Análisis basado en Género+

Ser hombre y hablar de género es un reto que me permito abordar desde la experiencia de la sociedad civil; hablar de género no debería de ser algo exclusivo para una mujer, en mí, la empatía generada de la observación, la vivencia y el dialogo me empodera, no pretendo saber la vivencia en carne propia, no puedo, sin embargo puedo hacer un análisis objetivo de factores, sus causas y consecuencias.

Rafael Semeraro Kluge
Asistente Técnico y Comunicación FUNPADEM
Codirector de Proyecto Violeta

Dentro del contexto centroamericano, la dinámica de la interacción entre hombres y mujeres,  en todos los niveles de la sociedad, en algunos más que otros, es particularmente problemática, aspectos tales como el machismo, que genera masculinidades tóxicas, hace que las mujeres, históricamente, fueran replegadas a las labores del  hogar y la maternidad. Este machismo genera ciclos de violencia intrafamiliar que luego se replican de padres a hijos.

Las escasas oportunidades de superación personal, educativa y laboral con las que cuentan las mujeres, genera una dependencia económica hacia el hombre, aunado al hecho de que el salario remunerativo de las actividades laborales es generalmente más bajo para ellas en comparación que al de ellos.

Una fuerte presencia religiosa lo que acentúa la tasa de natalidad y, más grave aún, el embarazo adolescente; latinoamericana es la región del mundo donde la religión católica está más arraigada; histórica y religiosamente, el rol principal del matrimonio es aquel dedicado a la procreación, por lo que los métodos anticonceptivos no gozan de apoyo en muchas iglesias, instituciones alrededor de las cuales gira la vida en muchas comunidades, especialmente las rurales.

A nivel de acceso a puestos públicos, políticos y/o de injerencia social, se han caracterizado por ser puestos generalmente ocupados por hombres, la paridad de género es un término relativamente reciente en la región centroamericana, imperando entonces la dominación del machismo estructural en comunidades y sociedades,  de igual manera, las papeletas o formulas, son generalmente encabezadas por hombres y su patriarcado.

Visibilizando la problematica

Definitivamente, no es lo mismo ser mujer “blanca” que mujer afrodescendiente o indígena; pues estos grupos de minorías ya tienen las vulnerabilidades propias de su “étnica o raza”; ser mujer en zona urbana o rural también es muy distinto, el acceso a estudio o empleo tiende a ser menor en la zona rural, el machismo es más “radical” en lo rural, y la religión puede tener más injerencia; la suma de todas estas características da por resultado un caldo de cultivo que profundiza, aún más, la desigualdad entre hombres y mujeres.  Por ejemplo, los niveles de indigencia femenina en las ciudades son mayores en la población indígena, la cual se ve obligada a generar una migración interna (o externa) producto de violencia doméstica, situación muy propia en los territorio indígenas producto de los altos índices de alcoholismo del que sufre la población masculina, entre otros; ellas huyen de sus casas con sus hijos, puesto que, difícilmente tenga conocimiento, o acceso a métodos anticonceptivos; finalmente se ven obligadas a trasladarse a ciudades o lugares más poblados para pedir comida o dinero en las calles; inclusive, puede que no tenga conocimiento del idioma español (analfabetismo), puede ser incluso, que no se encuentre registrada lo que le imposibilita el acceso a servicios básicos (salud y educación).

Continuando con este panorama de posibilidades, surge también el escenario de la población lgbti+ y la diversidad u orientación sexual. No es lo mismo la discriminación que una mujer cisgénero sufre, a la que una mujer lesbiana, y menos aún, la que experimenta una mujer trans (trangénero o transexual), esta última realidad más propensa a sufrir los azotes generados por la heternormatividad, el machismo estructural y la religión, que en su conjunto hacen que pertenecer al colectivo lgbti+ sea particularmente difícil en Centroamérica.

Otro escenario, es el que vive la persona migrante, máxime si se encuentra en condición irregular; los casos de matrimonios arreglados para optar por una residencia son comunes. Las cifras centroamericanas en cuanto a trata y tráfico son alarmantes, y no es casualidad que porcentualmente las mujeres sean las más afectadas por estas actividades. Una situación común en las migraciones es cuando la persona no conoce el idioma, a nivel centroamericano esto no es tan común, por la estandarización del español, sin embargo, es una posibilidad que se puede dar, especialmente, con población indígena.

¿Qué sucede en el hipotético caso de una mujer con más de una de estas vulnerabilidades?

La violencia

A nivel centroamericano las oleadas de violencia de género se han incrementado, según Naciones Unidas, 14 de cada 100.000 mujeres son asesinadas por razones de género en El Salvador, le sigue Honduras, donde 11 de cada 100.000 mujeres mueren y los femicidios aumentaron un 263% de 2005 a 2013; además, Honduras ocupó en 2015 el primer lugar en femicidios a escala mundial; en Nicaragua, 20 mujeres murieron en el primer trimestre de 2016. (Naciones Unidas, 2016).

La invisibilización que los medios de comunicación le dan a los femicidios y feminicidios resulta indignante, la falta de políticas públicas para atacar esta situación es unas de las principales falencias de los gobiernos, lo anterior en buena parte por marcos regulatorios débiles y estadísticas escasas, por ejemplo, no existen datos oficiales sobre mujeres trans en Costa Rica, solo se cuenta con las estimaciones que la ONG Transvida contabiliza, que rondan las 1000, la mayoría mujeres trans en condición de vulnerabilidad y muchas de ellas trabajando en el comercio sexual.

Existe un temor generalizado a denunciar, la violencia domestica puede llevar a la muerte, solo en Costa Rica, y según datos del Observatorio de Género del Poder Judicial, se presentan por día 132 solicitudes de medidas de protección, un promedio de 2 feminicidios mensuales, con una preocupante oleada en los últimos meses, según el medio costarricense CrHoy, para marzo del 2018 ya se habían contabilizado 12 femicidios.

A nivel de apreciación, el género es una composición binaria, que se debe abordar desde ambos enfoques, femenino y masculino, punto y aparte de la sistematización estructural de la violencia que ha tenido el hombre sobre la mujer. La lucha feminista es hoy igual de valida que ayer, la emancipación del machismo sobre la construcción social masculina es imperantemente necesaria.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Programa Estado de la Nación 2017. Informe Estado de la Nacion, Capitulo 2 Equidad e integración social, Páginas 77 y 94. Recuperado de: http://estadonacion.or.cr/2017/descargas.html

Observatorio de Genero del Poder Judicial. (s.f) Poder Judicial.  Recuperado de  https://observatoriodegenero.poder-judicial.go.cr/..

Cabezas, Y. (26 de abril de 2018). ¡Una mujer víctima más! Hombre mató a su expareja, una joven de 20 años. CrHoy. Recuperado de: https://www.crhoy.com/nacionales/una-mujer-victima-mas-hombre-habria-matado-a-su-expareja-de-20-anos/

  1. (26 de abril de 2018). Violencia hacia la mujer en Centroamérica. Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas. Recuperado de: https://www.ieepp.org/boletines/mirador-de-seguridad/2017/Marzo/34-violencia-hacia-la-mujer-en-centroamerica/

 

 

Anuncios

EL RÉGIMEN ORTEGUISTA NICARAGUENSE: LA ANTÍTESIS DE LA DEMOCRACIA

Diego Acuña Picado
Asistente técnico e investigador de FUNPADEM
Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional de Costa Rica (UNA)

EL RÉGIMEN ORTEGUISTA NICARAGUENSE: LA ANTÍTESIS DE LA DEMOCRACIA

Desde el pasado 17 de abril a raíz de una serie de reformas a los aportes a la Seguridad Social del país, una serie de protestas y manifestaciones se han realizado en diferentes partes del país centroamericano. La cifra de muertos y heridos hoy es incierta. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos contabiliza 63 muertos y una cifra hasta el momento desconocida de heridos (La Prensa; 2018).

El pasado 16 de abril, el Consejo Directivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), anunció una serie de medidas que implicaban un incremento sustantivo a los aportes que la población nicaragüense realiza a la Seguridad Social, a través de la Resolución 1/317 bajo la “necesidad de mejorar el balance financiero del sistema de pensiones del INSS”. Con estas medidas, el Gobierno esperaba recaudar 250 millones de dólares, para ayudar a subsanar el déficit con el que el INSS cuenta actualmente. No obstante estas medidas fueron revocadas el pasado 22 de abril (El Nuevo Diario; 2018).

Población Medidas propuestas
Empleadores Aumenta la contribución en un 3,5%. En julio sube un 2%, un 1% en el 2019, y un 05,% en el 2020.
Trabajadores Aumenta el aporte laboral en un 0,75%.
Jubilados Se recorta en un 5% el monto de su pensión.
Futuras pensiones Se reducen en promedio un 11,8%.

Fuente: El Confidencial, 2018.

¿Cómo inició?

Los nuevos aportes que el sector trabajador debe realizar según lo establecía la Resolución 1/137, podían haber eventualmente conllevado a un aumento exponencial de informalidad y despidos en razón de los altos costos de mantener las exigencias establecidas, lo cual representa también un desincentivo para el sector privado nicaragüense, y de inversión, más allá de las reformas al INSS.

Las represiones por parte de la Policía Nacional Civil (PNC) no se hicieron esperar. El Gobierno de Daniel Ortega ordenó enviar tropas del Ejército a la ciudad de Estelí (a 185 kilómetros de Managua). Los enfrentamientos entre la PNC y el Ejército, contra la ciudadanía, continuarán, entretanto no se llegue a un acuerdo fructífero con el COSEP (Consejo Superior de la Empresa Privada). Este órgano, externó su disconformidad ante la decisión aprobada por el Gobierno a través de la Resolución 1/317. A pesar de que Daniel Ortega extendió una oportunidad de diálogo con el COSEP, esta entidad la rechazó, mientras no se cumplieran una serie de requisitos, entre ellos, el cese inmediato de la represión de la PNC, como de los grupos afines al FSLN, la liberación inmediata de los apresados durante las protestas, y reestablecer en Nicaragua la irrestricta  libertad de prensa y expresión.

¿El principio del fin?

Las circunstancias actuales del país nicaragüense, son apenas un reflejo fehaciente de síntomas evidentes de disconformidad social, y de un régimen antidemocrático corroído y endeble ante las exigencias de su población. De finalizar su período presidencial el siguiente 10 de enero de 2022, Daniel Ortega habría ostentado el poder durante más tiempo que Anastasio Somoza García, Anastacio Somoza Debayle y a Luis Somoza Debayle. Ciertamente, el régimen orteguista, a diferencia de otras latitudes, no ha tenido que recurrir a la opresión – hasta hoy – para defender su régimen, pero si ha manipulado los diferentes poderes del Estado y sus instituciones para mantenerse en el poder. En el 2010,  se declaró “inaplicable” el artículo 147 de la Constitución de Nicaragua que no permitía la reelección de sus presidentes. Daniel Ortega fue reelecto por tercera vez consecutiva el pasado 26 de noviembre de 2016, negándose a que estos comicios fueran sujetos a observación  internacional, y aun existiendo en el padrón electoral, personas fallecidas para votar ¿son estas prácticas de un régimen democrático legítimo? (ver ‘‘El día en que Nicaragua repitió su historia’’, en: https://pensandodesdecentroamerica.wordpress.com/2016/11/09/el-dia-en-que-nicaragua-repitio-su-historia/)

La cantidad contabilizada de muertos y heridos, y las acciones del régimen orteguista, antagonizan los principios de pluralismo político, transparencia y universalidad que suponen regir a una democracia estable. El presidente Daniel Ortega, se encuentra sujeto ahora a distintas presiones, por lo que le quedan solamente dos caminos. Ceder ante las presiones sociales y del COSEP, y revocar, o modificar la Resolución 1/317, o ejercer aún más medidas de naturaleza coercitiva a su población para reprimirla, lo que generaría una mayor cifra de muertes, heridos, e inestabilidad social. Aun así, la disconformidad social, no solo entorno a este tema, sino ante muchos otros se encuentra presente, y el régimen orteguista se muestra endeble y fraccionado ante las exigencias de su población[1].

Nicaragua urge de una oposición robusta que sirva como contrapeso al Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), de una población involucrada, con capacidad de incidir políticamente, de que su Constitución Política sea aplicada, y no modificada según decisiones antojadizas del presidente o vicepresidenta para mantenerse en el poder, de una separación entre los tres poderes del Estado, y de un ente electoral independiente capaz de llevar a cabo procesos electorales participativos y transparentes.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Olivares, I. (17 de abril de 2018). Gobierno impone “paquetazo” de aumentos al INSS. El Confidencial. Recuperado de: https://confidencial.com.ni/gobierno-impone-paquetazo-de-aumentos-al-inss/

Resolución del Consejo Directivo del INSS. (16 de abril de 2018). La nueva radio ya. Recuperado de: https://nuevaya.com.ni/resolucion-del-consejo-directivo-del-inss/

Salinas, C. (22 de abril de 2018). Aumenta la tensión en Nicaragua en la cuarta jornada de protestas contra el Gobierno de Ortega. El País. Recuperado de: https://elpais.com/internacional/2018/04/22/america/1524366151_556411.html?id_externo_rsoc=TW_CM

Salinas, C. (22 de abril de 2018). Los empresarios de Nicaragua rechazan la oferta de diálogo de Ortega. El País. Recuperado de: https://elpais.com/internacional/2018/04/22/america/1524356795_072762.html?id_externo_rsoc=TW_CM

Loáisiga, L. (22 de abril de 2018). Daniel Ortega anuncia que revoca reformas al INSS. El Nuevo Diario. Recuperado de: https://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/461829-daniel-ortega-inss-protestas-nicaragua/

[1] La población lo ha evidenciado derribando “árboles de la vida”, o cantando “Daniel; Somoza, son la misma cosa”, quemando imágenes de Rosario Murillo y Daniel Ortega y derribando la estatúa de Hugo Chávez.

La nueva generación cubana

Por Marisol De La Vega Solano
Pasante FUNPADEM-Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Internacional de las Américas

En los ultimos años los cambios en la politica exterior y en la politica interna de Cuba han sido significativos. El restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos, la llegada del internet a la Isla, el acceso a la propiedad privada y el límite de mandatos a cargos políticos fueron realizadas bajo el mandato de Raúl Castro, hermano menor del revolucionario Fidel Castro.

Aunque todos estos cambios han sido de gran peso para la historia de Cuba, uno de los que modifican radicalmente la gobernabilidad en este país  es limitar los cargos políticos a dos mandatos consecutivos de cinco años cada uno y el establecimiento de una edad máxima para ejercer el poder. Cambios que se hicieron tangibles el pasado jueves 19 de Abril, cuando la Asamblea Nacional designó al  nuevo presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez (quien ejercía el puesto de Vicepresidente en la Administración de Raúl Castro). Esta es la primera vez en más de cincuenta años que ocupará el puesto alguien que no pertenece a la familia Castro (De Llano, 2018).

Poco se sabe del nuevo mandatario que el pasado 20 de Abril celebró sus 58 años. Oriundo de la provincia de Villa Clara, fue allí en dónde inició actividades políticas desde su juventud, profesor universitario en la Universidad de Las Villas desde 1985, dos años después comienza a dirigir la Unión de Jóvenes Comunistas y con esto logra darse a conocer frente al Partido Comunista (Olmo, 2018).

Los que lo han conocido más de cerca lo consideran como una persona progresista, al defender el “club El Mejunje” (lugar frecuentado por la comunidad LGTBI) siendo fuertemente criticado por el sector más conservador de la Isla. Díaz-Canel logró llamar la atención de Fidel Castro al organizar y movilizar gran cantidad de cubanos a una visita del difunto a su provincia, y desde ese momento entró al mundo de los Castro (Olmo, 2018).

Este cambio de mandatario marca un cambio generacional, el nuevo presidente nació luego de la gran revolución cubana, sin embargo, el verdadero y posible cambio podrá verse reflejado hasta el 2021, momento en que Raúl Castro se retire del puesto de primer secretario del Partido Comunista, que por disposición constituyente es el órgano al mando del gobierno cubano.

Es por esta razón que muchos medios de comunicación a nivel internacional como la BBC, the New York Times, Cubanet y El País, opinan que los cambios en Cuba no se verán reflejados a corto plazo, ya que Miguel Díaz-Canel seguirá bajo la tutela del General Castro. Sin embargo, se espera que el nuevo presidente pueda seguir adelante con las reformas anteriormente implementadas por el ahora ex presidente Raúl Castro.

Grandes retos deberá asumir el nuevo presidente, principalmente en la toma de decisiones en el ámbito socioeconómico como la posibilidad de la unificación de la moneda cubana ante la crisis económica que afecta al país, la mayor apertura de la economía cubana, el abordaje correcto a los problemas migratorios, una mayor apertura a la libertad de prensa, cuidado del medio ambiente, la libertad para salir y volver a la isla para visitar a familiares, igualdad y equidad de derechos para la población LGBTI y mejoras en la calidad de vida, entre otros (El País, 2018).

El futuro del nuevo presidente y su liderazgo son una gran incógnita, no obstante, se puede prever que si logra sacar a Cuba de la crisis económica en la que se encuentra y avanzar en la mayor apertura de libertades para sus coterráneos puede ganarse el respeto de su pueblo y de diferentes actores del sistema internacional.

Referencias bibliográficas.

Cibercuba. (18 de Abril de 2018). ¿Qué cambios hará el nuevo presidente de Cuba?, según expertos. Recuperado de Cibercuba: https://www.cibercuba.com/noticias/2018-04-18-u1-e20037-s27061-cambios-hara-nuevo-presidente-cuba-segun-expertos

De Llano, P. (18 de Abril de 2018). El Parlamento cubano propone a Miguel Díaz-Canel como sucesor de Raúl Castro. Obtenido de El País: https://elpais.com/internacional/2018/04/18/actualidad/1524069138_691013.html

El País. (20 de Abril de 2018). Cambio en Cuba. Recuperado de https://elpais.com/elpais/2018/04/19/opinion/1524157003_641471.html

Gordo, R. (17 de Abril de 2018). El “cambio de presidente” en Cuba más allá de los rumores. Recuperado: https://www.cubanet.org/opiniones/cambio-presidente-cuba-mas-alla-los-rumores/

Meléndez, J. (18 de Abril de 2018). Cuba, entre el cambio hist÷orico y la continuidad. Recuperado de El Universal: http://www.eluniversal.com.mx/mundo/cuba-entre-el-cambio-historico-y-la-continuidad

Olmo, G. (18 de Abril de 2018). Cuba: qui÷en es Miguel Díaz-Canel, el “discípulo predilecto” de raúl Castro llamado a continuar con el castrismo. Recuperado de BBC: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-43663157

Sabatini, C. (17 de Abril de 2018).Raúl Castro sale de la presidencia, pero no del gobierno de Cuba. Recuperado de The New York Times: https://www.nytimes.com/es/2018/04/17/opinion-sabatini-cuba-castro-canel/

 

Crónica de una no participación anunciada: La Cumbre de las Américas 2018

Por Sarah Castrillo Castrillo
Coordinadora de Programas
FUNPADEM

La Cumbre de las Américas es la reunión de los jefes de Estado y gobierno de América para dialogar sobre posibles soluciones a preocupaciones comunes, ampliar temas relacionados con política exterior y aclarar o iniciar diálogos en materia comercial

En este marco, la Organización de Estados Americanos (OEA), funge un rol de coordinación y de secretario técnico para el desarrollo de la cumbre. La OEA se alinea con el país anfitrión, específicamente su cancillería y de manera conjunta se desarrolla la Cumbre de las Américas.

Coordinación desde la Sociedad Civil.

La última Cumbre de las Américas desarrollada en Panamá en el año 2015 generó un proyecto de monitoreo y seguimiento a los acuerdos realizados en dicha Cumbre. Este proyecto llamado “Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas” (PASCA) buscaba fortalecer la participación de la sociedad civil camino a la VIII Cumbre de las Américas en Perú 2018[1]. El proyecto fue implementado por Redlad con el apoyo de una red de organizaciones coordinadoras por cada país de América Latina. En el caso de Centroamérica, se apoyó a FUNPADEM en Costa Rica, CECADE en El Salvador, CONGCOOP en Guatemala, ASONOG en Honduras, Red Local en Nicaragua y Alianza Ciudadana Pro Justicia en Panamá.

A lo largo de tres años el proyecto PASCA trabajó en “(…) la facilitación y la coordinación de los esfuerzos de la Sociedad civil de las Américas para lograr una acción más incidente en escenarios formales de la OEA, preparar insumos para la construcción de la agenda y el debate previo a la Cumbre del 2018 y fortalecer las capacidades de la Sociedad Civil para hacer seguimiento a los mandatos y recomendaciones de la Cumbre de Panamá del 2015.” (PASCA, 2015)

En el último año todas las organizaciones colaboradoras del proyecto se avocaron en mapear a todas las organizaciones nacionales de sociedad civil de cada país con el fin de consultarles sus opiniones en materia de seguimiento a la Cumbre de las Américas 2015, problématicas no resueltas o nuevas y posibles acciones para combatirlas y mejorar el estado del país. Las temáticas  consultadas fueron las siguientes:

Figura n.1 : Ejes temáticos del Proyecto PASCA

Screen Shot 2018-04-20 at 3.34.41 AM

Fuente: Elaboración propia con base en información de la página web oficias de PASCA. (2018)

Una vez levantada la información se procedió a sistematizarla en un solo documento que unificaba todas las temáticas por país y se formó el Foro Ciudadano de las Américas que participaría en la VIII Cumbre de las Américas.

Inscripción y participación de la Sociedad Civil en la VIII Cumbre de las Américas.

Todos los años la sociedad civil del hemisferio está invitada a participar en la Cumbre de las Américas, el proceso de inscripción es individual y  su único requisito es representar a una organización de la sociedad civil (OSC). Sin embargo la VIII Cumbre de las Américas realizó cambios sustanciales respecto a la forma en la que una organización podía participar.

El primer cambió correspondió a que las OSC debían organizarse en coaliciones de al menos 12 entidades como mínimo para poder inscribirse en la asistencia a la Cumbre. Esta inscripción no garantizaba el acceso a la Cumbre, solamente la posibilidad de inscribirse.

El segundo cambio correspondió a que OSC podían haberse organizado en coaliciones sin embargo no significaba que la coalición sería admitida, las razones que argumentaban los organizadores aún se mantienen muy diplomáticas y generales.

Finalmente un tercer factor interesante correspondía a que solamente una persona de cada OSC podría atender a la Cumbre, lo que desde no solo limita el contrapeso que realiza la sociedad civil en la cumbre (de manera estrictamente subjetiva), específicamente en materia de monitoreo, sino también lo limita en materia de presencia y observación.

Desenlace VIII Cumbre de las Américas.

A pesar de las incansables trabas que el Comité organizador de la Cumbre de las Américas impuso a la sociedad civil, un total de 26 coaliciones pudieron hacerse presentes y durante un extenso e importante espacio de 3 minutos exactos, la sociedad civil tuvo la deferencia de sus gobernantes de expresar sus principales consultas, demandas, ideas y observaciones.

Esto quiere decir que el trabajo de al menos 312 OSC (considerando el cupo mínimo de cada coalición) para poder asistir a la Cumbre de las Américas a monitorear y expresar su situación como población organizada se redujo a 78 minutos en total.

La considerada deferencia de la comisión organizadora de la Cumbre alcanzó para que la coordinadora del Foro Ciudadano de las Américas (foro al que FUNPADEM pertenece)  resumiera en 3 minutos el trabajo desarrollado durante 3 años por una red de países de todo el hemisferio.

Cabe resaltar que la organización de la Cumbre no fue el único culpable de disminuir y mermar la participación de la sociedad civil, puesto que, a pesar de que solamente la coordinadora de la coalición podía hablar en la Cumbre el resto de sus integrantes podían observar y monitorear los diferentes temas de interés por cada país. Sin embargo la coalición de OSC de Cuba procedió desde el inicio de la Cumbre (como también lo realizó en la Cumbre de Panamá) a manifestarse en contra de ciertos temas de manera tan álgida que no permitió que la Cumbre iniciara del todo. Tal fue la algarabía que la VIII Cumbre de las Américas se trasladó a un salón cerrado únicamente con la participación de los coordinadores de cada coalición.

Los grandes perdedores.

¿Quiénes fueron los perdedores de la VIII Cumbre de las Américas? Efectivamente fue la sociedad civil, puesto que no solamente tuvo una representación reducida y altamente limitada, llena de barreras para poder fungir como observadores. Sino que, además de la casi imposible inscripción, no pudo siquiera observar el desarrollo de la cumbre ya que fue trasladada a un salón cerrado y no fue transmitida por ningún medio a lo interno del hotel.

Como decía el reconocido académico salvadoreño luchador por los derechos humanos Gustavo Amaya, “vivimos en tiempos extraordinarios”. Él me comentó que la Cumbre se desarrolla como de costumbre igual que hace 20 años, pero ya no vivimos en los tiempos de hace 20 años. Y si la sociedad civil no se organiza “extraordinariamente” los que si se organizaron nos están dejando atrás.

Así que esta Cumbre de las Américas es un llamado de atención y de acción para la Sociedad Civil en general; los mecanismos de ingreso y participación están siendo disminuidos y nosotros estamos dejando que suceda. La Cumbre de las Américas es un evento relevante para todo el hemisferio incluyendo a sus ciudadanos, por lo que es crítico que no solamente nosotros lo comprendamos, pero también todas las entidades organizadoras y por supuesto sus participantes clave lo hagan también.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Participación de la Sociedad Civil en la Cumbre de las Américas. Haciendo posible el Foro Ciudadano de las Américas. Recuperado de: https://proyectopasca.org

[1] Para mayor información revisar su página oficial https://proyectopasca.org

ANTESALA DE LAS ELECCIONES PARAGUAYAS

Por Diego Acuña Picado
Asistente técnico e investigador
FUNPADEM

El siguiente 22 de abril tendrán lugar las elecciones paraguayas. Se escogerán a: 17 gobernadores, 45 senadores titulares, 30 suplentes, 80 diputados y 18 parlamentarios del MERCOSUR (Infobae; 2018), y para el ejercicio democrático el Tribunal Supremo de Justicia Electoral, indicó que un total de 4.260.816 electores fueron habilitados.  Un 31,7% de los electores (1.350.000) tienen entre 18 y 29 años, el 38,4% (1.635.000) tienen entre 30 y 49 años, mientras que el 29,5% de los votantes (1.256.000) tiene 50 años y más (TSJE; 2018).

En la primera pugna política de los partidos de los actuales candidatos a la presidencia, resultaron ganadores Mario Abdo Benítez, del Partido Colorado, y Efraín Alegre, del Partido Liberal. La disputa del Partido Colorado, giró en torno a los entonces candidatos Mario Abdo Benítez, y Santiago Peña. El primero se sobrepuso al segundo con una diferencia de más de 85.000 votos. En el Partido Liberal, Efraín Alegre resultó electo con una diferencia de más de 175.834 votos (Infobae; 2018).

Por lo señalado hasta ahora por observadores de organismos internacionales, el proceso de este ejercicio democrático en Paraguay, transcurre con rapidez y eficacia, y no deberían existir retrasos o anomalías. La Organización de los Estados Americanos (OEA), firmó un acuerdo con Paraguay para observar las elecciones presidenciales y fungir como garante del proceso electoral. Según Luis Almagro –Secretario General de la OEA- ha asegurado que el objetivo de la observación electoral tiene es promover la “integridad, imparcialidad, transparencia y confianza” del proceso electoral (europapress; 2018). Ante ello, el presidente del TSJE calificó de positivo que existieran garantes del proceso electoral como la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) en los siguientes comicios electorales del 22 de abril (La Vanguardia; 2018).

Al igual que otras democracias incipientes en América Latina, la paraguaya es incipiente, y se encuentra sujeta inexorablemente a un proceso de transición y aprendizaje. A grandes rasgos, la política paraguaya estuvo marcada de por bipartidismo durante el Siglo XX, luego de la gestación de los Partidos Colorado y Liberal posterior a la Guerra de la Triple Alianza (Uharte; 2014). Así las cosas, la dictadura del General Stroessner en el periodo de 1951-1989 marcó también las pautas del sistema político paraguayo, controlando instituciones de gran relevancia como las Fuerzas Armadas, hasta febrero 1989, cuando el general Andrés Rodríguez finalizó la dictadura con un golpe de Estado. A pesar de que la dictadura no finalizó con un proceso democrático, ni mucho menos legal, el golpe de Estado contó con validación y legitimidad social, al contar con un amplio apoyo de varios sectores de la población. Varios presidentes de la Asociación Nacional Republicana-Partido Colorado (ANR-PC), sostuvieron el poder durante la década de los noventa, hasta que luego de la presidencia de Nicanor Duarte (2003-2008), el padre Fernando Lugo, ganó los comisios en esa ocasión interrumpiendo los 61 años en el poder del Partido Colorado (López, 2016).

De acuerdo a una encuesta pagada a realizarse por el periódico La República de Paraguay a inicios de abril,  el candidato Efraín Alegre obtuvo un 46,3% de la intensión de voto, mientras que el candidato oficialista del Partido Colorado, Mario Abno Benítez obtuvo un 42,2% (2018). De resultar ganador el candidato opositor Efraín Alegre, sería la segunda vez en la historia de Perú que el Partido Colorado es desplazado del poder – anteriormente fue así en el 2008, cuando Fernando Lugo resultó ganador – (República; 2018).

El sistema político paraguayo muestra indicios de crecimiento y progreso en su democracia. Permitiendo que existan garantes y observadores internacionales en su sufragio,  implementando nuevas tecnologías en el conteo y registro de votos para sus votaciones, y sometiendo a escrutinio a sus candidatos. Si los segundos comicios electorales de la región latinoamericana, llegan a ser un proceso libre, transparente, inclusivo y participativo, representarán de manera ineludible un proceso de grandísima relevancia, demostrando que a pesar de que sus procesos democráticos son incipientes, pueden llegar a ser ejemplares para toda la región.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Benitez, R. (24 de agosto de 2017). Un total de 4.260.816 electores habilitados para las Elecciones Generales 2018. Tribunal Supremo de Justicia Electoral. Recuperado de. http://tsje.gov.py/noticias/leer/6609-un-total-de-4-260-816-electores-habilitados-para-las-elecciones-generales-2018.html

López, M.  (2014). Democracia en Paraguay: la interrupción del proceso del cambio. Cuadernos Sendes. Recuperado de: www.redalyc.org/pdf/403/40331800005.pdf

  1. (24 de marzo de 2018). Tribunal ve “positiva” presencia de observadores en elecciones de Paraguay. La Vanguardia. Recuperado de: http://www.lavanguardia.com/politica/20180324/441905406136/tribunal-ve-positiva-presencia-de-observadores-en-elecciones-de-paraguay.html
  2. (4 de abril de 2018). En Paraguay, sondeos dan ganador a Efraín Alegre para presidente. República. Recuperado de: http://www.republica.com.uy/en-paraguay/
  3. (7 de abril de 2018). La OEA firma un acuerdo con Paraguay para observar las elecciones presidenciales. EuropaPress. Recuperado de: http://www.europapress.es/internacional/noticia-oea-firma-acuerdo-paraguay-observar-elecciones-presidenciales-20180407041734.html

 

Panorama postelectoral costarricense

Por Brandon Mata Aguilar
Pasante de FUNPADEM
Estudiante de Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Costa Rica

El cuatro de febrero de 2018 se desarrolló la primera etapa de las elecciones presidenciales y legislativas en Costa Rica. Con un total de  3.322.329 electores inscritos en  6.612 Juntas Receptoras de votos [TSE, 2018a], los costarricenses hicieron valer su derecho al sufragio en una contienda que dista por completo de cualquier otra contienda electoral realizada en el país.  Estas elecciones presidenciales estuvieron marcadas por un alto grado de polarización y participación de varios actores. Esta situación se desarrolló, como se desarrollará posteriormente, debido a la posición de la población en torno a los temas que determinaron la agenda electoral como el enfoque religioso y el matrimonio igualitario.

Tras llevar a cabo la votación, quedaron electos los 57 nuevos diputados del Primer poder de la República que representarán a los costarricenses de las siete provincias del país durante el periodo 2028-2022;y se postergó la elección del próximo Presidente de la República para una segunda ronde. Los resultados no arrojaron mayor sorpresa, en ellos claramente se evidencia la ruptura de un partidismo consolidado entre las que fueron las fracciones dominantes décadas atrás, el Partido Liberación Nacional y el Partido Unidad Social Cristiana. Actualmente,  la Asamblea Legislativa electa de Costa Rica, cuenta con la representación de siete distintas fracciones legislativas (ver Gráfico 1).

GRÁFICO 1
VARIACIÓN EN LA REPRESENTACIÓN LEGISLATIVA ENTRE LAS ELECCIONES DE 2014-2018

Screen Shot 2018-04-05 at 1.33.45 PMFuente: Elaboración propia con datos de Tribunal Supremo de Elecciones (2014 & 2018b).

Como puede apreciarse, se produjo una disminución en la cantidad de fracciones representadas. En el 2014, la representación legislativa fue llevada a cabo por nueve fracciones, mientras la Asamblea Legislativa Electa tendrá representación de siete fracciones, dos menos que la anterior. Sin embargo, hay aspectos importantes que destacar. Nuevamente, la mayoría parlamentaria se le adjudico al Partido Liberación Nacional  (PLN) el cual alcanzó un total de 17 curules. Además hubo un incremento considerable en la representación del Partido Restauración Nacional, el cuál  incrementó la cantidad de diputados electos en 1300%, al obtener 13 diputados más que en el anterior periodo. Por último, el partido oficialista, y que, por los resultados obtenidos el pasado dos de abril, continúa en el poder por un periodo más, se ubicó como tercer fuerza política con un total de 10 diputados electos, tres menos que en el anterior periodo.

ELECCIONES PRESIDENCIALES

En el caso de las elecciones presidenciales, el resultado arrojó algunas sorpresas. Como era de esperar, la posibilidad de enfrentar una segunda ronda era bastante alta; sin embargo ninguno de los trece candidatos tenía el cupo fijo en la segunda ronda según las diversas encuestas realizadas por distintas instituciones.  Al final, las dos plazas fueron obtenidas por Fabricio Alvarado, representante del Partido Restauración Nacional; y Carlos Alvarado, representante del partido oficialista Acción Ciudadana. Ambos candidatos alcanzaron un porcentaje de votos del 24,99% y 21,64% respectivamente. (TSEb; 2018)

Según la encuesta del Centro de Investigación de Estudios Políticos (CIEP) presentada en diciembre de 2017; en la intención de votos de los costarricenses no figuraban ninguno de los dos aspirantes como una opción a considerar para las personas cuya intención de voto ya había sido definida.  En diciembre de 2017, según el informe presentado por el CIEP (2018; 06), la intención de voto, de la muestra, utilizada  para Carlos Alvarado representó apenas el 5% y el 3% para Fabricio Alvarado. Además dicho informe evidenció la gran cantidad de personas indecisas previo a las elecciones las cuales, para diciembre representó el 34%.

El momento cúspide que llevó a los candidatos a un crecimiento exponencial  y, de paso, los llevaría cara a cara a enfrentar la segunda ronda, se gestó el 09 de enero de 2018. Durante el día en cuestión, fue conocida por el Gobierno de la República la respuesta a una opinión consultiva presentada por Costa Rica ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) el día 18 de mayo de 2016. (Gobierno de la República, 2018)

En la Opinión Consultiva OC-24, la Corte hace el llamado a los países americanos a que se debe reconocer, sin limitación alguna, los mismos derechos derivados de un vínculo familiar entre personas del mismo sexo; incluyendo el matrimonio igualitario y los derechos y deberes conexos. Ante esta situación, la coyuntura política se polarizó en dos grandes polos. El primero de ellos, el grupo de las personas en contra de tal medida se identificaron con Fabricio Alvarado en medidas como no acatar la disposición de la Corte y que de ser necesario Costa Rica saldría de la Corte (Fabricio Alvarado citado en La Nación 2018) para lograrlo.

Por otra parte, el candidato oficialista Carlos Alvarado; con una agenda de mayor apertura en los temas planteados por la Corte, posición que cautivó y atrajo a grupos y personas pro derechos humanos y con posición positiva hacia el matrimonio igualitario e inclusión.

Acerca de esto, medios internacionales como Reuters catalogaron la inusual contienda como una especie de “plebiscito” o “referéndum” sobre la aprobación o rechazo del matrimonio igualitario en Costa Rica. El medio señala incluso que dicho tema, una vez puesto en al palestra, “dio un vuelco a la campaña y opacó por completo otros temas como la crisis fiscal o el récord de homicidios.” (Reuters; 2018)

SEGUNDA RONDA

Tras la votación del cuatro de febrero, ninguno de los candidatos a la presidencia alcanzó el 40% de los votos emitidos; por lo tanto, los primeros dos aspirantes con mayor cantidad de votos recibidos fueron los que obtuvieron el derecho de participar en la segunda ronda. En esta etapa la situación no distó de la primera desarrollada, el debate se centró específicamente en los temas de derechos humanos.

Respecto a lo anterior, la situación generó un sin fin de reacciones. Entre ellas se destaca la similitud y acercamiento de la Iglesia Católica al candidato Fabricio Alvarado por la afinidad en temas como el matrimonio igualitario, guias sexuales y la iniciativa de promover la religión dentro de las instituciones del Estado (El Mundo 2018), para posteriormente pasar a un distanciamiento generado por la animadversión del sector católico ante los crítica evangélica de figuras como la Virgen de los Ángeles. Por otra parte, se gestó, por medio de redes sociales, un colectivo denominado Coalición Costa Rica y por iniciativa social no partidaria (Chinchilla; 2018), el cuál creció de forma sustancial en sus primeras horas e involucró a miles de jóvenes con distintas alineaciones políticas. Este grupo, particularmente, se abanderó de la defensa y promoción de los derechos humanos y, especialmente, en contrarrestar las “amenazas” que el partido Restauración Nacional promovía, según su manifiesto. (Alvarado; 2018) El colectivo sin duda, se convirtió en un actor importante para dar un giro a las elecciones y consolidar el triunfo de Carlos Alvarado como presidente electo.

Tras cerrar las urnas a las 18:00 horas del 1 de abril, los resultados obtenidos dieron como ganador a Carlos Alvarado, del partido oficialista Acción Ciudadana con un total de 1.293.668 de votos obtenidos (60,66%); por otra parte, Fabricio Alvarado alcanzó 839.092 votos, lo cual representó el 39,34%. Este resultado refleja el conteo de 6.445 mesas escrutadas, lo cual representa el 97,47% del total de mesas (restó por procesar 167 juntas), según el último corte brindado por el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) (TSE; 2018c)El ahora presidente electo logró triplicar la cantidad de votos obtenida en primera ronda (439,388).  Además un punto que debe destacarse es la disminución del abstencionismo, el cual se situó en 33,54%; un porcentaje menor al evidenciado en la primera fase, el cual fue de 34,34%. Es decir, el porcentaje de participación de la segunda ronda fue del 66,46%. (TSE; 2018c)

GRÁFICO 2
COMPARACIÓN DE VOTOS RECIBIDOS ENTRE RONDAS POR LOS CANDIDATOS FINALES

Screen Shot 2018-04-05 at 1.33.56 PM

Fuente: Elaboración propia con datos del Tribunal Supremo de Elecciones (2018b & 2018c)

RETOS Y DIFICULTADES VENIDERAS PARA EL PRESIDENTE DE COSTA RICA

  1. En primer lugar, el presidente ahora electo deberá enfrentar una fuerte oposición en la Asamblea Legislativa. La fracción del Partido Acción Ciudadana, representa solo el 17% del total de diputados. Por lo tanto, será medular la capacidad de negociación y la formación de alianzas con la intención de dar fluidez a las propuestas realizadas en campaña.

 

  1. El déficit fiscal es otro de los temas medulares. Al cerrar el año 2017, el déficit fiscal cerró en 7,10%, sin embargo se proyecta que este siga en crecimiento constante durante los años venideros (Abissi 2018). Actualmente, dentro de la corriente legislativa se encuentra el Proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, el cual se discutirá mediante el proceso de “vía rápida” y el mismo pretende realizar una reforma fiscal que permita mayor recaudación de ingresos. Sin embargo, aunque se pruebe, el presidente electo tendrá que incentivar la reducción del gasto público.

 

  1. Por último la ola de violencia que se desata en el país es parte de las preocupaciones constantes. La tasa de homicidios para el 2017, fue de 12 por cada cien mil habitantes, lo cual la convierte en la más alta de los últimos años. Además el año 2018 tuvo el inicio más violento, registrando 57 homicidios en el primer año. El presidente electo tendrá que lidiar con este escenario de violencia y determinar la solución de las olas de violencia, con grandes deficiencias tanto humanas como de infraestructura en tema carcelario y de reinserción social.Referencias

 

Abissi, E. .2018. ¿Cómo reduce Costa Rica un déficit fiscal del 7%?. El financiero. 11 de febrero de 2018. Disponible en: https://www.elfinancierocr.com/finanzas/como-reduce-costa-rica-un-deficit-fiscal-del-7/AVCOCCSC2BFCXKCRAXQKIGYXTA/story/ . Accesado el 02 de abril de 2018.

Alvarado, J. 2018. Este es el manifiesto de Coalición Costa Rica: “siempre es más fuerte lo que nos une”. CRHoy. 10 de febrero de 2018. Disponible en: https://www.crhoy.com/nacionales/este-es-el-manifiesto-de-coalicion-costa-rica-leido-esta-t/ Accesado el 02 de febrero de 2018.

Centro de Investigación de Estudios Políticos. [CIEP]. 2017. INFORME DE RESULTADOS DE LA ENCUESTA DE OPINIÓN SOCIOPOLÍTICA REALIZADA EN DICIEMBRE DE 2017. Disponible en: https://ciep.ucr.ac.cr/images/INFORMESUOP/EncuestaDiciembre2017/Informe-encuesta-diciembre-2017.pdf. Accesado el : 02 de abril de 2018.

Chinchilla, S. 2018. ¿Qué es el grupo Coalición Costa Rica?. La Nación. 07 de febrero de 2018. Disponible en: https://www.nacion.com/el-pais/politica/que-es-el-grupo-coalicion-costa-rica/CAKPAW6VJ5BRPEGQG4FUJF66PQ/story/ Accesado el 02 de abril de 2018.

Gobierno de la República. 2018.  Gobierno recibe opinión consultiva de Corte Interamericana de Derechos Humanos. República de Costa Rica. Disponible en: http://presidencia.go.cr/comunicados/2018/01/gobierno-recibe-opinion-consultiva-de-corte-interamericana-de-derechos-humanos/. Accesado el: 02 de abril de 2018.

Herrera, K. 2018. Fabricio Alvarado se reúne con Iglesia Católica: En nuestro gobierno se respetará la libertad religiosa. El Mundo. 8 de febreo de 2018. Disponible en: https://www.elmundo.cr/fabricio-alvarado-se-reune-iglesia-catolica-gobierno-se-respetara-la-libertad-religiosa/  Accesado el 02 de abril de 2018.

https://www.nacion.com/gnfactory/investigacion/2018/elecciones_presidenciales/diputados/los57.html. Accesado el 02 de abril de 2018.

La Nación. 2018. Fabricio Alvarado dispuesto a salirse de la Corte IDH para que no le ‘impongan’ agenda LGTBI. La Nación. 11 de enero de 2018. Disponible en: https://www.elmundo.cr/fabricio-alvarado-dispuesto-salirse-la-corte-idh-no-le-impongan-agenda-lgtbi/. Accesado el 02 de abril de 2018.

La Nación. 2018. Los 57 del congreso. Tribunal Supremo de Elecciones [TSE]. 2018a. Controles cruzados y garantías de seguridad garantizan proceso electoral transparente. Disponible en: http://www.tse.go.cr/comunicado496.htm. Accesado el: 02 de abril de 2018.

Tribunal Supremo de Elecciones [TSE]. 2018b. Resultados definitivos. 4 de febrero de 2018. Disponible en: http://resultados2018.tse.go.cr/resultadosdefinitivos/#/presidenciales. Accesado el 02 de abril de 2018.

Tribunal Supremo de Elecciones [TSE]. 2018c. Resultados provisionales1 de abril de 2018. Disponible en: http://resultados2018.tse.go.cr/resultados2daronda/#/presidenciales. Accesado el 03 de abril de 2018.

Tribunal Supremo de Elecciones. [TSE]. 2014. Declaratoria de elección de Diputados a la Asamblea Legislativa de la República de Costa Rica para el período constitucional comprendido entre el primero de mayo de dos mil catorce y el treinta de abril de dos mil dieciocho. Acta N.º 0830-E11-2014. Disponible en: http://www.tse.go.cr/juris/electorales/0830-E11-2014.pdf

Cambios parlamentarios en Centroamérica

Emanuel Oviedo Espinoza
Pasante de FUNPADEM
Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Nacional (UNA)

El 2018 es un año llamativo en la arena política de América Latina ya que siete de los 20 países que conforman la región pasarán, están pasado o ya han pasado un proceso electoral (BBC, 2018). En Centroamérica, todos los países están configurados en sistemas presidenciales, por esto, se les suele prestar especial atención a quiénes presidirán el país en el Ejecutivo, muchas veces ignorando los resultados obtenidos en los Congresos Nacionales, que son de igual, o incluso mayor importancia para la realidad país, considerando su definición como el primer poder de las Repúblicas. Por lo cual son importantes las conformaciones de los parlamentos en la región. A continuación se señalan algunos de los principales cambios parlamentarios a nivel centroamericano.

El Salvador

En el caso de El Salvador, que cuenta ya con dos mandatos presidenciales del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) (El País, 2009), los cambios dados en el congreso muestran el descontento ciudadano con el gobierno actual del FMLN y el respaldo a la oposición, siendo el mayor ganador el partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), con 37 escaños (Diario La Huella, 2018), 5 más que en el periodo 2015-2018 (Observatorio Legislativo, SF), mientras que el partido oficialista perdió 8 diputaciones, pasando de 31 diputados a 23. Por otro lado, Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA), partido fundado en el 2010, mantuvo 11 diputaciones y se mostró también un crecimiento importante en la participación de partidos pequeños, así el Partido de Concertación Nacional (PCN) obtuvo 8 sillas en el congreso, mientras el Partido Demócrata Cristiano (PDC) consiguió tres y Cambio Democrático (CD) obtuvo 1 al igual que un diputado sin afiliación partidaria.

Cuadro 1. Cambios partidarios en la Asamblea Legislativa de El Salvador entre periodos 2014-2018 y 2018-2022

Screen Shot 2018-04-03 at 10.32.55 AMElaboración propia a partir de datos del Observatorio Legislativo de El Salvador y Diario La Huella.

Honduras

Honduras en los últimos meses ha pasado por una crisis política por la desconfianza generada debido a las elecciones generales del pasado noviembre. En la elección de sus 128 diputaciones se afianzó el poder del Partido Nacional de Honduras (PNH), el cual ha presidido el país desde el 2014 y lo hará hasta el 2021. El oficialista PNH pasó de 48 espacios en el Congreso (TSE, 2013) a 61 diputaciones (TSE, 2017), mientras que el mayor opositor, el Partido Libertad y Refundación (LIBRE) pasó de 37 escaños a 30. El Partido Liberal de Honduras (PLH) se mantiene prácticamente igual solo perdiendo un escaño y quedando con 26 diputaciones mientras que el Partido Anticorrupción (PAC) sufrió un gran golpe al pasar de tener 13 diputados a solamente una representación. Los partidos menores no tuvieron mayores modificaciones, el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD) logró tres diputaciones más que la única en el periodo 2015-2018, los partidos Unificación Democrática (UD) y Demócrata Cristiano (DC) seguirán conservando una sola diputación y el Partido Alianza Patriótica Hondureña (AP) logró ingresar al Congreso con 4 diputados.

Cuadro 2. Cambios partidarios en el Congreso de Honduras entre periodos 2014-2018 y 2018-2022

Screen Shot 2018-04-03 at 10.34.21 AMElaboración propia a partir de datos del Tribunal Supremo Electoral de Honduras.

Costa Rica

Las pasadas elecciones del 4 febrero en Costa Rica modificaron la configuración parlamentaria enormemente. En el caso del partido oficialista hasta el 8 mayo, Acción Ciudadana (PAC) contará con 3 curules menos en la Asamblea Legislativa, pasando de 13 espacios a 10. Sin embargo, partidos que hasta las pasadas elecciones no habían tenido mayor participación que un par de diputaciones actualmente se llevan buena parte de la cuota de escaños del Congreso. Es el caso del Partido Restauración Nacional (PRN) que pasó de tener un solo diputado a 14 escaños, siendo también el partido que competirá la presidencia con el oficialista PAC el próximo 1ero de Abril en la segunda ronda electoral. También así dos partidos más se suman por primera vez a la contienda, el Partido Integración Nacional (PIN) con 4 curules y el Partido Republicano Social Cristiano (PRSC) con 2. Liberación Nacional (PLN) y la Unidad Social Cristiana (PUSC), que siempre han contado con una cuota importante del Congreso también generan cambios sutiles. PLN resta una diputación, al pasar de 18 a 17 escaños y el PUSC suma 1 para contar con 9, mientras que el Frente Amplio (FA) pasa de tener 9 congresistas a solamente 1. Partidos como el Movimiento Libertario (ML), Accesibilidad sin Exclusión (PASE), Renovación Costarricense (PNC) y Alianza Democrática Cristiana (PADC) perdieron sus curules para el periodo 2018-2021 (La Nación, 2018) (Consultores Legislativos, SF).

Cuadro 3. Cambios partidarios en la Asamblea Legislativa de Costa Rica entre periodos 2014-2018 y 2018-2022

Screen Shot 2018-04-03 at 10.36.06 AMElaboración propia a partir de datos de Consultores Legislativos y diario La Nación.

Teniendo en consideración lo anterior, es importante prestar atención a los movimientos que se generan a partir de los parlamentos de Centroamérica. Estos procesos definen la realidad del país, así como sirven como una especie de termómetro de evaluación que contienen la perspectiva de la ciudadanía con respecto a los gobiernos. El único de los tres países en el que domina un partido tanto el Ejecutivo como el Legislativo es Honduras, El Salvador cuenta con una fuerte oposición conservadora en el Congreso frente a un gobierno de corte izquierda, mientras que en Costa Rica, aún es impredecible saber cómo será la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo, lo cual se definirá en la II ronda electoral, aunque desde ya se sabe que ninguno de los dos partidos tendrá control del Legislativo.

Bibliografía

Fuentes, F. 8 de marzo de 2018. Tres diputados serán definidos en conteo final. Diario la Huella. Disponible en: http://www.diariolahuella.com/articulo/politica/84-diputados-asamblea-legislativa-2018-2021/20180308113757002332.html

La Gaceta. 2013. Declaratoria de Ciudadanos Electos. República de Honduras. Recuperado de: https://www.tse.hn/web/documentos/Acu-2013/Acuerdo%20No.%20013-2013_LG-Decla-02.PDF

Ordaz, P. 2009. La izquierda llega al poder en El Salvador. El País. Recuperado de: https://elpais.com/diario/2009/03/17/internacional/1237244401_850215.html

Fuentes, F. 8 de marzo de 2018. Tres diputados serán definidos en conteo final. Diario la Huella. Disponible en: http://www.diariolahuella.com/articulo/politica/84-diputados-asamblea-legislativa-2018-2021/20180308113757002332.html

La Gaceta. 2013. Declaratoria de Ciudadanos Electos. República de Honduras. Recuperado de: https://www.tse.hn/web/documentos/Acu-2013/Acuerdo%20No.%20013-2013_LG-Decla-02.PDF

Ordaz, P. 2009. La izquierda llega al poder en El Salvador. El País. Recuperado de: https://elpais.com/diario/2009/03/17/internacional/1237244401_850215.html

2017. Elecciones Generales 2017. TSE. Recuperado de: https://resultadosgenerales2017.tse.hn/

SF. Diputados propietarios y suplentes Legislatura 2015-2018. Observatorio Legislativo. Recuperado de: http://www.observatoriolegislativo.org.sv/index.php/oal/diputados/departamento/item/1285-diputados-propietarios-y-suplentes-legislatura-2015-2018/1285-diputados-propietarios-y-suplentes-legislatura-2015-2018

SF. Diputados 2014-2018. Consultores Legislativos. Recuperado de: http://www.aselex.cr/diputados/

2 de enero de 2018. Las 6 elecciones presidenciales en América Latina que pueden redibujar el mapa político regional en 2018. BBC Mundo. Recuperado de: http://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-42521678

2018. Los 57 del Congreso 2018-2022. La Nación. Recuperado de: https://www.nacion.com/gnfactory/investigacion/2018/elecciones_presidenciales/diputados/los57.html

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Futuro Migrante en Costa Rica

Por Daniela Arguedas
Ex pasante y estudiante de licenciatura en Relaciones Internacionales en UACA.

Según un estudio realizado por el Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica en el año 2017, en donde se expone que tener condición de migrante en Costa Rica supone una gran desventaja al acceso del mercado laboral, protección social, educación, salud y al uso de programas financieros.

El estudio indica que el 26% de los migrantes no tienen título de propiedad de las tierras donde viven y solo un 4% son beneficiarios de los subsidios estatales, a pesar de representar el 9% de la fuerza laboral del país.

Esto refleja la contrariedad de lo que parte de la población piensa acerca de los migrantes, los hogares de familias que concentra esta comunidad tienden a beneficiarse muchísimo menos de las transferencias sociales del gobierno que los hogares sin migrantes, además son menos propensos a visitar los Centros de Salud que ofrece la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS); esto ocurre ya que es mucho menos probable que los migrantes tengan contratos laborales formales.

Además, el estudio refleja que esta parte de la población es un potencial foco de conflictos para el desarrollo del país, ya que las garantías ofrecidas por el Estado no están siendo cumplidas. A pesar de los esfuerzos, por parte del Dirección General  Migración y Extranjería (DGME), las distintas ONGs y la sociedad, los migrantes siguen sin gozar una inclusión plena en la sociedad.

Por ejemplo, en Costa Rica el sector agricultura se sostiene sustancialmente con mano de obra migrante y la regularización por estos trabajadores se encuentra muy atrasada en lo que acceso a servicios bancarios, salud y vivienda se trata, entre otras deficiencias.

Los migrantes también tienen menos acceso a la educación, menos opciones de recibir becas o incentivos para completar o continuar sus estudios, esta situación se presenta debido a aspectos varios como la falta documentación, la dificultad en el acceso a procesos de regularización, es importante recalcar que gran parte de los migrantes que solicitan la regularización tienen un alto porcentaje de deserción escolar y/o analfabetismo. Además, el costo monetario de la regularización es bastante alto para quien no percibe un salario mensual.

En los últimos años Costa Rica se ha convertido en un país de paso y/o tránsito para muchos migrantes que buscan llegar a Estados Unidos, siendo esta la situación, el Estado les brinda protección dentro del territorio y la documentación requerida para cruzar la frontera.

Recientemente Costa Rica se enfrenta a una nueva ola de migrantes salvadoreños  como resultado a la derogación del programa “Estatus de Protección Temporal” (TPS, por sus siglas en inglés) que finalizará en Septiembre del 2019. El programa otorgaba permiso de trabajo y residir en Estados Unidos a más de 200,000 migrantes.

Con la derogación de este programa y a la espera del futuro sobre la decisión migratoria a relación con el Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), que también ha cubierto a miles de centroamericanos, Costa Rica debería de replantearse su política pública hacia la recepción de migrantes.

La migración ha sido parte integral del desarrollo costarricense, especialmente desde los 80 años, el país se convirtió en destino para diversos flujos migratorios, los datos del Censo del 2000 muestran que un 7,4% de la población es migrante; dicha población está compuesta por personas procedentes de Nicaragua (76%), colombianos (4%), panameños (3.3%), salvadoreños (3%).

Al Estado costarricense tiene el reto de ajustar la Política Migratoria, especialmente en cuanto a la tramitología de regularización. El Estado tiene el deber de ser consecuente y autocrítico con su discurso pro Derechos Humanos y las acciones que han tomado hasta el día de hoy.

Referencias

Mayorga, G. Marzo, 2017. “Más del 12% de la población de Costa Rica está excluida” Recuperado de https://www.ucr.ac.cr/noticias/2017/07/28/mas-del-12-de-la-poblacion-en-costa-rica-esta-excluida.html

2011.Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ”Informe de Costa Rica: Flujos migratorios intrarregionales: situación actual, retos y oportunidades” Recuperado de

https://www.iom.int/jahia/webdav/shared/shared/mainsite/media/docs/reports/Informe-Costa-Rica-Flujos-Migratorios-Laborales-Intrarregionales.pdf

 

ELECCIONES LEGISLATIVAS EN EL SALVADOR

Por Brandon Mata Aguilar
Pasante de FUNPADEM
Estudiante de Relaciones Internacionales, Universidad Nacional de Costa Rica

El pasado domingo 04 de marzo, un total de 5.186.042 salvadoreños fueron convocados, por el Tribunal Supremo Electoral de El Salvador, a participar en la elección de 84 diputados y 262 alcaldías dentro de los catorce departamentos que conforman el territorio nacional  (El Mundo, (2018). La velada inició posterior a las 06:00 horas con una amplia presencia militar y policial, con el fin de garantizar la seguridad de los centros de sufragio. (Ibídem.)

El mecanismo de votación utilizado es el llamado sistema de cocientes y residuos (Teos, 2018), el cual permite votar por un número de candidatos designado por departamento, esto permite que los electores realicen su votación por la persona de su preferencia (aunque sean de diferente partido), votar por la lista completa de un solo partido o por alianzas entre partidos, si así se desea. Posteriormente, mediante una fórmula matemática se designará la cantidad de curules alcanzadas por partido, ya sea por cociente o por residuo.1 Por otra parte, para alcanzar una alcaldía es necesario solo alcanzar mayoría simple, en otras palabras, la mayor cantidad de votos válidos.

ROCE DE FUERZAS POLÍTICAS

Dentro de los principales aspectos que contempla esta jornada electoral, se destaca la recurrente contienda entre las dos principales fuerzas políticas de El Salvador; la primera de ellas, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), el partido oficialista; y, el partido de oposición, Alianza Republicana Nacionalista (ARENA). Además de estas dos grandes fuerzas políticas, participaron un total de ocho partidos minoritarios según El Mundo (2018).

Las diferencias entre ambas ideologías partidarias se han evidenciado con anterioridad.   Realizando un análisis en retrospectiva de las elecciones del periodo anterior,  se puede apreciar una similitud de fuerzas entre los principales contendientes. ARENA, el partido mayoritario y de oposición, a pesar de haber alcanzado la mayor cantidad de diputados electos en el año 2015, solo superó a su principal adversario (FMLN) por cinco diputados. Sin embargo, a pesar de tener basto apoyo electoral, ninguna de las dos fuerzas políticas fue capaz de alcanzar el “número clave” de 56 diputados (66,7 % del total), número que representa la cantidad de votos mínimos necesarios para aprobar proyectos que requieran mayorías calificadas. Incluso, ninguno de los dos partidos alcanzó, siquiera, la mayoría absoluta de 43 diputados.

En las recientes elecciones, según datos del T.S.E (Tribunal Supremo Electoral, 2018) de El Salvador, con un porcentaje de 78,5% mesas escrutadas, se evidencia que la mayoría de votos han sido para ARENA, con un total de votos obtenidos de 679,247.94053. En segundo lugar, se ubica nuevamente el FMLN con un total de 396,820.35964 votos obtenidos.

Finalmente, la tercera fuerza política con mayor apoyo fue Gran Alianza para la Unidad Nacional (GANA) con un total de
192,153.71800. Tras este panorama, ARENA nuevamente se ubica como la mayor fuerza política del Poder Legislativo. En estas recientes elecciones legislativas, ARENA alcanzó la mayoría en un total de once departamentos, incluyendo San Salvador, mientras que el partido oficialista solo alcanzó la mayoría de votos en tres de ellos.

PANORAMA ACTUAL

El panorama político salvadoreño cada vez se convierte en un escenario más complejo, algunos de los que se han evidenciado son: la dificultad de gestión para el Poder Ejecutivo y la creciente apatía  producto de la falta de legitimidad.

Tras la elección llevada a cabo el 04 de marzo, el panorama no parece ser alentador en especial para la gobernabilidad y gobernanza salvadoreña. Tras los datos divulgados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), órgano encargado de la organización y desarrollo del sufragio en este país, se proyecta que, nuevamente, será electo un órgano parlamentario con mayoría de oposición.

El actual presidente de la República de El Salvador, Sr. Salvador Sánchez, fue electo en el año 2014, y se extenderá su mandato hasta el año 2019, específicamente el 3 de febrero de 2019, fecha en el que el TSE designó como fecha para celebrar elecciones presidenciales (Rivera, 2017). Es decir, durante los próximos dos años, el Ejecutivo, tendrá que lidiar con y procesos complejos para lograr la aprobación de proyectos de ley que sean de interés para el gobierno salvadoreño. Este comportamiento ha sido constante desde el inicio del mandato del presidente Sánchez.

Para salir adelante con los distintos objetivos del gobierno, será necesario el desarrollo y puesta en práctica de las distintas capacidades de negociación de la fracción legislativa del FMLN con el fin de alcanzar la mayor cantidad de apoyo posible de las otras fracciones y así aprobar los distintos proyectos de ley que sean enviados desde el Poder Ejecutivo. Tónica que ha sido recurrente a lo largo de la administración presidencial actual.

DESCONTENTO POPULAR

En los últimos procesos electorales que se han llevado a cabo en el país, la diferencia entre las principales fuerzas políticas se ha acortado hasta alcanzar una diferencia sumamente estrecha.  En el año 2014, por ejemplo, la diferencia entre el candidato a la presidencia electo, Sr. Salvador Sánchez (FMLN) y el candidato de oposición, Norman Quijano (ARENA), fue solamente de un 0.22 puntos porcentuales, obteniendo un porcentaje electoral de 50,11% y 49,89% respectivamente. Posteriormente, como ya ha sido abordado, la mayoría parlamentaria fue alcanzada por el partido opositor ARENA, en las elecciones legislativas de  2015. Esto complicó mucho más la situación política, que ya era difícil, por lo que la gestión de gobierno se complicó aún más.

En el ámbito social, el gobierno actual se ha visto expuesto en múltiples ocasiones a manifestaciones por parte de la sociedad civil, que ha salido a las calles a protestar por la gestión actual. Por otra parte, uno de los principales factores que ha determinado el descontento de la opinión pública es las altas tasas de violencia en el país, que pese a ir en decrecimiento, continúa siendo un factor determinante.

Los puntos anteriores, reflejan una realidad que  muestra, cada vez más, ser una tendencia en Latinoamérica como lo es el auge o crecimiento de los movimientos conservadores. El próximo año, ambas fuerzas salvadoreñas participarán de una nueva elección presidencial en la cual, si se sigue dicha tendencia podría haber un cambio en el Poder Ejecutivo del país.

NOTAS

1/ Si se desea conocer información más detallada, puede acceder al siguiente enlace: La Edwin Teos. 2018. ¿Qué es el sistema de cocientes y residuos que se usa para elegir diputados? La Prensa Gráfica. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Que-es-el-sistema-de-cocientes-y-residuos-que-se-usa-para-elegir-diputados-20180303-0113.html

REFERENCIAS

CB24. (02 de marzo de 2018). Todo listo para las elecciones legislativas y municipales en El Salvador . YouTube. Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?time_continue=25&v=Atf-od0zZzI

EFE. (05 de marzo de 2018). Abren centros de votación para elegir diputados y alcaldes en El Salvador. Recuperado de: http://www.elmundo.es/internacional/2018/03/04/5a9bf9ef22601d7c208b4602.html

La Prensa Gráfica. (28 de marzo de 2015). Magistrados TSE oficializan resultados elecciones 2015. Recuperado de: https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Magistrados-TSEoficializan-resultados–elecciones-2015-20150328-0051.html

Rivera, E. (16 de 10 de 2017). TSE define fecha para elección presidencial 2019. Recuperado de: http://elmundo.sv/tse-define-fecha-para-eleccion-presidencial-2019/

Teos, E. (04 de marzo de 2018). ¿Qué es el sistema de cocientes y residuos que se usa para elegir diputados? Recuperado de:  de https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Que-es-el-sistema-de-cocientes-y-residuos-que-se-usa-para-elegir-diputados-20180303-0113.html

Tribunal Supremo Electoral. (05 de 03 de 2018). Escrutinio Preeliminar. Recuperado de:: http://elecciones2018.tse.gob.sv/#!/results?contest=5

 

 

 

Índice de percepción de la Corrupción en Centroamérica 2017

Las temáticas relacionadas a la corrupción siempre son foco de interés social; los altos niveles de corrupción en las sociedades, representan grandes amenazas a la estabilidad de los países, disminuyendo la credibilidad de la población en temas de importancia como la democracia, la justicia y la ética. La corrupción no muestra una sola cara o es característica de una sociedad específica, y no presenta exclusividad hacia algún tipo de gobierno. Esta se ha convertido en un fenómeno mundial, que afecta desde las sociedades más complejas, hasta los sistemas de mercado más simples. Y en cualquiera de los ámbitos, los resultados provocan impactos negativos.

La corrupción en un país es la suma de diversos factores asociados, que marcan el debilitamiento de las estructuras de gobernanza, uno de los principales factores es la ineficiencia de los procesos del Estado y la reducción la calidad de los servicios, lo que genera estímulos, para que las personas caigan en  actos corruptibles,  con el fin de  conseguir servicios con mayor agilidad.  Otro factor importante es la politización de las instituciones, donde el partidismo se antepone a la  lógica del desarrollo, lo que genera la eliminación de planes y programas, sin medir los impactos que esto puede causar a nivel social.

El 21 de febrero la Organización de Transparencia Internacional, realizó un análisis sobre los niveles de corrupción de 168  países. El Índice de la Percepción de la Corrupción ( IPC), analiza temas de corrupción relacionadas con libertades civiles, haciendo énfasis en la capacidad de los ciudadanos para defender sus derechos.  A continuación, se presenta una breve reflexión sobre el estado de los países Centroamericanos y cuáles son las opiniones y las probables causales de los resultados en este índice, de acuerdo a la opinión de los diarios nacionales en cada país.

De acuerdo al Agencia de Transparencia Internacional  (TI, 2017)

“En los últimos años, América Latina y el Caribe lograron grandes avances en la lucha contra la corrupción. Existen leyes y mecanismos para frenar la corrupción, mientras que las investigaciones legales avanzan y los movimientos contra la corrupción de los ciudadanos están creciendo en muchos países de la región. Sin embargo, de acuerdo con el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2017 , la región sigue teniendo una mala calificación por corrupción…”

La realidad de Centroamérica en el Índice de Percepción de la Corrupción  (IPC 2017).

Screen Shot 2018-02-28 at 4.24.20 PMçScreen Shot 2018-02-28 at 4.25.34 PM

Fuente: Elaboración Propia datos de Índice de percepción de la Corrupción.

Nicaragua

Nuevamente se mantiene dentro de los lugares más bajos con 26 puntos en una escala de 100 (donde 0 representa los niveles más bajos de corrupción y 100 los que menos corrupción presentan), este país en el año 2012 tenía 29 puntos, la percepción de la Ciudadanía sobre la Corrupción ha venido desmejorando con el paso de los años. El fenómeno de la corrupción es Multicausal, por lo que no se podría definir una sola razón, por la cual Nicaragua no mejora en índices de percepción, algunos especialistas como Urizar (2018) expresan  “… Un Gobierno que ha concentrado el poder, que ha restringido la libertad de expresión, que ha restringido el derecho de organización y la participación política de la sociedad civil…” ( La Prensa).

La lucha contra la corrupción va de la mano con democracia participativa, una sociedad donde la ciudadanía participa activamente de los procesos electorales y además cuenta con herramientas para la fiscalización de instituciones, tanto públicas como privadas, donde se cuente con legislación y auditorias constantes que demuestren la transparencia de los procesos, genera un estado menos corruptible.

Guatemala

Este país se mantiene con el mismo puntaje de los dos años anteriores, lo cual no es muy alentador sobre la situación del país, a pesar de que se han desarrollado acciones en la lucha contra la corrupción desarrollados por el Ministerio público y la Comisión Internacional contra la Impunidad (CICIG), donde se han investigado casos de grandes políticos y empresarios vinculados con temas de corrupción.

La impunidad en materia penal también genera ambientes de incertidumbre, siendo que el acceso al sistema de justicia se ve restringido para algunos sectores de la sociedad, especialmente para las minorías, que no cuentan con herramientas para la protección de sus derechos y la facilidad para denunciar actos de corrupción.

Honduras

Este país presentaba una mejora importante en el año 2015, pero de ese año a la actualidad la percepción que tienen la ciudadanía ha venido disminuyendo, el 2017  presentando 29 puntos en IPC. Algunas de las iniciativas que ha desarrollado el país es la instalación de una oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y una comisión depuradora de la Policía Nacional. Esta última de acuerdo a datos del Periódico la Tribuna en un año depuró más de 3,000 oficiales y agentes, muchos de ellos vinculados a casos de corrupción.  Hay que tener claridad que la corrupción no tienen una solución mágica, el cambio se basa en una serie de acciones que buscan generar conciencia en la sociedad y se ira percibiendo paulatinamente

El Salvador

Presentó un retroceso en el ranking del IPC, al pasar de 36 en 2016 a 33 en 2017. De las principales problemáticas a considerar se destacan el tema de la corrupción policial vinculada a las pandillas y narcotráfico,  lo cual genera desconfianza social hacia la figura que representa la primera respuesta de la ciudadanía ante las diferentes denuncias. Es aquí donde la transparencia de las Instituciones genera seguridad jurídica. La transparencia y la cercanía, de los cuerpos policiales, de manera tal que las personas estén informadas sobre las acciones que se desarrollan y puedan exigir cuentas sobre las mismas.

En la lucha contra la corrupción  el salvador ha tenido varios casos sonados durante el 2017, algunos de ellos delitos de enriquecimiento ilícito por parte de exfuncionarios, como los expresidentes Saca y Funes. Los casos sonados de uso discrecional de los gastos reservados de la Presidencia de la República.

Panamá

Este país, también presenta una baja pasando de 38 a 37 en el IPC,  algunos de los casos más sonados  de corrupción en el país fueron la revelación de los “Panama Papers” relacionado con la creación de sociedades offshore y la trama de corrupción internacional Odebrecht. Lo cual genero un escándalo a nivel mundial donde se vieron involucrados figuras importantes de varios países.

Costa Rica

Por otra parte Costa Rica  mejoró, pasando de 58 a 59 puntos, siendo la puntuación más alta en los últimos cinco años. De acuerdo al diario La Nación, Costa Rica de ubica entre los 3 mejor calificados en América Latina, después de Uruguay y Chile. A pesar de que para el proceso de recolección de información, aún no había salido a la Luz el escándalo del Cementazo. Las declaraciones brindados por la  viceministra de la Presidencia, Ana Gabriel Zúñiga al diario la Nación indican que Costa Rica todavía tiene mucho que mejorar en este tema y la forma de hacerlo es incentivando a la participación Ciudadana.

Pese a los esfuerzos que se realizan a nivel Centroamericano para combatir la lucha contra la corrupción, se requieren más acciones que incluyan enfoques multidisciplinarios por parte de los Estados. Sumado a ello se requiere un cambio de mentalidad de la población, donde seamos conscientes que el cambio se genera desde la ciudadanía, a través de la participación activa, que nos permita desarrollar un papel fiscalizador de las instituciones públicas. No siendo partícipes de los casos de corrupción, saliendo avante en la denuncia, apropiándonos de nuestras responsabilidades como ciudadanos y ciudadanas y no dejando esta responsabilidad en las manos de unos cuantos.

La corrupción debe entenderse como un fenómeno global, por lo cual las acciones para combatirla deben estar integrados por estrategias transnacionales, sumadas a las acciones estatales, que propicien el control de la sociedad civil,  los controles institucionales más rigurosos, la transparencia y  la rendición de cuentas.

Referencias Bibliográficas

Alvarez, L. (2017). La Prensa. Nicaragua entre los países más corruptos de mundo, recuperado de: https://www.laprensa.com.ni/2018/02/22/politica/2380740-nicaragua-entre-los-paises-mas-corruptos-del-mundo

Agencia de Transparencia Internacional  (TI, 2017). Índice de Percepción de la Corrupción 2017, recuperado de: https://www.transparency.org/

Cambronero, N. (2017) La Nación. Costa Rica mejora 3 puntos en índice de percepción de la corrupción. Recuperado de: Chttps://www.nacion.com/el-pais/politica/costa-rica-mejora-3-puntos-en-indice-de-percepcion-de-la-corrupcion/N4BGAHFNEZEP5FRKSSVQZKMTWE/story/

 

Anuncios