclamó la celebración de este día y se han realizado grandes avances para que la población aprenda a leer y escribir, los niveles van aumentando de generación en generación y actualmente la tasa global de alfabetización de los adultos se ubica en el 86%, alcanzando el 91% entre los jóvenes, según datos de la Unesco de 2016. Sin embargo, como destaca la BBC aún hay 750 millones de personas que no saben leer y escribir en el mundo, de los cuales dos terceras partes son mujeres.

Alfabetización en Latinoamérica. Estado de la Educación en Honduras.

Hay una creciente preocupación en América Latina con respecto a la calidad de la educación. El último informe del Instituto de Estadísticas de la Unesco señaló que de las más de 630 millones de personas que viven en América Latina y el Caribe, unos 32 millones son analfabetas y esto representa aproximadamente el 4% de la población analfabeta del mundo.

A partir del consenso que “la educación es un derecho humano fundamental y un bien público irrenunciable” (OREALC UNESCO, 2007), se ha señalado que la educación es un medio para que el ser humano se realice plenamente como tal y contribuya al desarrollo de la sociedad, transmitiendo y compartiendo sus valores y su cultura. Y por ello, tiene un alto valor por sí misma y no solo como un factor que impulsa el crecimiento económico y el desarrollo social.

A pesar de estas declaraciones de intenciones y del reconocimiento que tiene la educación de un país como factor fundamental para el crecimiento económico y la sostenibilidad de las democracias participativas, los sistemas educativos de la región no están recibiendo la atención prioritaria y el apoyo financiero que se requiere. Los grupos de interés que más deberían involucrarse con los gobiernos para exigir mejoras en la educación: los padres de familia, los empresarios y la sociedad en general, en muchos casos quedan al margen del debate (FEREMA,2017)

Para la educación hondureña el período 2010 – 2015 representó la etapa final del Plan Educación para Todos Iniciativa Vía Rápida Honduras 2003-2015 (EFA-FTI Honduras). En este período la educación hondureña logró avances importantes respecto a la gobernabilidad del sistema, el establecimiento de una nueva normativa más adecuada al contexto educativo actual, así como en relación con el establecimiento de un sistema de evaluación estandarizada de los aprendizajes y del desempeño docente. También se lograron modestos avances en cobertura, tasas de graduación, logros de aprendizaje y gestión local, sin embargo, en relación con la cobertura del sistema, todavía hay demasiados niños, niñas y jóvenes fuera del sistema educativo, y el acceso aparece asociado a las condiciones socioeconómicas de los estudiantes (FEREMA,2017)

Se avanza lentamente en la reducción del analfabetismo.

En el tema de la proporción de población alfabetizada, el país ha mejorado, aunque aún tiene deuda pendiente.

De acuerdo al Informe del Progreso Educativo 2017 realizado por FEREMA, el proceso de analfabetismo en personas mayores de 15 años, solamente se redujo en 3.1% durante el período 2010-2015.

Gráfico No.1 Porcentaje de alfabetismo, personas con 15 años o más, 2010-2015

Screen Shot 2019-09-15 at 5.43.52 PM

Como puede apreciarse en el gráfico No. 1. En el año 2015, se tenía una tasa de 12.1% de población mayor de 15 años analfabeta, muy superior al 3.2% de Costa Rica, 5.5 de Panamá o 7.5 de Nicaragua (BCIE, 2017).

Se avanza, pero a un ritmo muy lento que no permite alinearse con los estándares internacionales.

Siendo ese el panorama actual, debe considerarse que el analfabetismo adulto se reducirá en la medida que los niños ingresen y permanezcan en la escuela.

Como señala la Secretaría de Educación Hondureña, los datos muestran un déficit y una deuda que el Estado de Honduras ha venido acumulando a través del tiempo con la sociedad hondureña en el sector educación y que “hoy por hoy” le representa enormes desafíos en términos de costos y desarrollo humano, que tiene repercusiones negativas no solo al comparar indicadores educativos con países de la región, sino con problemas de orden estructural como la pobreza y la desigualdad que sin duda están vinculados a los bajos niveles educativos.

Esto plantea que a propósito de la celebración del Día Internacional de la Alfabetización se requiera leer el presente hondureño para escribir su futuro, porque si bien ha habido logros positivos en alfabetización general, hay otras áreas que requieren mucho más para que las personas no se queden atrás.

Compartiendo el criterio de Cecilia Barbieri, especialista en educación de la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe OREALC/UNESCO, el hecho de ser alfabetizado no significa tener acceso a la educación de nivel superior, o tener acceso a formación continua en el resto de la vida. Hay que mirar más allá del acceso, entender el nivel de aprendizaje, la calidad de la educación que son las que permitirán en gran medida la posibilidad de la movilidad social.

Referencias Bibliográficas

UNESCO (2017) Reading the past, writing the future: Fifty years of promoting literacy. Recopilado en: https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000247563

Secretaria de Educación (2017) INFORME SISTEMA EDUCATIVO HONDUREÑO EN CIFRAS PERIODO ACADÉMICO 2014-2016. Recuperado en: https://www.se.gob.hn/media/files/articles/201711_usinieh_informe_estadistico_2014_2016.pdf

UNESCO (S.F). Día Internacional de la Alfabetización. Recopilado de: https://es.unesco.org/commemorations/literacyday

EDUCARED. Día Internacional de la Alfabetización. Recopilado e: http://educared.fundaciontelefonica.com.pe/blog/calendario-civico/dia-internacional-de-la-alfabetizacion/

Fundación para la Educación Ricardo Ernesto Maduro Andreu FEREMA (2017) Informe del Progre so Educativo Honduras 2017. Recopilado de: https://www.thedialogue.org/wpcontent/uploads/2017/07/InformedeProgresoEducativo2017.pdf

Global Partnership for Education – Secretaría de Educación-Grupo Banco Mundial (2017) Recopilación de información para el análisis del sector educativo hondureño. Honduras. Versión multicopiada.

Llorente, A (2017) 4 cifras sobre la alfabetización en América Latina que quizá te sorprendan. Recopilando de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-45453102

UN PASO ATRÁS EN LA JUSTICIA GUATEMALTECA: ABANDONO DE LA CICIG

Diego Acuña Picado
Bachiller en Relaciones Internacionales.
Brandon Mata Aguilar.
Técnico de FUNPADEM

La Comisión Internacional Contra la Impunidad de Guatemala (Cicig), finalizará su mandato el siguiente 3 de setiembre del 2019. Fue un órgano creado por las Naciones Unidas en el 2007 cuyo objetivo fue fortalecer el sistema judicial de Guatemala. En su Informe Final de Labores, “El Legado de Justicia en Guatemala”, se desprende que del trabajo realizado entre este órgano y el Ministerio Público guatemalteco, han sido culpabilizadas más de 1540 personas, y de las que, a julio del presente año, 660 personas se encuentran procesadas y un 70% goza de medidas sustitutivas. Además la identificación de más de 70 estructuras criminales de alta complejidad, más de 120 casos de alto impacto y 100 solicitudes de antejuicio que recibieron colaboración de este órgano (CICIG; 2019).

No obstante, la Comisión finalizó sus funciones, a solicitud del aún hoy presidente Jimmy Morales, tras solicitar su salida en 24 horas, declarar non grato al comisionado Iván Velázquez tras la investigación iniciada por la Cicig contra José Manuel Morales Marroquín y Samuel Morales Cabrera; hijo y hermano del presidente respectivamente (El País, 2019). La opinión generalizada en el país es que ahora el desarrollo de la justicia será aún más difícil de lo que lo era anteriormente.

La salida de la CICIG del país no solo implicaría una mayor dificultad para que se lleven a cabo procesos judiciales eficaces y transparentes – aún en contra de personas o estructuras que han sido considerados “intocables” – sino que también envía un mensaje en dos vías diferentes. Le envía una señal positiva a las estructuras ilícitas y corruptas de la institucionalidad pública guatemalteca, puesto que debilita al Ministerio Público, y queda evidenciado que los acuerdos internacionales de los que Guatemala es signataria, y directrices de la Sala Constitucional pueden irrespetarse permitiéndoles continuar actuando sin ser sancionados. Mientras que aumenta la sensación generalizada de impunidad de la población guatemalteca, provocando desconfianza en las esferas políticas que les gobiernan, y flagelando su estructura democrática. Acentuando fenómenos preocupantes como la escasa participación ciudadana en espacios de toma de decisión, como lo fue en las últimas elecciones en las que Giammattei quedó electo con  apenas un 42,70% de participación en la segunda ronda electoral (ver “Giammatei – el doctor que hereda una Guatemala convulsa” en: https://pensandodesdecentroamerica.wordpress.com/2019/08/16/giammattei-el-doctor-que-hereda-una-guatemala-convulsa/).

Retos para el Ministerio Público de Guatemala

Con la salida de la CICIG, se genera gran incertidumbre debido a que no se tiene claridad sobre quién asumirá el rol de fiscalizador dentro de la dinámica guatemalteca; o, por otro lado, si esta es una victoria inapelable de una gran cúpula organizada que tiene como consecuencia una impunidad perpetua.

Ante estos dos escenarios, se incrementan las preocupaciones acerca del futuro guatemalteco. En un primer lugar, como ha sido descrito, existe la incertidumbre sobre que institución, organización o personas asumirán el rol de fiscalizador. Se espera que este rol sea liderado por el Ministerio Público. A través de doce años, esta institución ha sido fortalecido en capacidades y en acompañamiento para procesar la mayor cantidad de casos de corrupción posible, entre ellos imputando personas de alto nivel político como el del entonces presidente Otto Pérez Molina.  (Menchu & Oré, 2019). Incluso, Fiscala General de la República, María Consuelo Porras, ha indicado la existencia de un plan de contingencia dentro del Ministerio Público tras la salida de la CICIG. (Coronado, 2019)

Como segundo punto, en caso de no existir ese actor que asuma estos esfuerzos, la lucha contra la corrupción y delitos de cuello blanco quedaría en un proceso de estancamiento importante. Desde ahora, se proyecta un debilitamiento de la lucha contra la corrupción; en caso de que las capacidades del Ministerio Público no sean las necesarias para enfrentar en su totalidad los casos, estos podrían entrar en un proceso judicial de estancamiento en el cual pocos de ellos serían resueltos. Ante este panorama, los niveles de impunidad aumentarían nuevamente y las investigaciones respectivas podrían verse aún más afectadas por el peso y poder político que las personas bajo investigación ostenten.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Coronado, E. (30 de agosto de 2019). “En los tribunales se van a parquear los casos”, señala fiscal General del MP. Prensa Libre. Recuperado de: https://www.prensalibre.com/guatemala/justicia/en-los-tribunales-se-van-a-parquear-los-casos-senala-fiscal-general-del-mp/

Elías, J. (22 de agosto de 2019). La vigilancia de Naciones Unidas se apaga en Guatemala. El País. Recuperado de: https://elpais.com/internacional/2019/08/22/america/1566425675_685425.html

Menchu, S., & Oré, D. (30 de agosto de 2019). CICIG termina su mandato en Guatemala ¿Se acaba la lucha contra la corrupción? Swissinfo.cf. Recuperado de: https://www.swissinfo.ch/spa/cicig-termina-su-mandato-en-guatemala–se-acaba-la-lucha-contra-la-corrupci%C3%B3n-/45196290

Redacción. (29 de agosto de 2019). La Cicig se despide de Guatemala: el contundente informe final de la comisión que describe una corrupción enquistada en el Estado. BBC. Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-49517442

Torres, J. (16 de agosto de 2019). Giammatei – el doctor que hereda una Guatemala convulsa. Pensando desde Centroamérica. Recuperado de: https://pensandodesdecentroamerica.wordpress.com/2019/08/16/giammattei-el-doctor-que-hereda-una-guatemala-convulsa/

GIAMMATTEI – EL DOCTOR QUE HEREDA UNA GUATEMALA CONVULSA

Carlos Torres Jiménez
Director de Proyecto
Politólogo e internacionalista

Los resultados son claros, el pasado 11 de agosto, Alejandro Giammattei ganó la segunda ronda electoral contra Sandra Torres, líder de la Unión Nacional de la Esperanza (UNE) y líder en el primer balotaje celebrado hace un par de meses. El candidato del Partido Vamos, resultó ganador con un 57,95%, mientras que Sandra Torres del Partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) obtuvo un 42,05%. Estas elecciones fueron particulares, debido a que se inscribieron 19 partidos políticos, y a una serie de incidentes presentados durante la primera ronda electoral que obligaron al Tribunal Supremo Electoral a repetir el proceso de conteo en cuatro municipios y a suspenderlo en otro por falta de garantías y seguridad. La segunda ronda electoral se caracterizó además, por una escasa participación ciudadana, ya que únicamente un 42,70% de votos fueron emitidos por la población guatemalteca.

Las tareas de este médico, ex Director del Sistema Penitenciario de Guatemala (por las que estuvo en prisión 10 meses por su liderazgo en la “Operación Pavo Real”) y bombero, serán variadas en un país, que en cuestión de 4 años tuvo importantes cambios y al que, al igual que su predecesor, llegará sin una fracción de diputados suficiente para movilizar acuerdos en el Congreso.

El Dr Giammattei hereda de Jimmy Morales una serie de decisiones controversiales la principal siendo la no renovación de la Comisión Internacional contra la Impunidad de Guatemala (CICIG). Dicho ente, termina su mandato el 3 de septiembre del presente año y en una entrevista para CNN, prácticamente aseguró que su gobierno no solicitará su retorno. Confirmó que buscará crear una Comisión contra la Corrupción con apoyo variado (Soy502; 2019). La corrupción se volvió central en el país del norte de América Central, al ver como en 2015, acciones coordinadas entre el Ministerio Público y la CICIG investigaron y arrestaron  a decenas de funcionarios públicos, entre ellos el entonces Presidente Otto Pérez Molina y la Vicepresidenta Roxanna Baldetti. 

Otro tema importante que hereda de la Administración Morales es la migración. El acuerdo firmado recientemente con el Gobierno de Estados Unidos genera preguntas importantes. Este acuerdo, crea en Guatemala un “tercer país seguro”, ha sido criticado por el potencial de empeorar una crisis humanitaria (BBC; 2019). Si a esto se suma que Guatemala es de los países que más migrantes envía a Estados Unidos por condiciones ligadas a la inseguridad, la falta de empleo y sobre todo la pobreza, algunos analistas han catalogado que Guatemala podría convertirse en una “gran cárcel” y lo más importante este que no soluciona las razones de fondo del por que los guatemaltecos migran (Prensa Libre; 2019).

¿Pero que esperar de  Alejandro Giammattei? Tras la entrevista con CNN (12 de agosto de 2019), hay varios puntos a considerar. Primero, parece focalizar sus esfuerzos en que la corrupción de su rival Sandra Torres sea debidamente procesada en tribunales. “Voy a hacer todo lo que esté en mis manos para que la señora (Sandra Torres) responda por los actos ilícitos que ha cometido”, este factor que puede vislumbrar una dificultad para negociar con la bancada legislativa más grande que pertenece a Torres (Soy502; 2019).   Esto, combinado con los llamamientos a mano dura contra el crimen hacen pensar que discursivamente el presidente electo tendrá una similar visión a la de Jimmy Morales (Nomada; 2019).

Otros temas son más difíciles de interpretar. En materia económica, el plan del candidato se basa en temas siempre mencionados: simplificación de trámites, atracción de inversión extranjera y mejora de infraestructura.  En temas sociales,  mucho de lo aportado se basa en construir infraestructura pendiente desde hace varias décadas. En temas de seguridad ciudadana, al igual que Morales, priva el discurso de la mano dura.  Sin embargo, los detalles no son claros; abundan los ¿qué?, pero no los cómo y los cuándo. (Plaza Pública; 2019).

A Guatemala le espera un nuevo presidente con retos comunes de hace décadas. Y parece que la solución es la misma que hace 10 años una figura conservadora que guiará un mundo muy incierto .

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

García, J. (12 de agosto de 2019). Giammattei es el ganador y Guatemala se las verá con un Jimmy 2.0 o un autoritarismo más radical. Nómada. Recuperado de: https://nomada.gt/pais/elecciones-2019/giammattei-es-el-ganador-y-guatemala-se-las-vera-con-un-jimmy-2-0-o-un-autoritarismo-mas-radical/

Gráfico: (11 de agosto de 2019). Este es l plan de gobierno de Alejandro Giammattei. Plaza Pública. Recuperado de: https://www.plazapublica.com.gt/content/grafico-este-es-el-plan-de-gobierno-de-alejandro-giammattei

Redacción. (25 de julio de 2019). Crisis migratoria: ¿puede Guatemala convertirse en un “tercer país seguro” como quiere Donald Trump?

Recuperado de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-49097853

SA. Elecciones en Guatemala: los 3 grandes retos de Alejandro Giammattei como próximo presidente de Guatemala. Prensa Libre. Recuperado de: https://www.prensalibre.com/guatemala/bbc-news-mundo-guatemala/elecciones-en-guatemala-los-3-grandes-retos-de-alejandro-giammattei-como-proximo-presidente-de-guatemala/

Soy502. (12 de agosto de 2019). Así respondió Sandra Torres a las acciones en su contra. Soy502. Recuperado de: https://www.soy502.com/articulo/sandra-torres-envia-fuerte-mensaje-twitter-5313

A 32 años de la firma de los acuerdos de paz en Centroamérica: un panorama sobre la consolidación de las instituciones democráticas

Valeria Rodríguez Quesada
Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA) y en de Derecho en la Universidad de Costa Rica (UCR) y Pasante de FUNPADEM.

En el período posterior a la firma de los Acuerdos de Paz, los países de Centroamérica han recorrido distintos procesos en la consolidación de sus sistemas políticos. Desde el caso costarricense, en el que las instituciones democráticas han permanecido incólumes desde inicios de los años cincuenta; democracias más tardías como lo fueron las experiencias de Panamá, Guatemala y El Salvador, hasta regímenes que aún pueden calificarse como semi democráticos, como se refleja en los casos de Honduras y Nicaragua.

Precisamente, uno de los ejes que se expresan en el Acuerdo de Esquipulas II, se refiere a la democratización. Dentro de este,  el texto señala:

“[Los gobiernos] realizarán, de manera verificable, las medidas conducentes al establecimiento y, en su caso, al perfeccionamiento de sistemas democráticos, representativos y pluralistas que garanticen la participación de partidos políticos y la efectiva participación popular en la toma de decisiones y aseguren el libre acceso de las diversas corrientes de opinión a procesos electorales honestos y periódicos, fundados en la plena observancia de los derechos ciudadano. (Acuerdo de Esquipulas II, 1987)

No obstante, la frágil división de poderes, la corrupción y poca transparencia —especialmente en la ejecución de obras públicas—, la subrepresentación de mujeres, jóvenes y minorías étnicas que siguen sin alcanzar una participación política equitativa, el oportunismo político, y la poca participación popular siguen siendo flagelos que afectan a la región.Y aunque las problemáticas precedentes se refieren exclusivamente a la satisfacción y efectivo cumplimiento de derechos civiles y políticos, no debe olvidarse la relación intrínseca que estos mantienen respecto de las condiciones sociales de los individuos-agentes del sistema democrático necesarias para su ejercicio.

Al respecto, O’Donnell señala:

Si los/as ciudadanos/as utilizan ampliamente sus derechos políticos y civiles, el contexto social tenderá a ser diverso y congenial a la democracia; por otro lado, dicho contexto social tenderá a promover tales actitudes y prácticas por parte de sus ciudadanos/as. Hay una circularidad obvia en las afirmaciones precedentes; pero es una circularidad útil, ya que reafirma la imbricación mutua y necesaria de los lados individual y social de diversos derechos, incluidos los políticos. (O’Donnell, 2004)

En este contexto, el panorama social de la región es desalentador. El Quinto Informe Estado de la Región en Desarrollo Humano Sostenible resume que “durante el período 2000-2013 Centroamérica no logró elevar significativamente los niveles de bienestar y progreso social de sus habitantes. Si bien mejoraron indicadores clave como la esperanza de vida, la mortalidad infantil, el acceso a servicios públicos y la cobertura educativa, se mantiene el desafío de garantizar condiciones de vida dignas para amplios sectores de población, sobre todo en los países del centro y norte del Istmo, que además son los más populosos. En ellos se concentran la pobreza, la exclusión social, la desnutrición crónica y la violencia” (Programa Estado de la Nación, 2016).

Partiendo de la premisa de que las condiciones que constituyeron la base para la germinación de la guerra siguen estando presentes y, aún más grave, que sus consecuencias son aún latentes en la consolidación de los sistemas políticos, es necesario comprender de qué forma las condiciones sociales han influido en la participación política de los sectores más excluidos de las sociedades de la región.

A este respecto, Maslow  propone una teoría psicológica mediante la cual es posible establecer una jerarquía de necesidades que los seres humanos buscan satisfacer sobre la base de una pirámide. En su base, se encuentran las necesidades fisiológicas, de origen biológico y orientadas hacia la supervivencia humana, tales como respirar, beber agua, dormir, la necesidad de sexo y reproducción, y la necesidad de refugio. El siguiente eslabón estaría conformado por las necesidades de seguridad y protección, que surgen cuando las necesidades fisiológicas se encuentran satisfechas y hacen referencia a la seguridad física (un refugio que proteja del clima), de salud (asegurar la alimentación futura), y de recursos (disponer de educación, transporte y sanidad necesarios para sobrevivir con dignidad). En las capas superiores se encuentran las necesidades de amor y pertenencia, las necesidades de estima y, finalmente, las necesidades de autorrealización.

A medida que la persona logra el cumplimiento de las necesidades más básicas, va escalando en la pirámide y busca la satisfacción de otras necesidades insatisfechas, hasta llegar a la necesidad de autorrealización. El inconveniente se encuentra cuando una persona ni siquiera es capaz de satisfacer las necesidades más básicas, como es el caso de un 47% de la población centroamericana que en el 2013 se encontraba bajo la línea de pobreza, y cerca de la quinta parte (18%) que vivía en condiciones de indigencia, o el hecho de que para el 2014 cerca de 6,5 millones de centroamericanos (59% de la población) tenían al menos una necesidad básica insatisfecha (Programa Estado de la Nación, 2016).

Ante esto, resulta necesario afirmar que una gran cantidad de la población se encuentra tan ocupada intentando asegurar las condiciones para satisfacer sus necesidades más básicas —esto incluye la necesidad de vivienda digna, la cual, según el mismo informe, es la principal carencia en la región—, que ni siquiera le es posible tomar parte en las discusiones políticas, ni mucho menos, ejercer los derechos civiles que se supuestamente se le atribuyen, pues estos formarían parte de capas superiores de una pirámide sobre la cual aún no logran escalar.

En el mismo sentido, Sáenz de Tejada afirma que

“Las posibilidades de desarrollo y consolidación de la democracia están relacionadas con el agente ciudadano, que puede comportarse plenamente como tal cuando –siguiendo el modelo marshalliano– tiene satisfechas un conjunto de necesidades básicas que le permiten actuar como parte activa en la sociedad política. En esta parte de la evaluación, las democracias centroamericanas dejan mucho que desear, en tanto que la pobreza, el analfabetismo y la exclusión siguen siendo una constante en la región”. (Sáenz de Tejada, 2005)

Es decir, que la consolidación de los sistemas políticos dependerá indefectiblemente de la garantía de condiciones de vida dignas que permitan el desarrollo pleno de la ciudadanía. En un contexto donde no ha sido posible la superación de los conflictos sociales más profundos que permitieron la germinación de guerras; la sola afirmación de los derechos de expresión, asociación y acceso a la información de carácter pluralista, será incapaz de potencializar las capacidades de los diversos sectores que conforman las sociedades centroamericanas.

Referencias bibliográficas:

Acuerdo de Esquipulas II (1987). Procedimiento para establecer la paz firme y duradera en Centroamérica. Guatemala: 7 de agosto de 1987. Recuperado de: https://www.acnur.org/fileadmin/Documentos/BDL/2004/2530.pdf

Lehoucq, F. (2013). La democratización en Centroamérica desde sus guerras civiles: fortalezas y debilidades. Revista de Derecho Electoral. San José: Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica. Recuperado de: https://www.tse.go.cr/revista/art/16/fabrice_lehoucq.pdf

O’Donnell, G. (2004). Notas sobre la democracia en América Latina. Buenos Aires: Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo. Recuperado de: https://issuu.com/contenidosrd/docs/el-debate-conceptual-sobre-democracia.-pnud-2004

Orozco, M. (2006). Centroamérica: retos, conflictos y perspectivas en el siglo XXI. Washington DC: Diálogo Interamericano. Recuperado de:  http://unpan1.un.org/intradoc/groups/public/documents/icap/unpan026752.pdf

Programa Estado de la Nación (2016). Quinto Informe Estado de la Región en Desarrollo Humano Sostenible. Capítulo 1: Sinopsis. San José: Programa Estado de la Región. Recuperado de: https://estadonacion.or.cr/informe/?id=89555141-aef8-4341-b5c0-7777d70f5b51

Sáenz de Tejada, R. (2005) Democracias de posguerra en Centroamérica: reflexiones sobre Guatemala, El Salvador y Nicaragua. Revista Centroamericana de Ciencias Sociales N.º 3. Vol. II, Julio 2005. Disponible en http://unpan1.un.org/intradoc/groups/public/documents/icap/unpan027277.pdf

EMPRENDIMIENTO E INNOVACIÓN COMO ESTRATEGIA EN LA NUEVA GEOGRAFÍA DE DESARROLLO EN CENTROAMÉRICA

Kennys Maltêz Ruíz
Cordinador de la Dirección De Investigación
Asociación Yo Emprendedor

El emprendimiento e innovación en el desarrollo de las sociedades

Prácticamente, todas las teorías de desarrollo en las sociedades destacan el papel del “agente de cambio” como la fuerza que inicia e implementa el progreso en las diferentes dimensiones de la sociedad siendo el emprendedor quien ha sido reconocido como el agente de esos cambios en la historia. Por lo que suele afirmarse que, si una nación no tiene líderes emprendedores y/o personas empresarias en su base, el desarrollo económico y la promoción de crecimiento de oportunidad en el mercado y en la sociedad son muy difíciles de lograr. El emprendedor como consecuencia de su autorrealización y en la búsqueda del desarrollo local, conduce al progreso de su entorno en forma de encadenamiento que impacta de forma transversal muchas áreas comunes.

En este sentido, si se analiza rápidamente el panorama de la economía global se puede observar que la economía se está revitalizando gracias a los esfuerzos que desarrollan las empresas como una fuerza significativa para el desarrollo mundial. Como el liderazgo que desempeñan los emprendedores que contribuyen a las actividades de innovación, investigación y desarrollo a través de la creación de empleo, aumento de la productividad y la formación de nuevas industrias; que podrían eventualmente convertirse en oportunidades de desarrollo y bienestar social.

Contexto económico y la inserción de Centroamérica

A nivel global, Centroamérica se perfila como una región exportadora de materias primas en el mundo (BBVA; sf), y por lo tanto se puede decir que el sector externo ha jugado un papel importante en la dinámica de la región, especialmente para financiar importaciones de alta tecnología y a pesar de que existe gran disponibilidad de recursos naturales en Centroamérica que han contribuido al desarrollo de la región, este no es el escenario de desarrollo que se busca. Al contrario, Centroamérica se encuentra tal y como lo afirma Gwynne (2014) en gran medida caracterizada por su pertenencia a la periferia de la economía mundial, en gran medida dependiendo de los centros mundiales de producción de bienes de consumos y de los consumidores de sus productos primarios.

Se pretende que Centroamérica cambie el patrón de desarrollo de alto riesgo producido (las exportaciones de recursos naturales y materias primas de bajo valor agregado mayoritariamente) y es importante reaccionar a metas con medidas fijadas en el mediano y largo plazo. Estas metas por ende tienen que estar basadas en la adopción de patrones de crecimiento con bases establecidas en una industria de mayor valor agregado, traducido en palabras sencillas en el desarrollo de empresas de base tecnológicas e innovadoras que aporten empleos de calidad para la ciudadanía de la zona. Esta importante oportunidad de desligarse del sector primario hacia un sector con un alto valor agregado solo puede ser logrado si los países desde Guatemala hasta Panamá son capaces de garantizarnos una “triada de beneficios” que se extienden en educación de calidad, sistemas nacionales-regionales de innovación y emprendimiento, así como una estrecha y comprometida participación entre la academia, el gobierno y las empresas privadas.

El papel del emprendimiento en Centroamérica

Debido al alto número de jóvenes en la región, existen grupos de innovadores de alto potencial que tienen un impacto en la creación de puestos de trabajos y según Global Entrepreneurship Monitor (GEM), como el ente referente a nivel mundial en temas de emprendimiento, Centroamérica se encuentra constantemente en la generación y consolidación de nuevos negocios, así como en la búsqueda de soluciones a posibles problemas existentes en la zona. Esta entidad considera que se puede lograr un gran salto en temas de competitividad e innovación, lo cual impactaría en el desarrollo económico y social de los países del istmo (GEM; 2016).

Sin embargo, el diagnóstico no es el mismo para todos los países de la región.  A pesar de que se consideran grandes avances en el ecosistema de El Salvador, Costa Rica y Guatemala; otros países como Honduras y Nicaragua aún no aparecen en la lista de los ecosistemas emprendedores de Centroamérica (GEM; 2016). En esta línea se encuentra una gran desarticulación entre los principales actores de los sistemas y aquellos pertenecientes al marco institucional asociados a las políticas de apoyo, que son apenas básicas.

Consideraciones Finales

En la actualidad y con los procesos de globalización cada vez más arraigados el mundo se ha convertido en una economía de conocimiento donde el grado y la velocidad con que una sociedad absorbe las nuevas tecnologías obtiene y comparte información a escala mundial crea y difunde nuevos conocimientos, determina su capacidad para operar y competir (BID, 2011).

Para permanecer en el entorno y no sufrir daño, los Estados centroamericanos deben satisfacer las demandas del contexto mundial mejorando la forma en que emprenden y utilizan la innovación como uno de los recursos claves para el desarrollo de las economías. Sin embargo, todo esto no es posible lograrlo si desde los gobiernos no se crean programas para capacitar a emprendedores potenciales sobre el papel de innovación en respuesta a las necesidades existentes en el mercado. Desde la academia, se deben identificar las necesidades tendenciales a través de procesos de investigación. A la vez, las empresas dispondrán de capital privado, lo cual permitirá generar recursos y nuevas formas de conocimiento. Solo a través del desarrollo de esta triple hélice (gobierno, academia y sector privado) y la apuesta hacia una económica de valor agregado asociado a los procesos de emprendimiento e innovación se espera que la nueva geografía económica en la región sea posible.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

BID. Banco Interamericano de Desenvolvimento. La Necesidad de Innovar: El camino hacia el progreso de América Latina y el Caribe. 2011. Disponible en: <http://craig.com.ar/biblioteca/La%20necesidad%20de%20Innovar.%20Camino%20hacia%20el%20Progreso%20-%20BID.pdf&gt;.

CEPAL. (2019). Balance preliminar de las economías de Centroamérica y la República Dominicana en 2018 y Perspectivas para 2019. Recuperado de: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/44485/1/S190116_es.pdf

https://www.gemconsortium.org/

Ferreiro, C. (sf.). América Latina, rica en materias primas. BBVA. Recuperado de. https://www.bbva.com/es/america-latina-rica-materias-primas/

GWYNNE, R. N.; CRISTOBAL, K. Latin America Transformed: Globalization and Modernity. 2. ed. Nova Iorque: Routledge, 2014

Global Entrepreneurship Monitor (GEM). (2016). Latin America and Caribbean Regional Repport. Recuperado de:

https://www.gemconsortium.org/

SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL EN CENTROAMÉRICA

Paulina Víquez Mora
Estudiante en Nutrición de la Universidad Hispanoamericana

El concepto de Seguridad Alimentaria es creado en la década del 70, basado en la producción y disponibilidad alimentaria a nivel global y nacional. En los años 80, se añadió la idea del acceso, tanto económico y físico. Y en la década del 90, se llegó al concepto actual que incorpora la inocuidad y las preferencias culturales de las personas, y se reafirma la Seguridad Alimentaria como un Derecho Humano.

Según el Instituto de Nutrición para Centroamérica y Panamá (INCAP), la Seguridad Alimentaria Nutricional es un estado en el cual “todas las personas gozan, en forma oportuna y permanente, de acceso físico, económico y social a los alimentos que necesitan, en cantidad y calidad, para su adecuado consumo y utilización biológica, garantizándoles un estado de bienestar general que coadyuve al logro de su desarrollo” (Léon, Martínez, Espíndola, & Schejtman, 2004).

Asimismo, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), desde la Cumbre Mundial de la Alimentación (CMA) de 1996, la Seguridad Alimentaria “a nivel de individuo, hogar, nación y global, se consigue cuando todas las personas, en todo momento, tienen acceso físico y económico a suficiente alimento, seguro y nutritivo, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias, con el objeto de llevar una vida activa y sana”. En esa misma Cumbre, dirigentes de 185 países y de la Comunidad Europea reafirmaron, en la Declaración de Roma sobre la Seguridad Alimentaria Mundial, “el derecho de toda persona a tener acceso a alimentos sanos y nutritivos, en consonancia con el derecho a una alimentación apropiada y con el derecho fundamental de toda persona a no padecer hambre.”

Generalidades

En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas acordó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. En ella se plantea, como segundo Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS), poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición, y promover la agricultura sostenible.

Como se puede observar desde sus inicios, las Naciones Unidas han establecido el acceso a una alimentación adecuada como un derecho individual y una responsabilidad colectiva. La Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 proclamó que “Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación…” Por otro lado, casi 20 años después, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1996) desarrolló aún más estos conceptos, haciendo hincapié en “el derecho de toda persona a un nivel de vida adecuado para sí y su familia, incluso la alimentación…”, y especificando “el derecho fundamental de toda persona a estar protegida contra el hambre” (Léon, Martínez, Espíndola, & Schejtman, 2004)

Dentro de las consecuencias de estos convenios internacionales se encuentra que en la actualidad, para considerar adecuados los alimentos se requiere que además sean culturalmente aceptables y que se produzcan en forma sostenible para el medio ambiente y la sociedad. Por último, su suministro no debe interferir con el disfrute de otros derechos humanos, por ejemplo, el costo de adquirir suficientes alimentos para tener una alimentación adecuada no debe ser tan alto, que se pongan en peligro otros derechos socioeconómicos, o satisfacerse en detrimento de los derechos civiles o políticos. (Léon, Martínez, Espíndola, & Schejtman, 2004).

Inseguridad alimentaria en Centroamérica

La evolución de los indicadores de inseguridad alimentaria y nutricional presentan situaciones muy diferentes. En cuanto a la subalimentación, mientras países como Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana han recibido recientemente el reconocimiento de la FAO por haber reducido a la mitad su porcentaje de población subalimentada, en otros, como El Salvador, Guatemala y Costa Rica, la proporción ha aumentado en los últimos años. Pese a los avances, aproximadamente el 18% de la población de la región continúa subalimentada, porcentaje que sitúa a la región bastante por encima de la media de América Latina y el Caribe, con un país, Guatemala, con una incidencia considerada como alta y dos países (Nicaragua y República Dominicana) con valores moderadamente altos (CEPAL; 2017).

Los problemas de desnutrición en los países se ven paradójicamente acompañados por un aumento en la incidencia del sobrepeso y la obesidad. La desnutrición y la obesidad son problemas con una tendencia ascendente y a menudo coexisten en un mismo país, una misma comunidad e incluso un mismo hogar. Hay tres países (Belice, Costa Rica y República Dominicana) que presentan cifras de obesidad en menores de cinco años mayores al promedio de América Latina y el Caribe (ALC) (FAO, 2011)

El acceso económico a los alimentos está fundamentalmente determinado por el costo de los alimentos y los ingresos monetarios disponibles para adquirirlos. Lo cual plantea una correlación entre pobreza e inseguridad alimentaria y nutricional que se ve confirmada por los datos estadísticos disponibles. Violando aún el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales del 96, la región centroamericana presenta una tasa de pobreza del 47%, muy superior al promedio de ALC del 29%, con tres países (Guatemala, Honduras y Nicaragua) entre los cinco más pobres del continente (junto con Haití, el más pobre, y Paraguay). De la misma manera, el porcentaje de pobreza extrema o indigencia en Centroamérica (20%) supera ampliamente el de ALC (12%). (FAO, 2011)

Aunado a lo anterior, todas las Canastas Básicas Alimentarias (CBA) en la región (con la excepción de Belice, donde no se cuenta con datos para el análisis) mantuvieron una tendencia creciente en 2012. Al estimar el poder adquisitivo de los salarios mínimos agrícolas en la región del SICA sólo en Costa Rica los hogares dedicados a labores agrícolas pueden acceder a más de una CBA (1.7 CBA en diciembre de 2012), lo cual asegura condiciones favorables en términos de Salud Nutricional (SAN). En el extremo opuesto se encuentra Nicaragua en donde un salario mínimo no llega a cubrir media CBA (0.45 CBA para ser precisos), por tanto, dos miembros del hogar deben trabajar para cubrir las necesidades alimenticias básicas. En el resto de los países este coeficiente registra 0.89 en Guatemala, 0.82 en El Salvador, 0.80 en Panamá y 0.65 en Honduras. (FAO, 2013)

Conclusión

La carencia de una alimentación adecuada se manifiesta de una manera crítica y aguda en las hambrunas que periódicamente afligen a diversas poblaciones vulnerables, y en efectos nocivos acumulativos de subnutrición, obesidad y falta de nutrientes específicos. Por lo cual, la Seguridad Alimentaria y Nutricional (SAN) es el centro de crecientes discusiones y esfuerzos, desde el nivel local hasta el global. El estado actual de la seguridad alimentaria y nutricional es el resultado complejo de actividades, procesos y factores que operan desde el nivel doméstico hasta el macroeconómico e internacional, y que conjuntamente pueden constituir el sistema alimentario. Desde una visión en pro del desarrollo sostenible e incluyente, se debe tener como objetivo lograr la asequibilidad de los alimentos, la diversidad en su consumo , la nutrición y salud de la población, y la sostenibilidad ambiental.

“El hambre perpetúa la pobreza al impedir que las personas desarrollen sus potencialidades y contribuyan al progreso de sus sociedades” (Kofi Annan, ONU, 2002)

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

CEPAL. (2017). Seguridad alimentaria y nutricional en Centroamérica y la República Dominicana: explorando los retos con una perspectiva sistémica. Recuperado de: https://www.cepal.org/es/publicaciones/42588-seguridad-alimentaria-nutricional-centroamerica-la-republica-dominicana

FAO. (2011). Seguridad Alimentaria y Nutricional Conceptos Básicos Programa Especial para la Seguridad Alimentaria – PESA – Centroamérica. Recuperado de http://www.fao.org/3/a-at772s.pdf

FAO. (2013). Centroamérica en Cifras datos de Seguridad Alimentaria Nutricional. Recuperado de: http://www.fao.org/3/a-at771s.pdf

Léon, A., Martínez, R., Espíndola, E., & Schejtman, A. (Mayo de 2004). Pobreza, hambre y seguridad alimentaria en Centroamérica y Panamá. Recuperado de: https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/6077/1/S0410044_es.pdf

Anuncios